Obama en Ford: Recibe la fábrica $250 mdd para soporte

Barack Obama llegó hoy a Chicago, y a la única fábrica que no le pidió dinero para sobrevivir como GM y Chrysler que estaban en bancarrota hace un año. Lo subieron a la nueva camioneta Explorer 2011 y desde allí anuncio el préstamo del Banco de Importaciones y Exportaciones por $250 millones de dólares para el soporte de sus exportaciones de 200,000 vehículos a Canadá y México.

Barack Obama busca concenso social a su apoyo a la industria (Foto Automotive News).

Sin embargo, el dinero empieza a fluir para Ford. Hoy en Banco de Importación y Exportación le ha otorgado un crédito de $250 millones de dólares para soportar sus exportaciones de autos a Canadá y Méxic, con lo que financiarán $3,100 millones de dólares que es lo que obtendrá la empresa por estos envíos a esos mercados, sus dos socios en el TLC (NAFTA para los estadunidenses).

En diversos foros públicos los estadunidenses han preguntado: «¿Por qué el presidente tiene que salvar a las industrias (sic) que no fueron eficientes y cuyos directivos ganaban un ofensivo salario anual?». Otros: «Les dio un apoyo super millonario y ¿qué han demostrado? Siguen siendo tan ineficientes como antes». El norte está lleno de republicanos que no quieren a Obama, ni por su color ni por sus politicas.

En vísperas de elecciones intermedias en noviembre, Obama pidió que sus asesores en estrategia política le hicieran una agenda por las principales fábricas del norte del país, principalmente en Michigan donde inició la semana pasada una gira de trabajo. Llegó a General Motors para que le presentaran el Volt y le dijeran que ya están saliendo de la crisis. Luego se fue a Chrysler donde por primera vez se encontró en directo y frente a frente con Sergio Marchionne, que tuvo que viajar por sexta vez en el año desde Turín, Italia para explicarle al mandatario lo que están haciendo con la alianza entre la firma italiana FIAT y la estadunidense Chrysler.

En su intervención dijo: «He puesto mi dinero en el trabajador estadunidense» y a una cadena televisiva les dijo que habría que felicitar a los trabajadores de Ford por todo lo bien que han hecho las cosas, refiriéndose a que no pidieron dinero prestado como GM y Chrysler.

Hoy jueves tocó a Ford, la empresa que declinó pagar los altísimos intereses que el gobierno les está cobrando por los préstamos otorgados que ascienden a $85,000 millones de dólares tanto sólo para la GM y para Chrysler, recibir un préstamo del Banco de Exportaciones por $250 millones de dolares para enviar 200,000 vehículos a Canadá y México.

Aún quienes apoyaron la medida de Obama para que no se quedaran sin empleo directo tres millones de personas que hubiera ocasionado un caos económico en Estados Unidos, que depende de la industria automotriz como sector estratégico de su economía –igual que en la economía mexicana sucede–, hoy critican que los recursos no hayan sido bien utilizados pues los programas marchan a tiempos muy lentos, según ellos.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *