Critica China arancel del 39% a sus llantas en EU

Estalla el gobierno de China contra Estados Unidos al que juzga de prácticas proteccionistas por haberle aumentado de 35 al 39% el impuesto para la entrada de neumáticos chinos hacia ese país. Pekín critica la decisión y dice que apelará ante la Organización Mundial de Comercio. La crisis está provocando que más norteamericanos compren llantas chinas más económicas que las hechas en su país.

CHINA-US-TRADE-MANUFACTURING-AUTO-TYRES

La situación llantera se da en un contexto donde la economía china está creciendo, al igual que su industria automotriz. La salvación de las empresas norteamericanas del ramo como General Motors y Ford, ha sido trasladar parte de su producción a China para atender un mercado de 6 millones de consumidores potenciales que pueden comprar autos en este momento y cuyo ensamble ha crecido de 2 millones anuales de unidades a más de 6 millones anuales.

China es un país en bonanza económica al no girar en la órbita del dólar ni de la cultura financiera occidental, por lo que ha conformado un grupo, el BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que hace contrapeso a la influencia de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia.

China había aceptado un alto arancel del 35% que Estados Unidos impuso a productos como los neumáticos. Pero la demanda de productos chinos en ese país no se ha detenido, más ahora que los consumidores norteamericanos han visto disminuido el poder adquisitivo en sus hogares y han ingresado a una cultura de un mayor ahorro, adquiriendo productos más económicos aunque posiblemente de menor calidad.

Es el caso de las llantas. Las empresas norteamericanas del sector, principalmente Goodyear, han presionado para que el gobierno aumente el arancel o impuesto a las llantas provenientes de China. Este aumento ha sido de 4% más para alcanzar ahora el 39%.

A gritos los funcionarios chinos muestran su descontento y dicen que van a demandar a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio, OMC, por actitudes proteccionistas de una economía que se suponía la más liberal del mundo, dicen.

Este apartado de llantas podría desencadenar una serie de episodios de controversias entre China y Estados Unidos, donde la peor parte la tendría Norteamérica por contar con muchas plantas de automóviles en el país asiático y que este podría tomar represalias a las empresas norteamericanas radicadas en China.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *