Desploman ventas de Ford -20.5% en EU

Las ventas de la industria automotriz en Estados Unidos en septiembre tuvieron contrastes, pero la caída de Ford en -20.5%, debido principalmente a una pérdida del mercado de camionetas familiares, es de preocuparse.

Ford Verve prototipo

Ford Verve prototipo, sustituto del Fiesta para 2009. Algo qué aprender en las compras del consumidor estadounidense.

Dicen los voceros de Ford Motor Company a la agencia AP que esta caída del 20.5% ya era de esperarse porque se dejaron de vender unidades a las compañías de alquiler. Lo mismo hicieron General Motors y Chrysler y su descenso no fue tan terrible.

General Motors tuvo ventas en septiembre en Estados Unidos de 3.8% como segundo mes en ascenso gracias a su reestructuración y mejoramiento de calidad tanto en autos como en el servicio en las agencias.

Chrysler tuvo un retroceso leve del 5% atribuible sólo a su pérdida de mercado en sedanes pero fortaleciéndose en camionetas utilitarias, principalmente Vans.

Ford en cambio tuvo una caída de sus ventas en camionetas utilitarias del -38.8%, la más grande baja de este tipo de unidades que tienen mucha competencia en la Unión Americana, principalmente de marcas como Toyota, Nissan, Honda y Hyundai.

General Motors vendió el mes pasado 337,640 unidades mientras que Toyota tuvo una segunda baja sin consideración del -0.6%, pero en cambio en sus unidades híbridas las ventas de la nipona han subido 44% en nueve meses  con 208,187 unidades.

General Motors bajó su producción en América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México) en 1.02 millones de vehículos, o sea -3.0%, lo que le representó la producción de 30,000 unidades menos. Dice la compañía que la huelga de dos días y medio repercutió en esta baja.

Chrysler vendió el mes pasado 159,799 vehículos. La baja en nueve meses también es del 5% y es en los autos medianos donde el consumidor no responde como hace años a las ofertas y promociones de las marcas Chrysler y Dodge.

Donde es fuerte Chrysler es en la venta de sus pickups que por precio siguen siendo aceptadas, pese al alto precio de la gasolina en ese país.

En general, la venta de autos sedanes baja y sigue persistiendo la venta de camionetas ostentosas, pesadas y consumidoras de galones de gasolina. La crisis de la vivienda y la desaceleración infiere en las ventas de aquí a diciembre, pero la gente que compra en Estados Unidos, en el rango del dinero, no se fija tanto todavía en el precio del combustible. La familia es primero.

 

Léa también

Crisis Méx-EEUU.– Evita México aplicación progresiva de aranceles mediante acuerdo migratorio

México evitó que Estados Unidos le aplique, a partir del próximo lunes 10 de junio, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *