Compra GM Ameri Credit EU para apoyar a morosos

Con el fin de apoyar a quienes han caído en el buró de crédito en Estados Unidos o bien a quienes batallan para adquirir un auto nuevo por sus bajos ingresos, General Motors Company, GMC, ha adquirido por $3,500 millones de dólares a la empresa Ameri Credit para ofrecer financiamiento interno. Atrás quedó su histórica relación con GM Acceptance, GMAC, la que ahora se llama Ally Financial.

General Motors Company, empresa intervenida por el gobierno norteamericano que salió del proceso de bancarrota para tratar de tener números negros en su negocio, se deshizo de las marcas Pontiac, SAAB, Hummer y Saturn, así como de su importante brazo financiero GM Acceptance (GMAC) que lo mismo ofrecía crédito automotriz que caros préstamos para la compra de casas, por ejemplo.

Perdida su posibilidad de ofertar crédito, hoy ha anunciado la compra de Ameri Credit para apoyarse en esos menesteres. General ha tenido que pagar $3,500 millones de dólares por la operación.

Muchos distribuidores de GM en la Unión Norteamericana habían exigido que la empresa recomprara las acciones de GMAC, ahora Ally Financial, pero esa situación era inviable por los costos.

El gobierno del presidente Barack Obama, que poseé más de la mitad de las acciones de General Motors Company, había solicitado un cambio de estrategias a la nueva firma con el fin de otorgar créditos blandos a los consumidores a fin de aumentar sus ventas. Pero la mayoría del buró directivo de GM se oponía a esa «popularización» de la marca.

La semana pasada GM anunció la fabricación de un auto de bajo costo en China, junto con su aliado local. Ahora la compra de Ameri Credit, una famosa financiera que apoya, digamos, a las causas perdidas, es un viso que la política gubernamental de Obama pesa sobre la mesa de trabajo de Detroit.

Para completar la compra de Ameri Credit, los accionistas de esta deberán reunirse en octubre para dar su voto a favor de la venta.

GM dice que con esta adquisición se pone a atención a clientes cautivos que allí están esperando poder comprar un auto nuevo. Y la firma quiere que esas unidades por venderse sean Chevrolet.

La idea de la nueva financiera es otorgar crédito a los norteamericanos con intereses de un sólo dígito, dejando atrás el voraz ataque a los bolsillos de subempleados en un país que sigue en crisis a pesar de la campaña de medios de ponerlo en «plena bonanza económica». Si así fuera, no sería necesario acudir a este tipo de operadores. ¿No creen?

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *