Consejo Automotriz EU (CAEU) expulga a armadoras en Detroit

Hoy lunes los miembros del Consejo Automotriz de Estados Unidos (CAEU por sus siglas en español) buscaron en cajones y expulgaron en archivos de General Motors y Chrysler LLC para conocer sus planes sobre autos eléctricos, híbridos y otras tecnologías que estas empresas piensan ofrecer como una oferta atractiva a un consumidor que los rechaza por el retraso en el que cayeron y que es el causante directo de su casi bancarrota si el 31 de marzo no dan muestras de lograr ser solventes.

Durante esta mañana llegaron a las dos empresas en Detroit el grupo de funcionarios y ejecutivos que conforman el Consejo Automotriz que el presidente Obama pidió que se formara para que analizaran si los préstamos del gobierno ayudarán a sacar adelante a las dos empresas en la casi quiebra, General Motors y Chrysler LLC. En eso están. Hoy estuvieron con una comitiva de cada empresa preguntando, indagando qué planes tienen para salir adelante. Los ejecutivos de las dos marcas, por separado, claro, dijeron que van a implementar programas de autos eléctricos e híbridos.

El CAEU no se deja llevar por la primera impresión. Expulga, investiga a fondo si estos planes son serios, viables y existentes (ya en años pasados se vio que los planes de ese entonces no pasaban de ser bosquejos que nunca se concretaron ni fueron viables, ¿Qué estaría haciendo Rick Wagoner entonces al respecto?).

Reuters reporta hoy que las pérdidas de General Motors alcanzaron el año pasado $30,900 millones de dólares, una cantidad muy alta como para que el gobierno de Obama diga «sí, no te preocupes, te ayudo». No. Ahora las cosas no van a ser tan fáciles porque Obama parece ser un presidente más comprometido con la gente y su propia crisis que solamente con las empresas.

Las pérdidas de Chrysler LLC fueron de $8,000 millones de dólares, pero es una empresa de menor tamaño a GM.

Las entrevistas de hoy por parte del consejo del gobierno también sirven para confirmar si es cierto lo que las dos armadoras dijeron en la junta de febrero 17 pasado cuando les fue entregado un fondo de $17,000 millones de dólares. Ahora piden $22,000 millones más. Casi nada.

Cuatro senadores norteamericanos dijeron en la junta del Congreso, en febrero pasado, que no tenía caso apoyar a la industria porque de todos modos irían a declararse en quiebra y despedir gente, lo que según en teoría se quería evitar con los préstamos. Se les dio dinero, despidieron gente. Ahora hay una tercera vía que proponen los mismos congresistas: Que ambas empresas se declaren en quiebra y se reestructuren rápidamente amparados en el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras. Las empresas no quieren, pero parece ser la única salida para que sobrevivan.

Hoy en Warren visitaron la planta de GM donde manejaron el modelo eléctrico Volt. El consejo automotriz se hizo acompañar de Steven Rattner, un financiero de Wall Street, y Ron Bloom, experto en la reestructuración de empresas, quienes van a ayudar al CAEU a ver si los proyectos de las dos compañías son viables, además de subirse al auto y dar unas vueltas por las calles de Detroit.

Rattner y Bloom tienen el compromiso ético de no mentirle al consejo automotriz sobre lo que vean en estas visitas. Deberán dar su punto de vista «objetivo» sobre si los proyectos presentados como este auto eléctrico Chevrolet Volt a producirse en serie en 2010 van a ser proyectos viables o van a caer las dos empresas en fracasos como en el pasado (por algo están a punto de la bancarrota).

De acuerdo a Reuters, estos dos ejecutivos se entrevistaron en el centro tecnológico de GM con Richard Wagoner, Fritz Henderson y Ray Young, presidente, vicepresidente y encargado de finanzas, respectivamente.

Luego se trasladaron a la planta de Warren de Chrysler donde se producen las camionetas pickup. Allí platicaron con Robert Nardelli, Tom LaSorda, Jim Press y Ron Kolka, presidente, vicepresidentes y responsble de negocios, respectivamente.

También tuvieron encuentros con miembros del sindicato UAW para hablar sobre los aspectos laborales de los planes de rescate de GM y Chrysler presentados en febrero 17 al consejo automotriz.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *