Oportunidad para FIAT de hacerse del 55% de Chrysler LLC

Una persona cercana a la negociación FIAT (Fabricca Italiana de Autos Torino)-Chrysler, citada hoy por Luca Ciferri de Automotive News, dice que la europea podría hacerse no sólo del 35% de las acciones de la estadounidense, sino hasta del 55% si todo le sale bien. (En la foto el FIAT Panda).

Sin embargo esto no es la Jauja automotriz: Cuando Robert Nardelli le dijo al comité automotriz de la Casa Blanca, hace apenas un mes, que Chrysler iba con FIAT a una alianza, que la italiana tendría el 35% de las acciones de la estadounidense, que recibiría apoyo de FIAT para producir autos pequeños y eficientes, que… FIAT no dijo nada. No hubo un boletín oficial respaldando estas afirmaciones. Todo corrió por cuenta del área de relaciones públicas de Chrysler.

Cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama declaró que si FIAT quería hacer negocio con Chrysler debería aportar dinero fresco a la firma automotriz norteamericana, la italiana tampoco clamó presencia siquiera.

Tuvo que llamar Nardelli a Sergio Marchionne, presidente del Grupo FIAT para que este aceptara viajar a Detroit el mismo día del mensaje de Obama (lunes 30 de marzo) y con esta presencia se vendiera la idea a los medios y a los políticos estadounidenses de que las negociaciones FIAT-Chrysler iban viento en popa.

Pero tampoco hubo un pronunciamiento público de FIAT en el sentido de aportar dinero a la causa de Chrysler y menos de una alianza ya formal con la norteamericana.

Hasta ahora, es el primer momento en que hay una señal de que FIAT busca algo serio con Chrysler. Los lineamientos de una operación conjunta serían los siguientes.

Chrysler pide de FIAT para darle el 35% de sus acciones:

— 25% de acciones cuando el primer motor FIAT esté certificado por las autoridades nortemericanas para ser usado en los Estados Unidos.

— 30% cuando salga de la línea de producción el primer auto FIAT ensamblado en los Estados Unidos.

— 35% cuando salga de la línea de producción el primer auto FIAT ensamblado y exportado desde Estados Unidos.

Caray, esto es lo que se llama todo un compromiso. Ahora sí un plan con pies y cabeza.

Dice la nota de Automotive News que cuando FIAT y Chrysler signaron un acuerdo en enero pasado, el plan de negocios le permitía poder incrementar a la italiana del 35% al 55% su participación en la norteamericana. Este punto no fue revelado ni por los boletines de prensa oficiales de Chrysler y menos por FIAT.

Precisamente esas inconsistencias a uno como periodista le hacen ruido como para caer en las «trampas informativas» llenas de contenido publicitario y de un «publirrelacionismo» a veces lastimoso y ofensivo para quien trata de hacer un trabajo periodístico de investigación lo más científica posible.

Cuando Chrysler le dijo al gobierno norteamericano que iba a hacer una alianza con FIAT, este le facilitó $4,000 millones de dólares. Ahora, si esta alianza se vuelve seria como lo quiere Obama, el gobierno prestará otros $6,000 millones de dólares de los contribuyentes. Y eso es lo que quiere Chrysler, por eso está presionando con el imaginario de que la alianza va.

El gobierno norteamericano (a diferencia del gobierno mexicano que sí se chupa el dedo con la supuesta negociación FAW-Grupo Salinas), no cae en la trampa mediática formulada por Chrysler. Y le está exigiendo en 30 días –de los cuales ya van 7, o sea le quedan 23):

— Reducir drásticamente los adeudos de Chrysler (como lo acaba de anunciar Ford que no está en esta negociación).

— Negociar concesiones extraordinarias con el sindicato de trabajadores de la UAW.

— Volver a hacer un plan de negocio de reestructurración viable (no vaciladas).

— Demostrar que la ayuda extra de $6,000 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses van a ser suficientes para completar su reestructuración (y no salir más tarde con que necesita más dinero).

— FIAT y Chrysler deben continuar con el proceso de alianza efectiva (no vaciladas, señores).

Según la nota de AN, Alfredo Altavilla, ejecutivo de FIAT, viajó hoy a Detroit nuevamente para seguir la «ronda de conversaciones» con Chrysler con miras al seguimiento prometido a Obama en Marzo 30 pasado.

Extraoficialmente, un periodista cercano a alvolante.info dijo que Altavilla acompañó a Marchionne a la reunión en Detroit la semana pasada. Que Marchionne dijo a su homólogo estadounidense Nardelli, que «ustedes tienen que arreglar el asunto de la UAW y dejarnos el terreno firme para no padecer ningún problema ni contratiempo en los planes de negocio que hagamos». Al parecer FIAT no está dispuesta a cargar con los problemas pasados de Chrysler.

Y el contacto de alvolante.info fue más allá: FIAT no está dispuesta a cargar con las ineficiencias de Chrysler manifestadas en sus ejecutivos de cuello blanco. Todo ello como condición para seguir las negociaciones que, jura, no podrán concretarse en 23 días que restan para dar a conocer el nuevo plan.

¿Se refería Marchionne a Nardelli en la cuestión de la ineficiencia? Es pregunta.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. Ahora si que Chrysler esta de «Limosnero y con garrote».

    Hay algunas aclaraciones pertinentes, todo esto lleva un contexto y linea de tiempo, todo ha sido bien documentado por AN y otras fuentes. Cuando todo empezo, los planes de Fiat era empezar con 35% y de ahi irse al 55%, sin embargo, para que fuera una alianza rentable para Fiat, tras bambalinas algun acuerdo habia para no transpasarle la deuda de Chrysler al grupo.

    El gobierno de EUA, al saber de esta posible alianza, en una postura totalmente absurda y teniendo a Chrysler tomada por los de abajo, entra como tercero en la negociacion, y empieza a querer sacar ventaja de la situacion, para ayudarse politicamente. De ahi la tonta idea de «pedirle» a Fiat limitar su participacion a 20%, para que entonces EUA pueda «hacerle el favor» de darle a Chrysler en abonos chiquitos, y limitar sus movimientos de produccion e inventario al territorio estadounidense.

    La idea de Fiat era producir sus compactos y subcompactos en las plantas mexicanas de Chrysler, y modelos de alto costo en EUA. Este chistecito del gobierno atenta contra la viabilidad/atractivo financiero de todo el plan para Fiat. Esas metas son ridiculas, mas cuando una de ellas, por el % que Fiat queria minimo de entrada (35%), esta a por lo menos 4 años de distancia.

    Lo que pienso pasará, y hara que el gobierno de EUA se arrepienta despues, es que Fiat quiza acepte y le entre con el 20% «pedido», pero ya no buscara incrementar su partipacion, y solo vera a Chrysler como otra alianza estrategica como la que ya tiene con Ford y otras compañias. El gobierno le esta dando al traste a todo lo atractivo que la alianza tenia para Fiat.

    Si yo fuera ellos, solo buscaria la manera mas pronta de que Fiat tenga el 55% de Chrysler, sin colocarles piedras en el camino. Asi se lavan las manos con los sindicatos, y le dejan el paquete de Chrysler a alguien mas. De lo contrario es una quiebra segura, que quiza es lo que ellos quieran en el fondo. El gobierno de EUA ha manifestado abiertamente que creen en el futuro de GM, pero no en Chrysler. Matar a esta ultima ayudaria a GM y Ford en sus ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *