Desesperado movimiento de fichas en General Motors Co.

Analistas mexicanos califican de un grave error la obligada renuncia de Fritz Henderson al frente de General Motors Company: «¿Cómo quieren en ocho meses cambios sin apoyarlo?», dicen. Y mientras, hoy inició el desesperado movimiento de ejecutivos en el edificio Renacimiento de Detroit.

GM Bob Lutz el viejo firmeRobert Lutz, hombre leyenda de la industria automotriz en Norteamérica con 77 años de edad a quien entrevistamos en un Autoshow de Detroit cuando nos presumía su Corvette 2008 –primero en Chrysler luego en GM– es inamovible. Le respetan su cargo de vicepresidente administrativo pero le añaden aspectos de diseño y desarrollo de  producto, lo que le gusta al exveterano de guerra volador de aviones militares.

Mark Reuss, de 46 años, quien hace dos meses se estrenó como vicepresidente de ingeniería de General Motors, pasa ahora a hacerse cargo de las operaciones de la empresa en Canadá, Estados Unidos y México –sin que eso signifique que la actual presidenta de GM México deje sus funciones… de momento–. Es pues el presidente de GM Norteamérica.

Susan Docherty, la ejecutiva de 47 años de edad, asumirá además de la dirección de ventas el área de mercadotecnia, estratégica para sacar adelante la empresa. Además de cubrir a las cuatro marcas que le quedan a GM. Todo por el mismo sueldo y llevándose a su casa trabajo para el fin de semana.

alvolante.info –más preocupado este sitio por lo que pasa en la industria automotriz que por los brindis de fin de año de las empresas en México– hizo un concenso esta mañana con varios ejecutivos. La condición fue no revelar nombres (esa cultura de la participación, la transparencia, la voz abierta, todavía no llega al sector automotriz). Pero dicen en general que «ha sido un error de GM no darle oportunidad a Fritz Henderson a demostrar lo que sabe hacer. ¿Cómo quieren que en ocho meses arregle la compañía si no lo apoyan?».

Uno más añade: «Imagínate que tu empresa la va a administrar Agustín Carstens, vas a tener encima a Gerardo Ruiz Mateos –bueno cuando tenga ¡hic! tiempo, decimos nosotros en alvolante.info— y te ponen a tres personas desconocidas para tu empresa a dirigirte. Un pull de 13 canijos a estar encima de ti: ¿Puedes administrar así?». Pues no, le decimos. «Bueno, pues lo mismo le pasó a Henderson». Y sí, el ejecutivo de 52 años se vio obligado a dimitir.

Un error, consideran los entrevistados por alvolante.info, porque dan una mala señal a la industria pero lo que es más grave, al consumidor. Este está de por sí desconfiando de comprar un Chevrolet, ahora menos adquiere uno, dicen. «Pareciera que no saben cómo resolver las cosas, que tienen que estar haciendo cambios y cambios y nada».

Whitacre, ya sintiéndose dueño del balón, dice que le va a dar más responsabilidad a la gente, «y que luego me de cuentas a mí», añade el conocedor del sector telecomunicaciones (pero no del automotriz).

Nick Reilly ha sido recientemente encargado de las operaciones en Opel de Europa después de la renuncia de Carl Peter Forster.




Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *