Caso Carlos Ghosn.– Hijas acusan revuelta en Nissan con miras a evitar la fusión con Renault

Las hijas de Carlos Ghosn, Caroline y Nadine, rompen el silencio y acusan a Nissan Motor de Japón de llevar a cabo una verdadera revuelta dentro de la empresa con el fin de evitar la fusión que se haría con Renault el próximo año y en la que su padre, ahora detenido desde el pasado 19 de noviembre y en prisión, trabajaba arduamente.

Carlos Ghosn tendrá audiencia el 8 de enero en Tokio (Fotos de archivo).

Amy Chozick, de The New York Times (29 de diciembre), hace un recuento del Caso Ghosn. Esta vez da cuenta de que las hijas del ex-presidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Nadine y Caroline, accedieron a una entrevista en la que dicen que la detención de su padre es parte de una revuelta dentro de Nissan en contra de explorar una posible fusión con Renault.

En efecto, Carlos Ghosn trabajaba con denuedo en alcanzar en 2019 una fusión total entre Nissan y Renault. Una forma de evitarlo fue su detención y cargarle todo el peso de la ley japonesa para evitar dicha situación. El ejecutivo brasileño-libanés-francés no ha recibido el mejor de los tratos en el Centro de Detención en Tokio sino al contrario, es víctima de tratos hostiles por parte de los custodios.

Carlos Ghosn tiene tres hijas y un hijo: Caroline, Nadine, Maya y Anthony. El 19 de noviembre, día en que fue detenido el ejecutivo, se reuniría con Maya que le iba a presentar a Patrick, su novio. Pero Carlos fue detenido al bajar de su avión privado proveniente de Beirut, donde tiene negocios personales. Ahora las hijas defienden a su padre al estar este incomunicado y al que se le permitirá apenas hablar y defenderse el próximo martes 8 de enero.

Dieter Zetsche (Daimler) y Carlos Gosh (Nissan). ¿Dónde quedarán las negociaciones?

El reportaje en cuestión, junto con otro publicado por la misma fuente el día de hoy, 30 de diciembre, habla de la entrevista que le hizo últimamente el Financial Times, medio que le preguntó si ganaba mucho dinero de la alianza. Ghosn rió y luego soltó: “Estoy exactamente compensado”. Nissan llevó a cabo un proceso de revisión de sueldos, incluido el de su máximo ejecutivo, para aplicar una norma de compensaciones justas. El brasileño no tardó en formular ante los medios su ironía por ese hecho. Trabajaba ya en su retiro en el que esperaba cobrarles (a Renault y a Nissan) 124 millones de dólares más.

Fue debido a un denunciante dentro de Nissan Motor, que dijo tener pruebas de que Ghosn instruyó a su brazo derecho operador de lo financiero y ex-director de recursos humanos, el estadounidense Greg Kelly, a “maquillarle” sus ingresos, aparecidos con otras cifras en los informes anuales.

En noviembre el abogado Hari Nada viajó de Nashville a Tokio para atender los casos de Ghosn y Kelly. Este pagó una fianza de 70 millones de yenes (640 mil dólares) para someterse a una operación del cuello, por lo cual se supone que el estadounidense viajó de regreso a Nashville a dicha cirugía, según un segundo abogado, Aubrey Harwall Jr.

Hiroto Saikawa, presidente de Nissan: ¿Limpia anti-Ghosn en la empresa?

El medio citado habla de “La venganza de Nissan” al referirse a los últimos roces de Ghosn con el actual líder y presidente, Hiroto Saikawa. Uno de los más recientes fue cuando se supo en Tokio que los autos Nissan no eran supervisados adecuadamente en el control de calidad, o que los supervisores no tenían la calificación adecuada. Saikawa tuvo que salir a dar la cara a los medios y al público, para pedir perdón por el error. Carlos Ghosn nunca se apareció y culpó a Hiroto de ese hecho. El brasileño ya buscaba remover al japonés y buscar a otro aliado europeo para el cargo. Ghosn nunca fue bien visto en Japón por ocupar tan alto cargo. En China, por ejemplo, impuso al español José Muñoz, en vez de elegir a un nipón.

Y Renault se quejó de que Carlos Ghosn le dejó fuera del juego en China, donde Nissan fue la más beneficiada mientras Renault pasó casi olvidada en su influencia en el mayor mercado automotriz del mundo.

Luego de la visita del presidente francés Macron a la planta de Renault, el mandatario llegó a decir que el salario del ejecutivo era excesivo.

Su casa de Río de Janeiro le costó 6 millones de dólares, tiene otra en París y una más en Beirut con costo de 8.7 millones de dólares.

 

Léa también

Ventas Hatchback subcompactos “A” Ene-Feb.– March a la cabeza pero Suzuki Ignis, el mejor

Otro mercado que está creciendo en México es el de los Hatchback subcompactos del segmento …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *