Comitiva va a China para tratar de traer a Changan o Chery a México

Las cosas se han complicado. Por un lado FIAT Chrysler Automobiles, FCA México, ha hecho la invitación a las marcas chinas, entre ellas Changan y Chery, para que venga alguna de ellas como su aliada y con el fin de vender los autos chinos vía su red de distribuidores. Por el otro, un grupo de inversionistas mexicanos busca que esta y otras empresas asiáticas vengan para entrar como marcas propias y aliadas con el capital azteca.

Interés mexicano en la industria automotriz china (Fotos de archivo).

Este martes saldrán, con destino a Beijing, varios ejecutivos que conforman la comitiva mexicana que visitará a empresas como Changan y Chery, entre otras. El objetivo es muy claro: Traer inversión china a México y en donde ellos, los distribuidores multimarca, puedan estar junto con los asiáticos en la operación.

La fuente que informó lo anterior a Al Volante, y que pretende no ser revelada por lo delicado de las negociaciones, afirmó que entre los inversionistas mexicanos está la empresa Alden Motors cuyo propietario es Alberto López de Nava. También el actual dueño de la bodega que es rentada a la china BAIC en la zona industrial del corredor Jalapa-Puerto de Veracruz, la empresa Picacho Automotriz (que también representa a BAIC(, entre otros.

Queda en entredicho qué va a pasar con la marca BAIC en México.

Chery Fulwin, subcompacto que se encuentra en el portafolio de productos de la marca china.

Esta visita no es la primera que se realiza, pero sí la que tendrá la mayor trascendencia para alcanzar acuerdos concretos con Chery o Changan.

Cuando el grupo de inversionistas mexicanos se acercó a FIAT Chrysler, FCA México, el responsable de la operación, Bruno Cattori, mostró interés y viajó a China. Pero el ejecutivo ha tratado de hacer una relación directa con las empresas chinas, mostrándoles un plan de comercializar vehículos chinos a través de la red de distribuidores Chrysler y Dodge, de las cuales sólo quedan 92 agencias en el país.

Así el deshoje de la margarita está en dos caminos: 1. Que las chinas vendan a través de los inversionistas mexicanos pero con sus marcas propias chinas, o 2. Que FCA comercialice las unidades chinas como algo así: “Chery by Dodge” o “Changan by Dodge” (como en el pasado lo hicieron con la surcoreana Hyundai de la cual vendieron el “Atos by Dodge”, entre otros productos).

El regreso de la comitiva azteca, luego de las vacaciones de esta semana, será interesante para saber qué depara a ellos el futuro con la industria automotriz china.

Léa también

Accionistas de Nissan Motor quieren tres comités de vigilancia; Renault no está de acuerdo y se ahondan las diferencias

Hoy, en Yokohama, Japón, la 120 Asamblea General Ordinaria de Accionistas de Nissan Motor Corporation …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *