Caen 12% ventas de marzo en EU; pega a México

Las ventas de la industria automotriz en Estados Unidos cayeron en promedio 12% en la Unión Americana el pasado mes de marzo con un millón 360,000 unidades, teniendo los más fuertes descalabros GM, Ford, Toyota y Nissan y con avances para Chrysler y Honda. Los impactos negativos afectan la producción de exportación de la industria automotriz de México.

Dodge camiones

Chrysler en cambio subió sus ventas 14.4% en marzo y ensambló 166,386 unidades.

La situacion económica de Estados Unidos está orillando a los consumidores estadounidenses a mantener su anterior automóvil o camioneta y si necesita adquirir uno, lo hace por aquellas unidades de mayor ahorro de combustible, por lo que los coches grandes se están quedando en las agencias y los compactos tienen más demanda en marzo.

De acuerdo con datos publicados por Automotive News, el conjunto de la industria en Estados Unidos cayó 12% en marzo pasado, pero en el primer trimestre de enero a marzo la caída fue del 8% promediando a todas las marcas que concurren en ese mercado con la venta de tres millones 580 mil unidades.

Chrysler fue de las pocas marcas que registraron incrementos en sus ventas con 19.4% y el ensamble de 166,386 unidades en los tres países del TLC (Canadá, Estados Unidos y México). De enero a marzo su crecimiento fue de 15.5% principalmente con mayores ventas de camionetas pikcup hechas en Ramos Arizpe, Coahuila, mientras que del modelo Journey, ensamblado en Toluca, Estado de México, el éxito no ha sido el esperado dado que se trata de una unidad con alto consumo de gasolina.

Ford cayó 14.1% en marzo. Vendió 129,063 camionetas ligeras contra 156,036 de marzo de hace un año. La baja de ventas en el primer trimestre es del 9%. La entrada del nuevo Focus europeo palió en algo estas disminuciones ya que el público en Nortemérica se está comenzando a concientizar de la necesidad de cambiar sus «lanchas» de ocho cilindros por vehículos muy bien diseñados en Europa y eficientes en el consumo de combustible. Iguales resultados dieron el Fusion hecho en México y el Escape que es una camioneta compacta que ha comenzado a rendir frutos al aumentar 12% sus ventas.

Podemos adelantar en esta nota que los próximos tres meses serán determinantes para la industria automotriz norteamericana y, por ende, la mexicana que depende en un 75% de aquella. México ha comenzado a diversificar sus exportaciones hacia Europa, zona en la que está logrando cada vez más influencia por calidad y precio. Nissan Mexicana y Volkswagen de México son nuestros mejores representantes en el viejo continente.

General Motors ensambló en marzo 282,732 unidades en América del Norte (chistoso porque los gringos ven a México como parte de su mercado natural). Las ventas del mayor fabricante estadounidense bajaron casi 19%, uno de los descalabros más fuertes en toda la industria. El segmento de camiones bajó 22.4% y el de autos 7.6%. La comercialización de GM en el primer trimestre cayó casi 11% siendo uno de lo más altos en pérdidas.

Con todo lo anterior, GM tiene el pronóstico de vender a nivel mundial entre 15.3 y 15.4 millones de unidades por su dinámica presencia en mercados emergentes como el de América Latina, región siempre menospreciada y que ahora es la esperanza para aumentar sus ventas.

Honda es de las pocas marcas que ha crecido en un ambiente triste para las ventas automotrices norteamericanas. Subieron 3.2% en marzo pasado sus ventas aunque de enero a marzo sólo fue un ascenso del 0.4%.  Los modelos Civic y Fit han sido los más demandados de la marca en Estados Unidos, pero la percepción pública no podía ser mejor.

Nissan cayó 3.8% en marzo en Estados Unidos y de enero a marzo 3.3%. Aunque sus modelos más demandados han sido los medianos (pequeños para la Unión Americana) como el Versa (Tiida en México), se comenzó a registrar una curva hacia abajo por lo que la planta de Nissan Mexicana que lo produce ha tenido que ajustar su producción con dos semanas de inactividad que significaron 15,000 unidades menos no exportadas a Estados Unidos.

Toyota bajó 10.3% en marzo y es la baja más sensible para las firmas japonesas. En el trimestre la baja ha sido de 5.6% que le ha pegado a sus modelos grandes como las camionetas todo-terreno, mientras los de mayor demanda han sido el Camry con ventas récord en marzo y el Prius con motor eléctrico, del cual también han crecido las ventas.

Para México esta situación de Toyota no tiene gran impacto, ya que la pequeña planta que tienen en Tijuana arroja alrededor de 50,000 unidades al año, perfil muy bajo dentro de la plataforma fabril mexicana. La japonesa ha decidido construir una planta en Canadá y no en Mëxico, lo que nos presenta un escenario gris para la firma en nuestro país, al perder la fuerza que tiene una armadora establecida en el territorio nacional.

Finalmente VW tuvo un crecimiento de ventas en Estados Unidos de 7.8% en marzo pero en el trimestre cayó 0.7%. El Jetta (Bora en México) ha sido de los mejor recibidos con un crecimiento del 19% lo que garantiza su producción en la planta de Puebla, México, así como su crecimiento.

VW vendió 8,630 en marzo en la Unión Americana y produjo en México en el mes 19,587 autos.

 

 

 

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *