Jim Press (ex Toyota), cabeza de Chrysler con FIAT

¿Ahora sí? Autorizada por la Corte Federal de Nueva York la compra de Chrysler en bancarrota por parte de FIAT el día de ayer, Sergio Marchionne, presidente del grupo italiano, nombró hoy a Jim Press como cabeza de la aventura italo-norteamericana. Press era vicepresidente de Toyota en 2007 y de Chrysler en la actualidad.

chrysler-jim-press

Alvolante.info recibió información de primera mano cuando hace más dos años Jim Press (de 62 años ahora), entonces vicepresidente operativo de Toyota Motor Co.  envió un correo a las tres de la mañana, tiempo de Japón, a sus superiores para anunciarles que renunciaba a la empresa, sin darles tiempo a reflexionar y negociar su salida. El correo fue enviado a propósito a esa hora, para no darles tiempo de nada. Los japoneses calificaron de injusta y poco leal la notificación de Press.

Cuando Jim Press pasó a Chrysler LLC en 2007 nombrado por Grupo Cerberus, tuvo que verse las caras con Tom La Sorda y con Robert Nardelli, presidente este, para enseñarles, por lo menos a este último, cómo se manejaba el negocio de los autos. Nardelli venía del sector financiero y de artículos para el hogar con Home Depot pero sin ser «cochero», como se llama a quienes han vivido toda su vida de este sector.

Sergio Marchionne, presidente del Grupo FIAT, ha declarado el día de hoy, de acuerdo a información que tomamos de un comunicado de Chrysler LLC emitido este día, que Jim Press será el presidente de la marca Chrysler para el Grupo FIAT por decisión de Sergio Marchionne.

Sin embargo, sigue pesando en el ambiente automotriz europeo ¿Cómo FIAT va a sacar adelante a la Chrysler cuando tiene fuertes problemas financieros con una deuda por más de $8,000 millones de euros a la banca privada y pública y con una estructura familiar de los Agnelli que son renuentes (como la familia Ford hace 15 años) a una globalización de la empresa?

Medios italianos comentan que un socio del primer ministro Silvio Berlusconi lo es también del Grupo FIAT pero que la mafia está relacionada con el empresario-presidente y con sus negocios de la televisión.

Las mismas fuentes refieren que al interior del Grupo FIAT hay un malestar porque la empresa esté negociando con una Chrysler en quiebra. «¿Qué se va a hacer con un muerto?», dicen y proclaman que se debió alcanzar una coinversión con otra empresa automovilística fuerte como Peugeot o una surcoreana.

FIAT todavía no quita el dedo del renglón e insiste esta semana en buscar la compra de la filial Opel de General Motors, con todo y la canciller Angela Merkel apoya la adquisición por parte de Magna International de la alemana. FIAT está fuera del negocio pese a sus declaraciones esta semana en Turín, Italia.

Hace seis semanas, en la tercera semana de mayo, cuando Chrysler LLC se declaró en quiebra en Nueva York. Desde entonces el Presidente Obama marcó como posible que la firma se vendiera a la italiana FIAT. Pero una Corte Federal suspendió temporalmente tal posibilidad por denuncias de trabajadores por pago de pensiones y distribuidores en bancarrota que esperaban justicia por una mala negociación de la firma norteamericana del Grupo Cerberus con esas personas. El mandatario estadounidense dijo que la Corte debería determinar pronto la venta de Chrysler si no ello podría significar una catástrofe. Ayer el juez determinó la viabilidad de la venta.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *