Honda, prueba, error, prueba: Base del éxito de una gran automotriz

Honda está en la Fórmula Uno. Y, pese a los errores, sigue firme para destacar ahora con el equipo Red Bull. ¿Cómo se arma una gran empresa automovilística? ¿Cómo puede un espíritu luchador vencer al final? Prueba, error, prueba. Así se ha hecho grande una empresa en la que la “H” no es muda, sino que da Historia a una gran marca con ética, con honestidad empresarial.

Soichiro Honda, un fundador, un luchador, un hombre-industria (Fotos de Honda y archivo).

Por la importancia que, para nuestros lectores, puede tener este texto que describe el acto emprendedor del hombre que fundara Honda, y cuya compañía lleva su nombre, damos a conocer el comunicado que nos ha enviado la empresa en México.

La filosofía de Honda está llena de inquietud, así como de personalidad innovadora y disruptiva. El fundador de Honda, Soichiro Honda, entregó su vida a una infinita capacidad de innovación, una inagotable adaptabilidad al cambio, una toma inteligente de riesgos y un incesante impulso competitivo que actualmente, permiten a la firma ser una de las empresas más reconocidas a nivel global.

Prueba-error constante

Soichiro Honda, convencido autodidacta, creyó en la filosofía de probar, probar y probar, aprendiendo de los fallos para no repetirlos más. La tenacidad, la disciplina y la persistencia fueron sus señas de identidad y en el mundo de los negocios siempre estuvo abierto a nuevas experiencias que le permitieran evolucionar a nivel personal y empresarial. La inquietud por hacer cosas nuevas le persiguió hasta el final de sus días, hecho que le impulsó, por ejemplo, a aprender a pilotar helicópteros a sus 60 años.

Honda, una gran marca en la industria automotriz.

 

Confianza indestructible

Nunca importó si las condiciones eran muy adversas o si el mercado incluso no existía. Soichiro Honda siempre fue hacia adelante con sus proyectos e ideas. Solo así se puede entender que una compañía que hace siete décadas acopló un motor auxiliar a una bicicleta sea actualmente una empresa líder en movilidad y la primera compañía del sector de la automoción en desarrollar íntegramente un avión privado a reacción (HondaJet) y el robot humanoide más avanzado del mundo (ASIMO).

No existen problemas, sólo retos

 Soichiro Honda no percibía muros infranqueables, veía la manera de salir victorioso con “algo más difícil todavía”. Solo de esta forma se entiende el optimismo con el que se enfrentó a retos empresariales gigantescos. Poco a poco, fue saltando todas las trabas que le salieron al paso para crear uno de los grandes imperios del motor actuales.

Optimismo, innovación, confianza, pensar en grande y ganas constantes de aprender; la formula heredada de  Honda para alcanzar el éxito.

 

Léa también

Nissan Mexicana: 53 años, 13 millones de unidades producidas en tres complejos

Se llamaba Datsun. Eran finales de los años 50 y ya se proyectaba la primera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *