Distribuidor chino Pangda salva a SAAB con $110 mde

Con un cheque de $110 millones de euros, el mayor distribuidor de automóviles de China, Pangda Automobile Trade Co. Ltd., salva a la marca sueca SAAB que compró la holandesa Spyker Cars a General Motors. A punto de hundirse la fábrica que inventó y perfeccionó el turbocompresor, los chinos voltean a la sueca para conquistar mercado y para llevarse parte del conocimiento de fondo de la ingeniería acumulada.

Se salvó de la bancarrota y ahora los chinos la salvan de la quiebra (Foto archivo).

SAAB, la Fábrica Sueca de Automóviles, fue una ente independiente hasta los años 90. General Motors mostró su deseo de poseerla para ampliar su portafolio de productos sobre todo en Europa. Pero la bancarrota de GM en 2009, marzo, la movió a venderla. Fue entonces que la empresa peligró su futuro hasta que un grupo de inversionistas holandeses, Spyker, la rescató.

Pero la salvación no duró mucho tiempo. Los holandeses mostraron en el último trimestre del año pasado que había preocupación por la liquidez de la firma ante una caída brutal de sus ventas.

Así se tambaleaba hasta abril cuando el gran grupo chino distribuidor de autos, Pangda Automóviles, le apostó $110 millones de euros para inyectarle fluidez.

Sin embargo, el asunto no es tan fácil para que los capitales fluyan. Tienen que dar un visto bueno el gobierno sueco que tiene intereses en la operación, el gobierno chino que quiere ver viabilidad del proyecto y que se cumplan los preceptos de un sistema mixto con participación estatal y el Banco de Europa que también pone requisitos.

Spyker Cars NV de Holanda, dijo hoy lunes que la operación todavía tiene que entrar en un proceso de revisión por parte de varias instancias.

Víctor Mueller, director de Spyker Cars, se reunió hoy con periodistas a quienes dijo que la china Pangda Automobile Trade Co. Ltd. tiene el interés de comprar parte de SAAB con $30 millones de euros de entrada y luego aportar el resto de un importe total de $110 millones de euros.

SAAB será china dentro de poco, al igual que Volvo, pero esta última propiedad de Geely, fábrica de automóviles.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. ¡Ni hao!

    Eso chinos dominarán el mundo dentro de poco.
    Así que no queda más que empezar a aprender mandarín.

    Respecto a la comrpa de SAAB, los chinos están haciendo algo que les ha funcionado perfectamente: copiar y en este caso adueñarse de la tecnología de otros. Hay que reconocer que lo han hecho bastante bien y están dando pasos gigantezcos para competir con los grandes.

    Ojalá esto resulté en mejores productos para el consumidor.

Responder a Alex Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *