VW Jetta GLI 2019.- Coche “sabroso” de 230 bhp pero no es de pista ¿de acuerdo?

Estuvimos al volante del Volkswagen Jetta GLI 2019, un musculoso compacto de 230 caballos. Si bien no es un auto para la pista, sus avances tecnológicos serán del agrado de los fanáticos Jetteros que quieren un auto “sabroso” en el comportamiento. Ya en valor-precio, el asunto entra a otros territorios: $503,065. Hay que manejarlo.

Jetta GLI 2019: Compacto deportivo de buenas prestaciones (Fotos de Al Volante).

El Jetta tiene muchos adeptos en México. La versión Confortline y Highline tienen a la marca en el primer lugar de ventas de autos compactos en México nuevamente. Pero los GLI son para unos cuántos. Por tanto, y bajo esa filosofía de gusto por el producto, hemos probado y comprobado su excelente respuesta de manejo a bajas y altas velocidades. Vamos a destacar en primer lugar el sistema XDS-VAQ que controla la tracción de cada rueda delantera hacia las curvas. Esto puede verse bien o mal. Bien porque te asiste en la curva para no perder el auto, y mal porque te resta manejo si eres un especializado en la materia, “te frena” tu inercia y te hace perder potencia.

Impresionante las líneas y los acabados del Jetta GLI 2019.

Partamos de lo que tenemos enfrente: Un auto de $503,065 pesos, medio millón con lo que te puedes comprar un deportivo de BMW, Audi o Mercedes. ¿Pero a ti te gusta el Jetta? No hay nada más qué decir. Un Jetta caro pero con prestaciones decentes para quien gusta de la velocidad, el buen desempeño y la respuesta al acelerador. Motor de cuatro cilindros TSI (turbo) de 2.0 litros de 230 bhp y 350 Nm de par motor (250 libras pie).

A bordo, un tablero digital de excelente comportamiento. Realmente te enamoras del auto ya estando adentro y manejándolo todos los días. Finalmente era el auto que querías y ya lo tienes. Entonces a disfrutarlo por lo que es y no por lo que podría ser.

El habitáculo es amplio y los instrumentos a la mano del conductor.

Lo ves por fuera y atrae la línea. Es un deportivo al que se le han cuidado muchos detalles que se agradecen por la vista y por el manejo. Rines de 18 pulgadas con llantas 225/45 con piso ancho y perfil bajo, buen logro visual.

Si te estás preguntando si la versión R Line tiene los atributos del GLI la respuesta es no. El GLI tiene un motor más grande y potente, así como todas las asistencias deportivas que el otro no posee.

Emblema GLI y espejos retráctiles.

La transmisión, una de las dos cualidades más importantes del Jetta GLI es una DSG de sies velocidades con doble embrague. ¿Para qué este sistema? Para no perder revoluciones por minuto al cambio. Lo importante en un deportivo es que mantenga las rpm para no perder potencia, como si estuvieras en una competencia. Si bajan las rpm al cambio de velocidad, pues de nada tuvo chiste llevarlo a los 130 Km/h y luego bajar a 110 Km/h por poner un ejemplo. Entonces, un cambio de velocidad rápido, te hace mantener las rpm. El motor trabaja con 16 válvulas. Si estás en tráfico el motor se apaga y enciende de acuerdo a las necesidades (con el fin de ahorrar combustible pero a nosotros este sistema no nos convence mucho y nos pone nerviosos por el pequeño retardo del encendido y hay que arrancar).

Quemacocos y asientos de piel.

El tercer elemento en consideración luego del motor y la transmisión, es la dirección. Progresiva, lo que quiere decir que es mucho más efectiva de acuerdo a como aceleramos. Vamos recibiendo una respuesta cada vez más precisa. Ello, ayudado del sistema XDS-VAQ junto con el control de la tracción, casi nos van a presentar un bólido de carreras, casi. Porque si usted hace una prueba en el autódromo, va a encontrar que a donde “apunta” el auto en una curva, allí va a dar la vuelta. Ese punto de la acción de dar la vuelta o el giro, se llama “apex” y el Jetta se apunta muy bien.

Discreto alerón en la parte posterior.

Los frenos, otro elemento importante en la evaluación, son firmes, de disco en las cuatro ruedas y ventilados los delanteros, sólidos atrás. No se agotan, no huele a quemado cuando abusamos un poco de ellos (todo con medida). Firmes y efectivos para el tipo de auto que traemos.

No menos importante es la geometría de suspensión. Una MacPherson delantera y la Four-Link trasera permiten un control casi absoluto de la unidad al piso. Esa es la función de una suspensión: Mantener las ruedas pegadas al piso en todo momento. Cumple bien.

Frente a usted, toda la información del vehículo.

Ya en la parte lucidora, las luces LED lo presentan bien y hacen una buena función en la vialidad diurna y nocturna, tanto en la parte frontal como en la trasera. El accionamiento del alumbramiento es automático. Las paletas al volante no son mero adorno. Se pueden manipular libremente y responden aún y cuando castiguemos a las rpm sin exagerar. Se dejan llevar los cambios hasta las 6,000 rpm para recibir toda la potencia de los 230 caballos. En el segmento de compactos “generalistas”, no hay quien le gane al Jetta GLI. Claro, claro, usted me va a decir que el Golf GTI es superior. Sí, en desempeño aún con el mismo motor, pero por peso, el Golf es más ágil que el Jetta. Este es para un ejecutivo que los fines de semana sale con la familia y que prefiere un sedán a una camioneta. El otro es para un soltero que gusta de andar solo disfrutando de su compacto Hatch.

Rines de 18 pulgadas con llantas 225/45.

El Jetta GLI nos da frenos ABS efectivos, control de estabilidad y bloque de diferencial XDS-VAQ junto con el control de tracción que trabaja efectivamente. Forzamos la aceleración con el pedal hasta el fondo. El “trak-trak” del control entra en acción y evita el derrape de las ruedas delanteras. Pero esa sensación es única en un auto de este tipo: La respuesta del motor a lo que usted le pide.

Ya hablar del arranque en pendiente y todas las asistencias que se tienen, nos hace remitirlo a usted a la ficha técnica disponible en la página de Volkswagen de México.

Motor 2.0 litros turbocargado de 230 caballos.

En conclusión: Este compacto de 4.7 metros de largo cumple bien. En la relación valor-precio, usted paga un alto precio y quizá se puede conseguir con eso otro vehículo Premium, sí. Pero si su mirada y gusto está en el Jetta deportivo, ya la hizo.

Recuerde que hay que leer completa la ficha técnica y comparar con otros deportivos como el Audi A3, BMW Serie 2 y el Mercedes CLA, aunque los precios van a variar mucho. Y en los generalistas, contra el KIA Forte GT que cuesta menos, y, por supuesto, el Golf GTI que está mejor si quiere desempeño más que espacio y otras prestaciones.

Un compacto sedán amplio con prestaciones deportivas.

 

Léa también

Venta de SUV compactas hasta agosto.– Honda CRV, Kia Sportage y VW Tiguan, las más buscadas

La venta de camionetas utilitarias compactas hasta el mes de agosto siguió inclinándose por Honda …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *