Sombra de nueva crisis sobre Salón de Detroit que arranca esta semana

Que el Salón de Detroit pueda mostrar un panorama más brillante para la industria está difícil. Pesa sobre él la sombra de una amenaza de nueva crisis que podría afectar a México en su producción. Al Volante considera que el ensamble de vehículos para el año entrante volverá a descender tanto en Estados Unidos como en nuestro país. Mientras, el lunes se elige al Auto del Año donde Chevy Volt, Ford Focus y Nissan Leaf llevan delantera.

Ford Focus eléctrico, a la final del Auto del Año en Detroit (Foto Ford EEUU).

Muchos analistas quisieran demostrar que la industria automotriz en Norteamérica, y por ende la mexicana ligada a ella, está por mejorar su condición dadas las estadísticas que se alcanzaron en 2010 con ventas por 11.5 millones de unidades. Pero 2011 no podrá ser un año «tan brillante» como en 2010, como dicen esos optimistas de corbata rosa.

El hecho que 2010 haya sido un año «bueno» (entre comillas porque estamos lejos de haber alcanzado los 16.1 millones de unidades de hace apenas cinco años atrás en Estados Unidos), no significa que el 2011 lo será. Porque el gran déficit presupuestal pesa sobre la economía estadunidense, porque China está invadiendo todos los mercados con sus productos comprando deuda de los países europeos y manejando una gran reserva en dólares superior a la de la Unión Norteamericana. Porque si baja la producción y ventas en EEUU a México no le va a ir bien este año en la producción hacia la exportación.

Detroit es el punto neurálgico de la industria automotriz de Estados Unidos. Su salón es el más importante para América. El segundo es el de Brasil, país que ha superado a México y a Canadá en su producción de automóviles. Pero pesa sobre Detroit no sólo la nieve que hace tan difícil la vida diaria en estos meses, sino la gran sombra de la crisis que puede regresar con todo su peligro sobre la que ha dejado de ser la mayor economía del mundo, muy pronto superable por China.

Digamos, en apego a la verdad y sin falsos optimismos, que el Salón del Automóvil de Detroit mostrará el cierre de un año que fue «bueno» para la industria automovilística de ese país, pero que a partir de Detroit se establece el parteaguas entre las buenas noticias y los graves riesgos económicos que pesan sobre los planes de expansión de esa industria que mueve al gigante del norte.

Al Volante pronostica que el año 2011 registrará una baja en la producción de automóviles en Estados Unidos y en México también.

Este pronóstico se basa en los parámetros establecidos por los economistas en Estados Unidos que prevén una baja en el dinamismo de la economía de ese país para el segundo semestre del año. El grave déficit presupuestal del gobierno de Barack Obama y la amenaza de la crisis de algunos países europeos como Grecia (recién rescatado), Irlanda (también salvado), Portugal, España e Italia, son elementos que pesarán sobre las empresas estadunidenses en el viejo continente. China y su supremacía por el mayor número de divisas en el mundo capaz de dominar e inclinar la balanza de dólares hacia su lado, son elementos que hacen preveer que la desaceleración económica en Estados Unidos está por llegar y por ende la producción volverá a bajar.

Esa falta de dinamismo en Estados Unidos traerá consecuencias para México. Al Volante creé que la baja de ensamble para 2011 en nuestro país será de un 3 al 5%.

El Salón de Detroit muestra los autos eléctricos de Ford con su Focus que tiene una capacidad de carga de baterías a la mitad de lo que lo hace, dicen, el Nissan Leaf; GM con su Chevy Volt y su motor eléctrico que funciona en casos extremos de falta de energía eléctrica con un motor 1.4 de combustión interna (¿dónde está el escape?) pero haciendo funcionar al mismo eléctrico, algo sorprendente que demuestra por qué ahora Renault tiene una fuga de información para los chinos (la guerra de las baterías).

Júrelo, el tema del lunes en el viejo Centro Cobo donde se exhibe el salón, será el espionaje a Renault.

Detroit tiene a varios vehículos anotados para Auto del Año por la prensa estadunidense (aquella que unas veces vota por sus propios vehículos y otras por los japoneses para despistar a los enemigos). Entre los finalistas anote al Focus eléctrico, al Chevy Volt y al Nissan Leaf. ¿Cuál ganará?

Habrá 30 lanzamientos de los cuales daremos cuenta en este espacio.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Un comentario

  1. Interesante artículo, pero en http://online.wsj.com/article/SB129468177406474649.html?mod=WSJS_inicio_MiddleTop
    dice que esperan que el mercado aumente.
    A fin de año sabremos quien tuvo la mejor bola de cristal

    saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *