Cerberus a deshacerse de Chrysler Financial

La oportunista capitalizadora Cerberus, aquella que compró Chrysler sólo para tomar lo mejor de esta, la financiera, y de deshizo del resto, ahora busca comprador de Chrysler Financial de la que es propietaria desde 2007 cuando adquirió toto el grupo automovilístico en plena crisis. Buscando compradores el costo de la operación se calcula en $7,000 millones de dólares. ¿Chrysler podría junto con FIAT salir al rescate de ella? Se duda.

La financiera de Chrysler otra vez a la venta. Journey 2011 hecha en México (Foto Chrysler México).

Chrysler Financial fue siempre el foco de atención del Grupo Cerberus que en 2007 adquirió las acciones de una empresa con constantes problemas económicos. Pero Cerberus no quería vender coches, nunca fue ese su negocio. Lo único que deseaba tener era la parte del dinero, la financiera que era lo que realmente le movía a la compra.

Cuando le quitó a Chrysler LLC su brazo operador, el valioso según ellos, Cerberus se llevó una gran cartera de clientes a quienes explotar vía los intereses por la adquisición de autos nuevos o seminuevos a crédito.

Pero hoy Cerberus dice que ya no le interesa tener la cartera de clientes obedientes que mes a mes forman fila en el banco para pagarle a la financiera los grandes dividendos que, por concepto de préstamo, siguen haciendo de la usura el modus vivendi de estos ejecutivos de cuello blanco.

Y está ofertando a partir de dos operadores desde Farmington Hills, donde se ubica la sede de Chrysler Financial, la venta de esta empresa que es independiente de Chrysler LLC.

Lograr la venta de Chrysler Financial le facilitará a Cerberus recursos frescos por unos $6,000 ó $7,000 millones de dólares, una vez que ya se agotó la cartera. «En términos coloquiales, dice Al Volante, ha chupado suficiente sangre de los cientos de miles de compradores de las marcas del Grupo Chrysler» como para ahora desdeñar ese negocio y buscar sangre más fresca».

Capital One y el mismísimo banco español Santander, son dos de los ponentes para hacerse de la prestamista que otorgó recursos por $26,000 millones de dólares. Pero Santander deberá apresurarse porque la crisis del café irlandés contamina ya a las economías de Portugal y España. Si esta nación sufre un revés en su sistema financiero que lo lleve a una cuasi quiebra, Santander no tendrá la capacidad de compra pues sus acciones se vendrán abajo. El tiempo apremia, dice Al Volante.

En México, muchas operaciones se realizan a través de Chrysler Financial, cuyas oficinas corporativas se encuentran dentro del propio edificio del Grupo Chrysler México.

Una gran operación de la red de distribuidores Chrysler, Dodge, Jeep, RAM y ahora FIAT, dependen de ese brazo financiero.

Léa también

Nissan quebrará en dos o tres años más, le dice Carlos Ghosn a su abogado

Fue el pasado miércoles 22 cuando los más importantes diarios del mundo dieron cuenta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *