«No manejamos mal el asunto de Opel»: Whitacre, presidente de GM de EU

Para Ed Whitacre, presidente de General Motors Company de Estados Unidos, «no hubo mal manejo en el asunto Opel» donde la norteamericana reculó en la venta de esa subsidiaria europea a Magna. «Las circunstancias cambiaron y nosotros también», dijo a la prensa. Opel deberá dar a conocer esta  semana un plan de reestructuración.

GM Ed Whitacre presidente GMCWhitacre –la polémica figura que fue utilizada por el área de publicidad de GMC para relanzar la marca en los medios de comunicación, criticada porque correspondía a un perfil de anciano ante la necesidad de mostrar un rostro joven a los norteamericanos–, dirige una mesa directiva de 13 ejecutivos, sin olvidar que el gobierno de Barack Obama tiene intervenida a la empresa desde julio pasado.

Ed Whitacre dijo a los periodistas esta semana que General Motors no manejó mal el asunto de la venta de Opel. Afirma que las circunstancias cambiaron a favor de la firma norteamericana y esta aprovechó esa coyuntura para no deshacerse de su subsidiaria más fuerte.

Esta semana Opel en Europa dará a conocer en qué consiste el plan de reestructuración que contempla de entrada el recorte de 10,000 trabajadores en las plantas de Inglaterra, España, Bélgica, Alemania, Polonia y Rusia.

Trabajadores en Alemania que representan a tres plantas donde laboran 25,000 personas (del total de 50,000), se manifestaron la semana anterior en protesta por la reversa que metió GM en la venta de Opel, que ya se esperaba pasara a manos de Magna International.

Whitacre dijo: «El cambio de circunstancias y las condiciones económicas de la empresa» fueron lo que motivó a GM a modificar su deseo de venta.

GM está a flote gracias a la cuasi nacionalización por $50,000 millones de dólares que hizo el gobierno de Obama para rescatar a la empresa de la desaparición.

Whitacre estuvo dando una plática a estudiantes de la Universidad de Texas, a donde llegó a bordo de un Chevrolet Camaro rojo –registra Automotive News–. Hablaron de los salarios de los ejecutivos. Informó que por ejemplo Fritz Henderson, el jefe que lo apoya con la mesa de directivos, gana $950,000 dólares, un 25% menos de lo que ganaba antes que eran 1.26 millones.

Whitacre se refirió a que es necesario que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que es dueño del 61% de General Motors, quite el tope a los salarios a fin que puedan buscar a los ejecutivos idóneos en la administración de la empresa.


Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *