SEAT Arona 2018.– Citadina, práctica y un 1.6 de 110 bhp algo ahorrador

De la camioneta SEAT Ateca no esperemos potencia, gran maniobrabilidad o alto desempeño. Pero sí va a ser buena para moverse en la ciudad, de tamaño práctico para estacionarse en casi cualquier lado, y un motor de cuatro cilindros 1.6 litros de 110 bhp que dará cierto ahorro de combustible. Con el décimo segundo lugar de ventas, hay mucho por trabajar.

SEAT Ateca, pequeña, bien vestida, citadina (Fotos de Yoss Arias).

Comencemos por saber que una SEAT Ateca (probamos la Excellence más cara) es mejor producto que una Jeep Renegade o una Ford Ecosport. Ya ni qué decir de una Renault Duster que detenta el quinto lugar de ventas. Por tanto, los atributos de esta española armada en Martorell son la practicidad de su tamaño, el poderse mover regularmente por la ciudad, y no escandalizarnos a la hora de ver el medidor de gasolina. El motor de cuatro cilindros de 1.6 litros de 110 bhp con 114 libras pie de par motor no es lo mejor, pero se defiende mejor que el viejo 2.0 litros de la Duster (consumo disparado a la locura) o la calidad que deja a deber con la Ford Ecosport. Así que el valor-precio de la SEAT contra aquellas, es mejor.

En el apartado de suspensión se defiende bien con la MacPherson delantera y el eje semirrígido con muelles helicoidales atrás. Las seis bolsas de aire a bordo, se agradecen, no así lo delgado de las puertas que a muchos que la fueron a ver a la agencia, no les agradó del todo.

Un tablero limpio, con una dirección aceptable, hacen de la SEAT Ateca un producto a considerarse.

SEAT ATECA 2018, VERSIONES Y PRECIOS

Reference $314,600

Style (con sensor trasero) $331,500

Excellence (con cámara de reversa) $371,900

No es una camioneta potente. No espere eso. Si desea una respuesta activa, busque otras opciones como Mazda CX3 o Honda HRV, o bien la Suzuki Vitara turbo que defiende bien ese apartado. Pero si quiere algo práctico, para moverse bien y traer una camioneta “bien vestida” por fuera y por dentro, la SEAT Arona es mejor opción que Chevrolet Trax (mala calidad) o incluso que la más vendida, Nissan Kicks que da muchos bonos para ser adquirida.

El diseño y los acabados no son nada malos.

La transmisión es automática de seis velocidades, lo que se agradece para los viajes largos en los que el motor va descansado, y es allí donde se dan las gracias por el ahorro de gasolina. Los frenos de disco son en las cuatro ruedas, por lo que no causa el desagradable cansancio que sí se ve en Chevrolet Trax por poner un ejemplo. Recuerde, no todo es el precio en una unidad.

El control de estabilidad es bien recibido, no como en otras unidades de mayor venta en el que las versiones inferiores carecen de él. En SEAT Ateca está presente este sistema desde la versión Reference.

Un perfil nada malo el de la SEAT Arona 2018.

Una camionetita de 4.1 metros que cabrá en toda cochera. El maletero de 400 litros es aceptable. La relación peso-potencia es de 10.4 kilos por caballo, nada bueno, pero no es un vehículo de carreras.

La plataforma MQB modular, utilizada por Volkswagen en diversos vehículos desde la Arona, el mismo Up y en Tiguan y Jetta, le ha dado resultados favorables. La base de cada vehículo es ampliada o reducida según se necesite. En la Arona se tiene una unidad robusta, segura, confiable, lo que no pueden presumir otras plataformas en otras marcas (las ya mencionadas).

El tanque de combustible es de 40 litros y el rin de 17″ en la versión Excellence, viste bien a la unidad. Un vehículo digno de probarse.

Rines de 17″ en la versión Excellence… y buenas llantas.

Léa también

Changan Motor aplaza entrada a México para segundo trimestre de 2020

La firma china Changan Motor no tomará este año ninguna decisión para instalarse en México. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *