Mark Fields será el sucesor de Alan Mulally en Ford

El director de Ford para Las Américas, Mark Fields (51 años), será el sucesor del contratado Alan Mullaly (67 años), según se ha comentado en Detroit estos dos días (lunes y martes). Pero el consejo deberá reunirse para dictaminar este suceso antes que finalice el año, por lo que va lento el tren de la sucesión en la segunda compañía cuyo producto Focus resulta ser el auto más vendido del mundo, según IHS Global Insight.

Mark Fields listo para suceder a Alan Mulally (Foto Ford USA).

Ford vivió una crisis tremenda en 2008. GM y Chrysler decidieron apoyarse en el apoyo gubernamental que las socorrió y salvó de la quiebra. A Ford el financiamiento estatal se le hizo muy caro y prefirió endeudarse entre particulares y evitar la presencia de los burócratas de la Casa Blanca en unas sillas de la mesa directiva de cada compañía.

Ford prefirió adquirir los servicios de un triunfador de las aerolíneas, Boeing en este caso, Alan Mulally, para que, con su experiencia financiera, supera cómo sacar del hoyo a Ford en momentos cruciales. La estrategia funcionó… hasta el momento.

Mulally era un ingeniero que las sabía todas de aviones comerciales, pero no de autos. Sin embargo, aplicó línea dura en Ford, hasta lograr que William Clay Ford, el familiar de la dinastía, se hiciera a un lado. Baby Ford era experto en karate, en cocteles a favor del medio ambiente, pero poco tenía que hacer en el negocio automotriz. Mulally logró hacerlo a un lado.

Ahora la compañía entra a nuevos retos: Superar las pérdidas de por lo menos $1,000 millones de dólares que tendrá este año en sus operaciones de Europa, y también tratar de sanar las malas ventas y operaciones registradas hasta el momento en Ford China.

Fields ya tuvo su primer error: Haber dicho a The Wall Street Journal que sí deseaba ser presidente de Ford. Bueno, fue error y no lo fue. Porque días después se desató una tormenta sobre el cuerpo de comunicación de FMC para que dijeran si Fields era el bueno para suceder a Mulally, y seguramente Mark ya sabía algo de cómo se iban a dar las cosas. Quizá con esa declaración aceleró el proceso.

Todavía el fin de semana en Amsterdam, Mulally dijo que a Ford le interesaría ingresar a la fabricación de un auto de bajo costo con la plataforma del actual Fiesta. ¿Con qué respaldo se llevará a cabo esta acción si él ya va para afuera? Quizá quiso adornarse de un proyecto que ya tienen en el escritorio y al que sólo hay que estampar la firma, que será la de Fields, no la de Mulally.

 

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *