A pedir fiado 10,000 operarios de General Motors en el orbe

Hace un año no Calderón sino los algunos compañeros del medio me decían «catastrofista» ante el seguimiento que daba a los acontecimientos de las grandes armadoras que iban hacia abajo, hacia abajo cada vez más. Hoy esos vendedores de buenas noticias se tragan sus acusaciones y se olvidan de sus vanales convicciones: General Motors Corporation anunció este día en Michigan que despedirá a 10,000 trabajadores más en sus plantas ubicadas en diversas partes del mundo. Ello, a punto de anunciar un plan, la semana entrante, el 17 de febrero, ante el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que quiere ver la justificación de haberle prestado con abonos chiquitos al estilo Elektra, los fondos que le permitan salir adelante con el negocio.

La anterior decisión, anunciada hoy por la firma en un comunicado de medios, representa dar de baja dentro de la compañía, a nivel mundial, al 14% de su fuerza laboral total. Estas 10,000 cabezas representan a 10,000 familias que dentro de un mes no tendrán dinero para sus alimentos, ni para sus hipotecas, pagar la tarjeta de crédito y tendrán que vender el auto que la compañia les dio hace poco.

De 73,000 empleos que la compañía presumía en sus comunicados de medios en letras chiquitas al final de cada boletín, tendrá que reducir a 65,000 con miras a ver si no es necesario ajustar aún más esta cifra. Claro, eso no aparece en el documento.

De los 29,500 que todavía trabajan en GM, 3,400 deberán buscar trabajo en un país donde la recesión hizo irse al paro a medio millón de personas, sólo en el país «más desarrollado» del mundo, en un mes. Pero la verdadera noticia es que «los intocables» de cuello blanco que despachan en el edificio Renacimiento de Detroit, por fin van a ser presas del ajuste, al estilo Obama, al estilo AMLO en México, y les van a bajar el sueldo entre un 3 y 7% que no es mucho pero que demuestra la desesperación que cunde en esa industria. A otros ejecutivos menores les reducirán de plano el 10% su sueldo mensual.

Todo lo anterior se hará efectivo a finales de año pero el 1 de mayo, día en que mundialmente se celebra al trabajo, paradójicamente se anunciarán más despidos.

Como las grandes decisiones de la firma se toman en Estados Unidos, habrá que esperar las directrices que ya fueron ordenadas para Europa…y para México.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *