Jim Press: De Toyota a Chrysler y ahora a Nissan

James Press tomó el teléfono a las tres de la mañana hora de Tokio para decirle a su jefe que renunciaba al momento que le estaba enviando un fax a las oficinas de Toyota. Cuando el mandamás de la nipona se levantó de la cama, Jimmy Boy ya estaba despachando en Chrysler. Hoy, Carlos Ghosn nos dice en México que Press estará como asesor, como consultor, o algo así. Toda una estrategia con el veterano ejecutivo.

Ya tiene chamba.

El entonces, en 2005, vicepresidente de ventas y mercadotecnia de Toyota Motor Sales de Estados Unidos, llenaba las agencias porque muchos estadunidenses estaban convencidos del producto y, en parte, de la «magia televisiva» encargada de llenar la cabeza de los consumidores de humo y fichas técnicas sobre los productos japoneses. Viento en popa las ventas y Press presumiendo una flamante oficina al lado del presidente de la compañía en Detroit, donde la nipona tiene representación.

Y esa anécdota del telefonema al supremo en Tokio a media noche es tan real como que al otro día ya estaba sentado en Auburn Hills, pero en el edificio de cristal de Chrysler, con un poco más de sueldo de lo que pagaban los japoneses.

Toyota juzgó en su honestidad y su filosofía de vida como un acto de alta traición lo que Jim Press les hizo entonces. Pero el adiós a Chrysler fue distinto. El gobierno intervino a General Motors y a Chrysler luego de los fracasos financieros que tuvieron en los pasados 10 años. GM se sumó al plan de rescate gubernamental con la mayoría de acciones en manos del Estado (acá se le llamaba nacionalización en tiempos del priísmo imperial y autoritario). Chrysler se fue a la buena de dios con FIAT. Press fue despedido sin pena ni gloria.

Luego anduvo haciendo asesorías aquí y allá. Dando consejos a los más grandes distribuidores de automóviles de Estados Unidos. Cobrando cheques, teniendo comidas con unos y otros. Hasta que alguien le dijo a Carlos Ghosn, presidente de la alianza Renault-Nissan, que el veterano andaba suelto, sin empleo. Que era oportuno contratarlo aunque fuera como asesor comercial. Y en efecto, ahora está a cargo de ventas globales de Nissan.

Durante su visita a México, hace menos de una semana, Carlos Ghosn contestó una pregunta del reportero de Reuters sobre el particular: Palabras más, palabras menos, Ghosn dijo que Press estaba como asesor de la alianza. Pero no le prestó mucha atención ni a la pregunta ni a la respuesta.

El veterano pues, ya tiene chamba. El nombramiento fue hecho el pasado 14 de julio.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *