Cierra fábrica de Tata en España; obreros al rescate

La parte sindical de Tata en España acusa negligencia de la dirección de la firma de carrocerías y tractocamiones «que dejó morir a la empresa sin hacer nada». Oficialmente Tata Hispania ha cerrado sus operaciones de una mediana fábrica localizada en Zaragoza, dejando sin empleo a 300 obreros quienes exigen un autocontrol de la empresa ante el gobierno.

Tata Xenón doble cabina (Foto Tata Motors).

Tata Hispana registra una baja considerable de su penetración de mercado en España, pero la parte sindical afirma que, en el momento que comenzó el descenso, se avisó a la empresa de la situación y que la dirección no llevó a cabo ningún plan para incentivar las ventas, conscientes claro de la difícil situación de la economía del país y de la disminución de la capacidad adquisitiva de los compradores que han dejado el automóvil nuevo como compra obligada, atendiendo la sustentabilidad de sus familias y las hipotecas cuyo vencimiento han hecho a decenas de personas suicidarse al no poder pagarlas. Los bancos se quedan con las casas pero siguen cobrando a las familias los dividendos e intereses generados por el atraso en los pagos.

Tata Motors, la principal empresa de India, inició la operación en España con una mediana fábrica en Zaragoza, con 300 operarios. Allí produce carrocerías y autobuses (llamados autocar). Aunque su participación no era trascendente, el cierre de operaciones no sólo le hace perder el empleo a los directamente involucrados sino a las pequeñas y medianas empresas que le surtían la materia prima (commodities).

Recientemente Al Volante entrevistó al director de Jaguar Land Rover de México, Joseph ChamaSrour, quien dijo que Tata (la dueña de las dos marcas europeas de autos de lujo y camionetas) no se interesa por el momento en vender a México, poniendo énfasis en las condiciones del mercado mexicano que tiene una venta promedio de un millón de unidades al año con una población activa de más de 40 millones de compradores con un poder adquisitivo cada vez más a la baja.

Algunos importadores trajeron a México unidades Nano, producidas en India, con el fin de vislumbrar si habría mercado para este tipo de unidades baratas. Expertos acusan falta de potencia de la unidad para caminos mexicanos, así como implementos de seguridad limitados.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *