FIAT 500, un halo para la marca

Atrás quedaron los años de pleitos entre la Fábrica Italiana de Autos Turín, FIAT, con la General Motors y un saldo a favor de la primera por $20 millones de dólares ganados en los tribunales.

No se pudo dar ese romance a largo plazo entre las dos marcas.

FIAT 500, un halo para la marca

El nuevo FIAT 500.

Ayer 4 de julio, FIAT hechó la casa por la ventana al presentar su renovado modelo 500 que salió de la primera planta de producción en 1957.

50 años después, uno de los íconos de la industria automotriz italiana, vuelve a ser una realidad.

Luca De Montezemolo, presidente de la junta de FIAT Automobiles SpA, junto con el delegado consejero Sergio Marchionne, quien siempre no se marchó hace cuatro meses como se especulaba, hablaban de una nueva era para el grupo.

La actitud se da justo cuando la marca vino de un largo plazo de pérdidas, más o menos al estilo de General Motors que todavía no levanta vuelo en sus ventas, ni hay una aceptación de sus vehículos en Norteamérica.

Aparece un nuevo rostro en Turín, John Elcamm, un joven emprendedor que ha llegado a tratar de levantar las finanzas del grupo.

 

Luca de Montezemolo y John Elcamm

Luca de Montezemolo y John Elcamm.

Cambiaron hace poco el logo de la compañía, prometen para 2010 ingresos por $70,000 millones de euros y un beneficio de $5,000 millones, subiendo dos escalones sobre las ventas de su más cercano perseguidor, demostrando que la calidad de sus productos es superior o similar a las japonesas.

Han comenzado buscando mano de obra barata polaca en la planta que producirá el FIAT 500 como es Tychy.

El modelo que llegó a México en los años 60 y que tuvo una muy buena recepción, se comercializará desde un precio de $13,600 dólares.

Se trata de un pequeño coupé de tres puertas que mide apenas 3.55 metros de largo.

A México podría llegar a finales del 2008 dependiendo de la demanda en Europa y la motorización más adecuada será la de 1.4 litros de 100 caballos de poder en versión de cinco o seis velocidades.

La fiesta en Turín le costó a la firma varios millones de dólares, pero hasta el primer ministro italiano Romaño Prodi se la pasó bien al igual que toda la plana mayor del Grupo FIAT con Kimmi Raikkonen y Felipe Massa, volantes de la Fórmula Uno para Ferrari, integrados.

Léa también

GM huelga UAW día 30.– Interviene Mary Barra en negociaciones y empresa pierde $1,600 mdd; sindicato no quiere más inversiones en México

La huelga de los 48,000 trabajadores de General Motors en Estados Unidos cumple este martes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *