Critican a Obama rescate de GM y Chrysler por $84,800 mdd

Ha llegado Barack Obama a Detroit para revisar lo que han hecho General Motors y Chrysler con los $84,800 millones de dólares que el gobierno apostó para evitar su bancarrota (desde la interpretación mexicana). Legisladores son excépticos sobre lo que han hecho estas dos fábricas con el dinero de los contribuyentes. El presidente revisa los proyectos de GM y de la alianza FIAT con Chrysler.

Hace  unos meses Obama revisó los autos híbridos como el Volt y las baterías que los impulsan (Foto Automotive News).

Barack Obama revisará los proyectos vigentes de ambas empresas intervenidas por el Estado (se conocía antes este fenómeno como una nacionalización). Hace unas semanas el presidente visitó una planta de baterías donde conoció algunos vehículos híbridos como el Chevrolet Volt que tendrá un precio al público de $41,000 dólares, así como las baterías de litio que impulsan y complementan al motor de combustión interna de esta y otras unidades.

Hay un gran número de legisladores que cada que pueden critican a Obama por prestar tanto dinero a la industria sin tener resultados todavía convincentes. El dinero de los contribuyentes llegó a $84,600 millones de dólares. Por eso el presidente sale hoy a la palestra en Detroit para revisar los proyectos y mostrar la viabilidad de esas fábricas que estuvieron a punto de desaparecer hace un año y por lo cual General Motors tuvo que acabar con sus marcas Pontiac, SAAB, Hummer y Saturn.

Obama utilizará la visita de hoy a Detroit para mostrarse como el salvador de una industria estratégica para los Estados Unidos como lo es la automotriz. Sin embargo, este sector ha recortado un millón de empleos y esa pesadilla es la que no deja dormir al mandatario ya que el desempleo ha crecido a más de nueve millones de personas sin trabajo hoy en día.

Una encuesta de Bloomberg hecha entre el 9 y 12 de julio pasados marca que los contribuyentes norteamericanos no están de acuerdo con los manejos del dinero con lo que se rescató a GM y Chrysler.

Como parte de su salvación, General Motors ofrecerá oferta pública de papeles a fin de demostrar que se comienza a enderezar mientras Sergio Marchionne, presidente del Grupó Chrysler LLC lo hará en 2011.

General Motors y Chrysler todavía deben $67,000 millones de dólares a los preocupados contribuyentes que no están muy convencidos de que realmente estén saliendo adelante, según Bloomberg.

En Detroit el presidente visitará primero una planta de Chrysler en Jefferson donde se produce la nueva camioneta Jeep Grand Cherokee, luego estará en GM y los avances del nuevo Volt. Para la semana entrante estará en Chicago para conocer los detalles de la nueva camioneta Explorer 2011, mientras la Universidad de Michigan ha hecho un estudio sobre el futuro cercano de la industria automotriz norteamericana donde estipulan que los empleos irán bajando en las fábricas de automóviles por la persistencia del fenómeno recesivo en la economía estadunidense. Los investigadores dicen que el nivel de empleo en la industria del estado de Michigan terminará con 95,500 personas para 2011 de los 172,350 que había en 2008. La tasa de desempleo de esa región es del 13.2% anual contra la tasa media de Estados Unidos que es de 9.5%.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *