GM multada por no responder a NHTSA; rememoran «Memo Ivey»

General Motors Company pagará $7,000 dólares por día al no contestar las 107 preguntas que la administración de carreteras NHTSA le ha formulado y cuya respuesta sólo han sido evasivas o el «no sabíamos» de la empresa. El Memo Ivey, del 29 de junio de 1973 es traído a la mesa y trata sobre fallas en derrame de gasolina del tanque que GM sepultó y que decía cuánto costaban los accidentes mortales a la firma automotriz.

La multa no afecta financieramente a GM pero sí a su imagen ante el gobierno.

El principal reclamo de la NHTSA es ¿por qué General Motors tardó 10 años para atender una falla del sistema de encendido en 2.2 millones de automóviles afectados?

La multa de $7,000 dólares por día no va a afectar las finanzas de General Motors, pero sí su imagen ante la opinión pública y ante el gobierno que fue su principal salvador en 2008 con el dinero de los contribuyentes.

La crisis de un mes donde comenzaron comprometiéndose las reparaciones y revisiones de 2.2 millones de unidades que datan de cinco a 10 años atrás, obliga a General Motors a presentar un frente ante el Congreso de Estados Unidos y las autoridades de la NHTSA que está contra la pared, porque los legisladores ahora cuestionan también la inacción de la oficina gubernamental del tráfico, que sabía de los 14 muertos porque los autos Chevrolet se apagaban en plena marcha, dejando sin protección a automovilistas mujeres y hombres que no supieron qué hacer con un auto apagado en marcha. 14 murieron.

La gran constante de los alegatos de GM han sido «no sabíamos», «vamos a investigar», «necesitamos tiempo», mientras ocultaba documentos que los legisladores y las autoridades de la NHTSA han exigido hace un mes. Ahora con multas, obligarán a que Chevrolet acelere el proceso de entrega de papeles que le comprometen a la marca, a la firma automotriz y a varios de sus ingenieros.

El Memorandum Ivey

Edward C. Ivey, entonces ingeniero de diseño avanzado de General Motors Corporation, dio a conocer el 29 de junio de 1973 ¿cuánto tendría que pagar GM de indemnizaciones si los tanques de combustible que presentaban fugas en ese tiempo, causaran muertes? Se trataba de un ejercicio matemático que se presentó a la firma y esta prefirió ocultar ese documento y dejar pasar los accidentes que le salían más baratos que parar producción por una falla manifiesta.

Este memorandum enviado a los altos ejecutivos de General Motors en 1973, fue escondido. No se volvió a hablar del tema. Si la NHTSA o los congresistas que forman el comité para analizar los casos de muertos por autos Chevrolet, sacaran el tema a flote, muchas cabezas rodarían hoy en día.

Ivey decía más o menos lo siguiente en sus conclusiones: GM construye (en 1973) 5 millones de unidades al año, aproximadamente. Si se presentaran accidentes y se tuvieran que pagar $200 mil dólares por muerto, cada auto aportaría $2.20 dólares. El costo de los accidentes para la compañía no sería tan alto. La empresa dejó que se dieran accidentes, unos mortales, otros no, y absorbió los costos en vez de reparar los tanques de gasolina de sus autos y camionetas en 1973.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *