Producción japonesa de autos relanzará en abril 14

La industria automotriz japonesa casi parada, la tercera en importancia a nivel mundial después de China y Estados Unidos, se prepara para relanzarse este mes de abril cuando Toyota, Mazda, Suzuki, Subaru, Honda y Nissan, entre otras, estén reestableciendo sus líneas de ensamble, reacomodando proveedores y ayudando a que otros normalicen su actividad, lo que podría ser después de la segunda semana del mes.

La producción del Toyota Prius bajó sensiblemente en Japón (Foto Bloomberg).

Un proveedor de Toyota dijo a Automotive News en Tokio que fue informada por la empresa que la producción y distribución se comenzaría a regularizar después de abril 15. A Reuters le enteraron que será en abril 11. Días más, días menos, pero la situación sigue siendo crítica para la industria automotriz, ya que las repercusiones que está teniendo la paralización de los proveedores nipones están resonando a nivel mundial en otras fábricas de autos y componentes.

Akio Toyoda estuvo ayer de visita en una de las plantas de Toyota en Japón. Recorrió y se dio cuenta del estado en el que quedó uno de los complejos afectados por el terremoto de marzo 11.

Toyota no es sólo la empresa automovilística más grande de todo Japón, sino la más grande del mundo. Destronó a General Motors hace algunos años y recibe el acecho de Volkswagen para quitarle el privilegio del mayor vendedor del mundo. Por eso se habla tanto de ella y por eso las repercusiones del maremoto le traerán consecuencias que repercutirán en su posición internacional.

Los autos híbridos de Toyota como el Prius y el Lexus CT200 han bajado sensiblemente su ensamble, motivado por los faltantes de subcomponentes de las pilas de ion litio que abastece una firma nipona y que fue afectada fuertemente por el terremoto de marzo 11.

Hay que decir que 18 plantas de Toyota permanecen cerradas aún. Akio Toyoda está consciente de la grave situación que esto le acarrea a la empresa por las pérdidas millonarias, todos los días, del paro de la producción. Y no se diga sobre lo que repercutirá en la rentabilidad de la red de distribuidores, principalmente en Japón, y a nivel de los países a los que exportan más unidades, como Estados Unidos.

Otras marcas como Nissan y Mazda tienen limitada la producción debido a que están bajando los inventarios de partes y módulos que ya tenían pero que ahora ya no les han sido surtidos. En cuanto esas grandes cajas con componentes se vacíen, iniciará el paro en esas plantas y en otras donde Nissan y Mazda tienen actividad, como en Estados Unidos… y probablemente en México para Nissan.

Todas las plantas de Honda en Japón están cerradas desde abril 3. En México es obvio que la falta de abastecimiento regular de componentes provenientes de Japón, detendrá, si no es que ya lo hizo, la producción de Honda en El Salto, Jalisco, donde se producen camionetas CR-V utilitarias, pero además motocicletas, comenta Al Volante.

La producción del Parcial, un miniauto de Subaru, arrancará este jueves. Las otras líneas están en paro. Es lógico que haya desabasto de autos en estos momentos en las distribuidoras de Subaru, incluido México.

También el jueves rearranca la produccion del pequeño auto Kosai, de Suzuki, mientras la planta que se dedica a la exportación a Estados Unidos está detenida.

Mitsubishi tiene operando tres plantas en Japón pero con capacidad limitada al jueves y viernes de esta semana en que podría tener paros.

(Con información de Automotive News, Reuters y Bloomberg).

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *