Habla Mosso de $1,000 mdd de China en México

Otra vez al tema chino. Emilio Mosso, director de la industria automotriz de la Secretaría de Economía de México, dijo hoy a la agencia Xinhua que la industria china va a invertir en México $1,000 millones de dólares en los próximos años para fabricar autos y camiones pesados.

Más coches chinos

Aparte del proyecto FAW con Elektra, Mosso habla de otros proyectos que vendrán a México.

En el breve comunicado de la agencia china se puntualiza que las declaraciones de Mosso se dieron en el marco de un seminario sobre el sector de la Universidad de Monterrey.

Cita como uno de los ejemplos de la inversión lo anunciado por Ricardo Salinas Pliego hace tres meses para que una planta de FAW, First Automotive Works, se levante en Zinapécuaro, Michoacán, con una inversión de $150 millones de dólares y donde el propio Felipe Calderón estuvo presente para signar dicho compromiso.

Un proyecto fallido lo fue el caso de Chamco Auto, representante norteamericano de la firma Zhongxing, que vino a Mëxico en junio pasado a anunciar la construcción de una planta en Tijuana, Baja California, para producir autos pequeños y camionetas pickup. El proyecto no cuajó porque Chamco Auto presentó problemas legales con sus directivos quienes están demandados y podrían ir a la cárcel. La empresa dijo en Estados Unidos que buscan otros lugares para invertir, como por ejemplo en Puerto Rico, luego que en México ningún distribuidor o inversionista cayó en las trampas de fe del grupo estadounidense.

Otra de las presencias chinas en Mëxico es con Chrysler. Esta firma está por lanzar al mercado un producto de Chery Automobil con el emblema «Chery by Dodge», pero problemas de logística han retrasado la presentación que sería a finales de enero pasado, además de esperar a que el tema chino vinculado a «malas operaciones» se diluya para no contaminar la imagen de Chrysler.

En el papel, Grupo Salinas Motors, GSM, ha vendido 2,500 unidades FAW F1 que le fueron autorizadas por la Secretaría de Economía, pero apenas se acaban de capacitar en las escuelas CEDVA de Jorge Contreras en Tlalnepantla, Estado de México, los primeros trabajadores que estarían a cargo del servicio de las unidades. La Procuraduría Federal del Consumidor podría multar a GSM si no cumple con lo estipulado en la póliza de garantía de cada auto chino, esto es que existan los centros físicamente ubicados donde el público puede reclamar o solicitar los servicios de su unidad. Por ese tema se ha retrasado la venta de dichas unidades.

Además, GSM tiene que continuar con el plan de levantar una planta ensambladora en Zinapécuaro, Michoacán, donde hasta ahora lo que se mueve son las carnitas que se venden en el mercado municipal, pues ya ni la primera piedra colocada hace unos meses por Felipe Calderón existe.

 

 

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

2 Comentarios

  1. Ernesto,

    estuvo allí Alejandro Díaz, un buen colaborador nuestro y nos dio la reseña de que no hay absolutamente nada (estuvo por allá hace dos semanas) con respecto a la planta. En el mercado local preguntó de la nueva planta y le dijeron: «Uy, joven, eso fue cuento chino». Así, textual.

  2. César, ¿ya fuiste a Zinapécuaro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *