El problema no son los autos eléctricos sino ¿cómo recargarlos?

Un estudio muy interesante de Reuters fechado en Londres sobre cómo se montará en el mundo una infraestructura para que millones de autos eléctricos en 2020 puedan ser recargados en sus baterías en las principales ciudades del mundo. Países de América Latina, como México, ni siquiera han comenzado la obra estructural para dar paso a la industria autoeléctrica en sus metrópolis.

El problema no es que haya eléctricos sino cómo se enchufan masivamente (Foto Toyota Motor).

La agencia en este trabajo periodístico pregunta: ¿Qué haría usted si le dijeran que no hay gasolina en 1,000 kilómetros a la redonda? ¿Se llevaría su bote para traer gasolina de reserva? Bueno, pues ahora imagine que haya 2 millones de vehículos eléctricos que no en 500 kilómetros de autonomía como los de combustión interna sino en 300 ó 200 kilómetros tengan que ser enchufados porque la energía eléctrica se les ha agotado.

Pues este es el reto de las grandes naciones. Ahora mismo Estados Unidos está trabajando en una red de estaciones de servicio donde cualquier vehículo de baterías pueda ser reabastecido en algunos minutos con cargas rápidas. En eso se basan las empresas de la industria de automoción, en proveer baterías recargables al máximo en el corto tiempo.

España ha avanzado dentro de las naciones europeas en ese sentido y otra es Alemania y Francia. Más atrás está Italia e Inglaterra.

En América Latina el asunto es prácticamente nuevo. Ninguna nación de la zona está preparada para este paso. Si acaso Brasil con su plan de cambiar gasolina por etanol, pero no con una estructura vial para contar con suficientes estaciones de carga de baterías.

Por tanto, el gran trabajo de los próximos 10 años lo será la creación de infraestructura eléctrica para automóviles en los tres continentes comprometidos con esta avance tecnológico: América, Asia y Europa.

Dice Reuters que JD Power prevé que para el año 2020 se hayan realizado ventas de autos eléctricos por 2 millones de unidades. Pero el banco HSBC dice que serán 9 millones de unidades.

Con todo, la red de estaciones de recarga serán insuficientes si no se acelera el proceso de construcción de este tipo de servicios para el automóvil.

Alvolante.info aporta los datos para México. Toyota trató a principios de la década del 2000 que el gobierno mexicano aprobara la venta del modelo Prius híbrido. Pero sólo que la firma Nissan ha hecho un trato con el Gobierno del Distrito Federal para autos eléctricos experimentales en 2011 es apenas el primer intento por tomar el asunto en serio y trabajar en la materia.

México no tiene absolutamente ninguna legislación sobre autos eléctricos, ni normatividad y menos un plan de establecimiento de estaciones de carga. El experimento en el D. F. es sólo eso, una posibilidad pero que a nivel nacional brilla por su ausencia.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *