El BYD e6 chino en Detroit y la orientación a la venta del salón

El Salón de Detroit está más orientado ahora a la venta que a la educación de los 714,137 visitantes registrados en la edición 2010. Las empresas quieren vender más que dar muestras altruistas de sus productos. La imagen ha mejorado. Por los pasillos se encuentran cargadores para autos eléctricos y ese es el afán de los organizadores: Ofertar algo nuevo para el visitante. Este 15 abre al público con el BYD e6 eléctrico hecho en China.

BYD e6 eléctrico hecho en China comenzará su venta en EEUU en 2012 (Foto archivo).

Se han realizado desde el lunes y hasta ayer martes los dos días de prensa. Fueron presentados cerca de 30 nuevos vehículos y 20 prototipos. Destaca en el Salón de Detroit la presencia de la única empresa china BYD que está exhibiendo su auto eléctrico e6 que, juran, se comenzará a vender en el sur de California a partir del año entrante 2012.

Por cierto BYD también quiere equipar a autobuses citadinos de la ciudad de Los Ángeles (con acento porque es palabra castellana, esdrújula,  del lugar que alguna vez perteneció a México), y podría montar en esa localidad una planta de autos eléctricos. ¿Qué tal?

Aquí hay que hacer un paréntesis para decir que los chinos están muy adelantados en materia de pilas eléctricas para automóviles (en México ya se venden autos totalmente eléctricos aunque algo caros por el arancel de importación que se tiene que pagar). Pero no están tan avanzados como Nissan, Toyota o Honda en esa materia, aunque sí sacan ventaja a los productores estadunidenses.

La feria de Detroit sufrió un revés en 2008 con la crisis financiera internacional que iniciaron las dos casas especuladoras más grandes del mundo y que sucumbieron ante los malos manejos de sus ganancias y sus operaciones en general. Todavía en 2009 no tenía el esplendor de los años 2000 cuando la industria vendía 16.1 millones de unidades al año (en 2010 cerró con 11.5 millones vendidos).

Una baja productiva dejó sin empleo a nueve millones de estadunidenses. Es este escenario el que precede al Detroit de 2011. Un salón con más asistencia (que bajó históricamente a a 714 mil y que este se espera que sea el de la mejor asistencia posible.

Los periodistas estadunidenses elegieron al Chevy Volt estadunidense como el Auto del Año. Lo hemos vivido en carne propia al asistir al salón de Detroit y ver quién conforma ese pull de participación periodística, según ellos de «Norteamérica», donde debiera estar entonces México como parte de Norteamérica, pero no. Por tanto, y para despistar a los incrédulos medios como Al Volante, una que otra vez le dan el premio al Génesis de Hyundai (hace unos años) y meten en la terna a Nissan Leaf que no ganó. Bueno, ya sabe usted por qué ganan tan seguido los autos hechos en Estados Unidos premiados por la prensa estadunidense.

Por cierto la camioneta del año fue la Explorer de Ford, también estadunidense. ¿Quedan dudas?

Del 15 al 23 de enero el Salón de Detroit estará abierto al público luego que pasaron los días de prensa y el día de los industriales (fiestas privadas para medios y ejecutivos de la banca, el comercio y la industria de Estados Unidos). Vamos a ver ahora sí qué reacción tiene el consumidor estadunidense sobre lo que el salón le presenta.

Lo que llama la atención es el excesivo optimismo que la venta de 11.5 millones de unidades trae para los industriales y lo quieren hacer palpable ante la prensa. Algunos que no analizan el factor económico de EEUU con el déficit más alto de su historia, la amenaza de un necesario rescate de Portugal como el tercer país de Europa en crisis de bancarrota que puede contaminar a Norteamérica, se han ido con la finta de la «recuperación», sin saber que los analistas serios y realistas (son juzgados como pesimistas), prevén otro enfriamiento de la economía de Estados Unidos que le traerá otra vez una baja de producción en el sector de los automotores. Ya veremos cómo inicia el primer trimestre de este año. Repiten los sonrientes ejecutivos en Detroit una y otra vez: «Estamos en una franca fase de expansión en estos momentos».

Un total de 4,536 reporteros del mundo cubrieron Detroit el año pasado. Este año asistirán más, se espera, porque hay la enorme inquietud que el gran elefante gringo despierte de su letargo de dos años. Aunque hay reporteros que ya han tenido que pagar su boleto porque las empresas automovilísticas no tienen tantos recursos para cubrirles viaje y comidas como antes. Así que, cuando un comunicador le diga a usted que asiste a París, Detroit, Tokio, pregúntele si él cubrió sus gastos o fue de «gorrita café».

Y si quiere saber quiénes ocuparon la mayoría de los 750,000 pies cuadrados de exposición en el Centro Cobo, le puedo decir que fueron Ford, GM y Toyota. Ahí nomás para que sepa usted quién manda en esto de la industria automotriz estadunidense.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. quisiera que hablaran mas a detalle del nuevo civic, cuando sale a venta y caracteristicas, y tambien del sustituto del aveo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *