Entre la pobreza de Abu Dhabi, un Mercedes-Benz… de oro

Los levantamientos sociales en África del Norte no son gratuitos. Obedecen a condiciones de injusticia y desequilibrios sociales. Hoy en día en Abu Dhabi, uno de los Emiratos Árabes que gozan de un fantástico complejo automovilístico para la Fórmula Uno, reinan los contrastes sociales. Así, usted puede llegar a uno de los hoteles de lujo y ver el auto Mercedes-Benz de uno de los jeques, pero bañado en oro blanco.

Las extravagancias son cosa de todos los días. Un Mercedes de oro blanco.

Los organizadores de Abu Dhabi le dijeron a Bernie Ecclestone, jefe comercial de la Fórmula Uno, que si las condiciones sociales lo permitían, ese país podría organizar hasta dos Grandes Premios. Sin embargo, los analistas internacionales piensan que aún está en riesgo la fecha que le toca a ese pequeño país para celebrar la máxima justa. Si crece el malestar de la sociedad civil por la injusticia y el sistema autocrático del gobierno de la pequeña nación, no habrá carrera.

Mientras, por los recibidores de los grandes y lujosos hoteles donde llega el turismo mundial, ese país puede de repente permitir que la vista se clave en un Mercedes-Benz como el que aparece en la foto. No es cromo, es oro blanco que un jeque árabe pidió que se le pusiera a su unidad con el fin de hacerla más extravagante. Con el poder del petróleo.

Al Volante sólo ha querido mostrar un mosaico de lo que sucede en ese emirato árabe. Un país de contrastes, grandes contrastes sociales mientras la población en general apenas tiene para vivir.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *