Cerrarán planta de GM-Opel en Bélgica; 2,600 despidos

Es oficial: General Motors ha decidido el cierre definitivo de la planta Opel localizada en Amberes, Bélgica, lo que afectará directamente a 2,600 obreros y sus respectivas familias, como parte de su plan 2010 de reestructuración que contempla mayores recortes en el futuro cercano.

Nick Reilly, nuevo delegado de General Motors para las operaciones de Opel en Europa, dio a conocer hoy esta decisión, luego que la mesa directiva de Detroit le dio posesión hace apenas unas semanas y le exigió una reestructuración a fondo de la filial europea a fin de hacerla crecer luego de varios lustros de números rojos.

General Motors desistió de vender su filial en el viejo continente a Magna International y a un banco ruso Sberbank, al darse cuenta que iba a perder la parte tecnológica que ahora le está haciendo fuerte en sus productos que comercializa en Estados Unidos y América Latina.

Tal situación le generó un problema incluso diplomático al presidente Barack Obama, pues en un encuentro con la Canciller alemana Ángela Merkel, esta se quejó del tiempo perdido en negociaciones entre el gobierno germano, Magna y Sberbank, y el haber tomado una decisión unilateral para recular, por parte de GM.

GM necesita de capital fresco por parte de los gobiernos europeos para reactivar a Opel. La decisión del cierre de la planta en Amberes, Bélgica –cierre que se dará de manera paulatina durante este año– se puede leer como la negativa del gobierno belga a aportar recursos financieros a la planta, por lo que Nick Reilly ha tomado la determinación de cerrar.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *