Llamado olvidado: 14 millones de vehículos Ford pueden incendiarse

Un llamado a reparación histórico en los Estados Unidos que ha sido parcialmente olvidado: La NHTSA está pidiendo a Ford Motor Company que llame a los 8 millones de los 14 millones de propietarios de vehículos Windstar, series E y F, Explorer, Ranger y otros modelos, a que chequen el estado del control de velocidad que, si arrojan líquido, puede causar un incendio y que no han acudido a la reparación. Sólo que son modelos que van desde 1995 a 2009. ¿A alguien se le pasó en Ford a este tremendo no llamado por 15 años de atraso? Si fueran vehículos Toyota ya estuvieran los ejecutivos en la cárcel, opina AlVolante.info.

Que los distribuidores Ford en EEUU han recordado el llamado a reparación (Foto archivo).

De los cientos de casos mundiales de llamadas a reparación (mal denominados «recall»), el de Ford Motor Company de Estados Unidos es uno de los más grandes de la historia contemporánea de la industria automotriz internacional.

La administración en carreteras (NHTSA) de ese país detectó que cientos de vehículos Ford presentan un problema de derrame de líquido de frenos a partir del accionamiento del control de velocidad para caminos con que cuentan unidades como Windstar de 1995 en adelante, Explorer de 1999 a 2009, Ranger, series E y F, entre otros.

La NHTSA volvió a hacer un llamado a Ford Motor Company de Estados Unidos para que recuerde a los propietarios de esas unidades, 14 millones fue el número de llamados originalmente hechos pero que aún 8 millones de unidades no han sido llevadas a esta reparación o revisión, a que acudan a las agencias para ser analizadas.

Pero ni el titular de la NHTSA ni la Cámara de Diputados de ese país, ha hecho un llamado a los ejecutivos de Ford para que expliquen públicamente y con televisión a nivel nacional, por qué llegaron en más de 15 años a ocultar información sobre esos defectos en sus unidades, como fue el caso de Toyota, opina AlVolante.info.

«Aquí podemos ver que la justicia estadunidense no trata con el mismo rasero a las fábricas de automóviles en ese país. Que Toyota fue sacrificada a mostrarse ante los medios de información, sobre todo la televisión, mientras a Ford le exculpan, le perdonan y le esconden sus errores abajo de la alfombra de los mismos vehículos, para rememorar aquel escándalo de las alfombrillas de los Camry con los aceleradores que permanecían presionados y aceleraban las unidades niponas sin control alguno», refiere AlVolante.info.

Y aunque Ford Motor Company de México no dice nada al respecto, Ford de Estados Unidos pide a los propietarios de un auto de la marca, que visiten www.myford.com para que vean los números de serie de los vehículos que pueden ser motivo de ser llevados a las agencias a revisión y, en su caso, reparación.

AlVolante.info invita a los compradores en México de esas unidades, a que indaguen en el sitio ya referido si son susceptibles a llevar su auto a la agencia Ford más cercana.

Luego de quejas por 72 incendios en vehículos Ford vendidos en Estados Unidos, en octubre de 2009 la empresa llamó a una revisión de camionetas Windstar y Explorer.

Sin embargo, la NHTSA reconoce que camiones de la serie E de los años 1992 en adelante, fueron llamados a reparación.

Cabe aclarar que no todos los vehículos involucrados en estos llamados, son vendidos en México. Pero la mayoría sí.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

2 Comentarios

  1. Buenos dias tengo una ford windstar 99. Al prenderla falla como si se kisiera apagar. Y el tablero no kierejalar ni el estereo ni el aire acondicionado. No sea ke se deva. Y tiratantita agua por el escape.e podria deair ke podria tener

  2. Saludos César. Es importante distinguir entre diversas situaciones y no solo publicar la nota roja que vende más ediciones (o llama más visitas).
    Caso Acelerador Toyota: El problema de los sistemas de aceleración que se quedaron pegados era conocido por la empresa desde al menos 5 años atrás, sin que considerasen necesario hacer un llamado a revisión. Hasta que comenzaron los casos lamentablemente mortales registrados en E.E.U.U. (Lamentablemente en México no tenemos datos ni quien protega a los consumidores), la oficina de gobierno en cargo: Administradora Nacional de Seguridad en Carreteras y Tráfico (NHTSA por sus siglas en inglés) realizó la investigación pertinente y aplicó el llamado masivo a revisión y las investigaciones pertinentes ya que la armadora conocía el problema desde antes. Toyota México en lugar de dar la versión real, hizo una gira mediática para anunciar que «no pasaba nada» en voz de sus encargados de comunicación.
    Caso Ford: En este caso que señalas ya hubo en su momento llamados a revisión del sistema por parte de la marca a modelos anteriores a 2003 (no 2009 como dice la nota), no se han registrado accidentes letales en E.E.U.U. por esta razón, pero muchos vehículos han asistido a la revisión y la NHTSA le pide a Ford en E.E.U.U. que reitere el mensaje para seguridad de los clientes. Por la falta de atención al llamado de los clientes es de notar que las consecuencias de esta falla no son tan graves como las del acelerador trabado (Si se pierde presión de líquido de frenos gradual notas de inmediato y lo llevas a reparar sin poner en riesgo tu integridad, si tu acelerador se queda pegado, tienes que ser muy buen conductor para frenar el auto).
    En su momento el congreso de E.E.U.U. ha llamado también a Ford para testificar sobre casos de vehículos sospechosos, como en el caso de los vehículos con llantas Firestone, donde finalmente se certificó y procedió la demanda contra el fabricante de llantas por ofrecer un producto que no cumplía con las especificaciones.
    La información sobre ambos casos está disponible en idioma inglés en nhtsa.gov.
    Respeto mucho a César y espero que mantenga su profesionalismo a ceder ante la nota fácil que genera simpatías entre los detractores de la marca pero que no aporta al periodismo serio y a una crónica adecuada de una industria tan extraordinaria como la automotriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *