El espionaje en F-1 sale a flote y va a tribunales

En Inglaterra le están llamando el “Stepneygate”.

Rememorando aquel fatídico “Watergate” político en Estados Unidos, esté no tiene nada que ver con los políticos pero sí con el poder; el poder deportivo.

El espionaje en F-1 sale a flote y va a tribunales

El posible sabotaje a Ferrari es un asunto que levantará mucho polvo.

El Ing. Nigel Stepney, técnico de Ferrari, fue cesado y con ello se corre el velo de muchas historias que antes no se conocían, o no se querían conocer.

De pasar datos a McLaren parece que Stepney llegó más allá: Colocar una substancia blanca en el depósito de combustible de los autos Ferrari, previo al Gran Premio de Mónaco.

McLaren, por su parte, hizo lo mismo: Suspendió a un responsable técnico que supuestamente recibió información confidencial de Ferrari en abril pasado, pero deslindando a la escuadra de toda implicación. Este es el jefe de diseñadores de McLaren, Mike Coughlan.

El espionaje es un coctel que se combina con complot o sabotaje ahora.

Se trata de la cercana observación entre escuderías que ahora se está ventilando directamente en los tribunales. Llegado a este parámetro, será difícil echar marcha atrás para dirimirlo entre las escuderías.

Bernie Ecclestone está preocupado por el caso. Muy preocupado.

Esta es una acusación muy grave y tendrá grandes repercusiones en el mundo del automovilismo mundial.

La casa de Maranello cesó al ingeniero Stepney luego de una investigacion interna en la escudería Ferrari: Intento de sabotaje fue la acusación.

Pero el asunto no para alli. Luca de Montezemolo, presidente del Grupo FIAT y también de Ferrari, experto en jurisprudencia, quiere que se vaya lejos con el asunto.

Reunió en su despacho a Jean Todt, el delegado consejero; a Amadeo Felisa, director de la empresa; Francesco Zegarese, el administrador y juntos también Mario Mairano y Antonio Ghini, del área de comunicación.

Van con todo a investigar este sabotaje a los autos de Ferrari, que curiosamente comenzaron a dejar de ser competitivos en las últimas carreras hasta el Gran Premio de Francia, cuando ganaron y cuando el supuesto sabotaje había sido descubierto.

Viejo es el paradigma en el automovilismo deportivo que un equipo trate de copiar al otro en lo que bien hace. Pero no pasaba nada más. No se tomaban medidas más allá de esto.

De asunto privado entre las escuderías a ventilarse públicamente, a través de los medios, y ahora en los tribunales, realmente esta situación representa un hito en la historia de la Fórmula Uno.

Que una persona haya extraído documentos de la escudería Ferrari para llevarlos a McLaren, será una verdadera sombra de lo que este fin de semana debiera ser la brillantez del máximo circo en el Gran Premio de Inglaterra que se correrá en el circuito de Silverstone.

Máxime cuando las notas recientes marcan a Lewuis Hamilton como el más rápido en los primeros entrenamientos. Parece que LH se convierte en el piloto principal de McLaren.

Lewis y su papá, por cierto, ya están pidiendo aumento de sueldo.

Era secreto a voces que una escuadra “vigilara” de cerca lo que hacía la otra.

Famoso es el caso de una probadora de neumáticos japonesa que, terminada una carrera corría a la pista para recolectar minúsculas partes de llanta de la hulera de la competencia para ser analizado el compuesto y determinar por qué tal o cual vehículo andaba más rápido que el de casa. La otra llantera hacía exactamente lo mismo, y estos dos “recolectores de caucho” se casaron.

Hablamos, claro está, de Bridgestone y Michelin.

El espionaje se convirtió en algo tan natural en las escuderías de la Fórmula Uno. Sólo que ahora se manejan millones y millones de dólares y los equipos no se pueden dar el lujo de permitir a los “mirones” asi nomás porque sí.

El circo se ha sofisticado también en esta área de James Bond.

Quien está en la mira ahora es Nigel Stepney, pero seguro hay más implicados en el asunto.

El que comenzara su actividad técnica dentro de las carreras de autos allá por los años 70 en Broadspeed y luego con Ayrton Senna, con Michael Schumacher y que se convirtió en un personaje muy conocido, es ahora sentado en el banquillo de los acusados.

Esta historia dará para mucho más, pero por lo pronto el tribunal de Modena, en Italia, tiene los documentos de la acusación en sus manos.

Léa también

F1 19 GP Hungría.– Arrebata Hamilton (Mercedes) triunfo a Verstappen (Red Bull Honda) y Vettel (Ferrari) queda tercero

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Max Verstappen acarició esta tarde el triunfo en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *