Sin resolver la verificación de autos en la frontera: ¿Qué pasó Hacienda, Semarnat, SE?

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz envía hoy un comunicado congratulándose del trabajo del SAT con la baja en la importación de autos usados provenientes de Estados Unidos. Lo que no menciona es que está pendiente y urge la verificación de autos en la frontera. ¿Qué falta para implementarla? De eso no hablan las asociaciones.

Autos importados no verifican. ¿Por qué? (Foto de archivo).

En las comisiones integradas para el funcionamiento de la industria automotriz en México, ni el SAT a través de la Secretaría de Hacienda, ni la Secretaría del Mejoramiento del Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat; pero tampoco la Secretaría de Economía, responsable del sector de automoción en el país, han hecho algo concreto para que el viejo concepto de “Verificación de autos en la frontera” se haga una realidad.

¿Por qué no se someten los autos importados a verificación?

Un destacado analista en México, que omite su nombre para evitar que lo linchen, nos dice: “Ese decremento en la importación será más sobresaliente si se implementa una de las actividades -que requieren inversión, es cierto- que no entiendo la tardanza en su aplicación y es: “la verificación vehicular en frontera”, aplicable para todos los vehículos usados a importarse, tanto de manera definitiva como temporal y para cerrar el círculo, debería hacerse también para los llamados “vehículos fronterizos” que al igual que los temporales se ven circulando en el interior del país después de vencerse su temporalidad. Con esa actividad, la prácticas de certificados de no contaminación apócrifos que presentan los importadores al importar el vehículo se eliminaría de una manera definitiva.”

Intereses de diputados del PRI que son importadores en la frontera, corrupción en los servicios de aduanas, malas prácticas para implementar los centros verificadores honestos y sin cochupos, así como un gobierno mexicano que se hace sordo para no invertir en la materia, son los elementos que han impedido por largos meses, que una norma regule a los vehículos en la frontera, nos dice.

Eso sí, si un auto en la Ciudad de México se atrasa en la verificación, todo el peso de las caras multas caen sobre el propietario. Y la frontera llena de corruptos funcionarios e importadores que también son funcionarios, sin moverse en el tema de la verificación.

Así que hablar de un “bien por el SAT” por detener la importación de autos usados, pues es relativo, porque lo imprescindible se vuelve retardatario.

Léa también

General Motors y UAW llegarían a un acuerdo para terminar la huelga este miércoles

Fuentes allegadas a Reuters revelaron este martes 15 de octubre que la automovilística General Motors …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *