Se crispan las relaciones GM-Opel-Alemania por pérdidas de $300 mdd

En 2010 Opel ha despedido a cerca de 8,000 empleados luego de aquella amarga experiencia entre la Canciller alemana Ángela Merkel y los directivos de General Motors por arrepentirse esta a vender su subsidiaria. Hoy, ante la pérdida de $300 millones de dólares en el tercer trimestre del año por parte de Opel, la desesperación llega para GM que tiene que negociar con el consejo de Opel y la defensa que Alemania hace de sus trabajadores.

¿Volverán las oscuras golondrinas? Junto a Adam Opel (Foto archivo).

Esta misma semana, Dan Akerson, presidente y director general de General Motors Company (seguirá llevando ese nombre mientras no liquide su deuda que tiene con el pueblo estadunidense), dijo en Estados Unidos que va a poner mano dura para el ahorro máximo de costos y buscar la máxima rentabilidad para el grupo.

En esas estaba cuando vio los números de lo que sucedió con GM en Europa y encontró pérdidas por $300 millones de dólares en el tercer trimestre del año.

Entonces sus asesores le recordaron que se firmaron acuerdos hace unos años, enfrente de la Canciller alemana Ángela Merkel, donde los obreros hicieron su parte (reducir en 8,000 empleos menos la plantilla laboral de la firma en Europa) y la empresa a cambio se comprometió a no hacer más recortes y a dejar trabajar un poco en paz a los trabajadores en los países donde opera, a saber siete fábricas (España, Portugal, Alemania con dos plantas, Polonia, Inglaterra y un ajuste en Bélgica).

Pero Akerson hoy se muestra un poco impaciente porque no puede aplicar la guillotina del recorte una vez que GM se ha comprometido con el gobierno alemán a respetar ciertas cláusulas que protegen al sector laboral.

Por tanto, están por abrirse otra vez las heridas. Sobre todo una y muy profunda que lo representa aquel episodio cuando GM dijo que iba a vender Opel a una de las dos mayores empresas de autopartes del mundo, Magna International (la otra es Robert Bosch). Magna tenía hasta hace poco operaciones de partes de colisión para Chrysler en Austria. Y consiguió un crédito puente con un banco ruso, el cual se iba a convertir en socio de Magna para conseguir acciones de Opel. Y fue cuando GM se echó para atrás ante el gran enojo de la Canciller Merkel que ya había puesto dinero para salvar a la empresa.

Así las cosas, nuevamente se abren los archivos del pasado y Opel vuelve a tener la presión de GM para volver a poner en tela de discusión si le convendría nuevamente a GM deshacerse de ella, como lo hizo con SAAB anteriormente.

(Con información de la agencia Reuters y comentarios de Al Volante).


Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

2 Comentarios

  1. Hola Cesar… y a estas alturas que tanto perderia GM sin Opel? y si como están las cosas le conviene soltarlo?

    Gracias y saludos.

    • Juan, las cosas en las economías europeas y americanas se van a poner color de hormiga (negras o rojas). Ahí vamos pegados con Obama, así que tampoco nos salvamos que digamos. GM ya vio que no puede con el paquete de recomponerse porque las japonesas y alemanas están acabando con las estadunidenses. Ver nota sobre las ventas en EEUU donde de los 10 más vendidos, siete son japoneses o surcoreanos y tres estadunidenses. La cosa viene fea para GM.

      César Roy Ocotla
      Editor de Al Volante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *