Toyota recortaría producción en Norteamérica; iniciarán paros

Porque algunos proveedores de autopartes han comenzado a fallar en el suministro de componentes, Toyota Motor Manufacturing anunció hoy en Estados Unidos que recortaría sus pronósticos de producción automotriz en Canadá y la Unión Norteamericana. La información difundida no especifica si la operación afectará también a la planta de la japonesa en Tijuana, Baja California, México.

Planta de Toyota en Alabama (Foto Toyota Motor).

El «temblor automotriz» se veía venir desde que todas las plantas de Toyota en Japón pararon por el terremoto de 9 grados Richter y el maremoto de marzo 11. Desde esa fecha todo se paralizó en el sector productivo nipón. Ello causó un efecto «dominó» en la industria automotriz globalizada, con afectaciones en más del 60% de las fábricas vinculadas con Japón.

Las primeras reacciones de la semana del 14 al 18 de marzo fueron la paralización de la producción de automóviles en varias empresas japonesas. Pero pronto, esa misma semana, vino la reacción en Estados Unidos. Paró la planta de General Motors en Lousiana.

Al Volante considera que «es de esperarse una reacción en cadena en otras fábricas no japonesas en Estados Unidos, como Ford y Chrysler en próximos días o semanas. Por tanto, son de esperarse nuevos paros técnicos que afectarán seriamente los sueldos de los trabajadores».

«El 25% de los componentes electrónicos en los automóviles provienen de proveedores de orígen japonés. El silicio usado en las pilas de los autos eléctricos sólo lo desarrollan Japón y China. Ya se imaginan qué país va a ser el ganador en este asunto y cómo se verá afectada la producción de autos híbridos o eléctricos. Pero el paro japonés repercutirá fuertemente en el proceso productivo de esa nación y de Estados Unidos, incluidas GM, Ford y Chrysler, además de las propias empresas niponas como Toyota, Nissan, Honda, Mazda, Subaru y Mitsubishi, principalmente», asegura Al Volante en su análisis.

El comunicado de Toyota Motor Manufacturing asegura que «el rompimiento en la cadena de suministro de autopartes, provocado por el terremoto de Japón de marzo 11, fuerza a la empresa a recortar la producción en Norteamérica», aseguró esta tarde la empresa a sus trabajadores y también informado a sus distribuidores.

La empresa informó a sus trabajadores de Canadá y Estados Unidos que los recortes en la producción de componentes en Japón están ocasionando que haya algunos ajustes en Norteamérica.

«Nuestra línea de suministro ha alcanzado un punto donde nosotros tenemos que evaluar la no producción como una alternativa», dijo Toyota Norteamérica a sus trabajadores de las líneas de motores y ensamble.

Reconoció, sin embargo, que los barcos con los vehículos Toyota siguen llegando a los puertos «porque tenemos una gran línea de surtimiento de componentes».

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. Que lastima, espero que pase pronto esta crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *