Desconoce el automovilista la seguridad que ofrece el auto que compra: EPC

El Poder del Consumidor (EPC) hizo una encuesta en la que demuestra el desconocimiento que tienen los compradores de un auto nuevo, sobre la seguridad que le ofrece el vehículo que eligen. EPC presentó los resultados de esta evaluación en la que, irremisiblemente, los automovilistas salimos reprobados.

Vialidad ciudad Toyota Highlander

¿Qué tan seguro es el auto que hemos adquirido? (Foto Al Volante).

Dada la importancia que tiene el documento que a continuación reproducimos, lo hacemos de forma integral para conocimiento de los lectores.

Comunicado de medios de EPC

La primera Encuesta Nacional en Seguridad Vehicular muestra que en México la mayoría de propietarios consideran que sus vehículos son seguros, a pesar de que no cumplen con los mínimos estándares de seguridad y podrían causarles la muerte o daños de por vida a ellos y a miembros de sus familia en colisiones a solamente 64 kilómetros por hora.

Stephan Brodziak, investigador en seguridad vehicular de El Poder del Consumidor (EPC) afirmó que: “La ignorancia de los propietarios de automóviles sobre la seguridad de sus vehículos y los sistemas que deben presentar para garantizar la protección mínima del conductor y sus pasajeros, es una  de las razones que explica que en México no se cuente con estándares de seguridad para los vehículos nuevos que entran al mercado y, explica en parte, que los accidentes vehiculares sean la principal causa de muerte en niños y niñas entre 5 y 14 años de edad y la segunda causa de orfandad en nuestro país. La propia Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE)  en sus Estadísticas sobre Salud México 2014 ha señalado que en México la esperanza de vida se ha visto afectada por tres causas principales: la obesidad y diabetes, los homicidios  y ´las muy altas tasas de mortalidad por accidentes de tráfico’. Además hay que señalar que los accidentes viales le cuestan al país alrededor de 1.7% del PIB”.

Chevrolet Aveo chocado

Chevrolet Aveo chocado; cero estrellas de Latin NCAP (Foto archivo).

A la ignorancia de los propietarios de automóviles sobre la seguridad de los vehículos y sus componentes se suma la falsa idea de poseer un auto seguro. Una ignorancia que ha sido mantenida por la industria automotriz y la falta de regulación por parte del gobierno mexicano para que los autos nuevos cumplan con los estándares de seguridad recomendados por Naciones Unidas.

Condiciones de seguridad en Tsuru de Nissan y Aveo de General Motors

De acuerdo a las pruebas de choque realizadas por Latin NCAP, organismo encargado de evaluar la seguridad de los autos que se comercializan en América Latina y avalada por la ONU,  el Tsuru de Nissan (cuarto lugar en ventas en México), no cumple con los mínimos estándares de seguridad, calificado con cero estrellas, lo que significa que el conductor y los pasajeros podrían morir o quedar con daños de por vida en un choque a 64 kilómetros por hora. El 79% de los encuestados, dueños de este vehículo, consideran que su  auto es seguro. El 94% de ellos afirmó conocer los elementos de seguridad con que cuenta el vehículo; 83%  asegura que su auto cuenta con una estructura estable; el 94%  tiene la falsa creencia de que su  auto tiene cinturones de seguridad de 3 puntos en cada plaza; y el 78%  piensa que su auto cuenta con Sistema Electrónico de Estabilidad (ESC). Sin embargo, el Tsuru no cuenta con ninguno de estos sistemas.

En tanto, el Aveo de General Motors, número uno en ventas en México, también ha sido reprobado con cero estrellas en las pruebas de choque de Latin NCAP. Sin embargo, el 96% de los poseedores de un  Aveo considera que su vehículo es seguro y el 73% afirma que cuenta con ESC, cuando  esta tecnología no se encuentra disponible en ninguna de las versiones de este modelo.

Nissan Tsuru chocado

Nissan Tsuru chocado, nada de seguridad (Foto archivo).

De acuerdo a la encuesta, sólo el 8% de las personas  al comprar su vehículo preguntaron sobre los requerimientos de seguridad, en cambio la mayoría aceptó que le interesó más conocer otros detalles como el estilo, el equipamiento o la comodidad. Al respecto el investigador en seguridad vehicular de EPC, afirmó: “esto habla de la ignorancia de los consumidores mexicanos, ya que les preocupan elementos que son prescindibles, en lugar de preguntar por aquellos que les darían seguridad a ellos y sus familias”.

Stephan Brodziak, resaltó que la preocupación de los consumidores por la seguridad de los vehículos aumentó radicalmente cuando  recibieron información  de las tecnologías de seguridad.

La Encuesta Nacional demostró que una vez que los entrevistados fueron informados acerca de las pruebas de choque que realiza Latin NCAP, el 98% afirmó que sería importante conocer el desempeño del vehículo en las pruebas de choque. En el mismo sentido el 93% de los encuestados están de acuerdo en que el gobierno exija a la industria que implemente las mejores tecnologías en seguridad en todos los autos nuevos que se vendan en el país.

Los resultados de la Encuesta demuestran  que los consumidores están dispuestos a pagar más con tal de tener un auto más seguro. El 88% de los entrevistados opinó que preferirían un vehículo más caro pero con todas las medidas de seguridad. Asimismo los consumidores, después de conocer cómo funcionan los frenos ABS[3], el ESC, los cinturones de 3 puntos y las bolsas de aire, el 99%  afirmaron que estos elementos serían muy importantes en la adquisición de su próximo vehículo. Cifra totalmente contrastante, cuando al principio de la entrevista sólo el 8% consideró la seguridad como el primer elemento a tomar en cuenta  en la compra de un vehículo.

En la actualidad, ningún vehículo está obligado a tener tecnologías de seguridad  como ABS, ESC, bolsas de aire o a pasar pruebas de choque frontal o lateral, que confirmen que cuentan con una estructura estable en caso de impacto.

VW Gol chocado

VW Gol chocado, versiones básicas sin seguridad (Foto archivo).

 Estas tecnologías avanzadas de seguridad, sólo  son integradas en vehículos de lujo o en la versión más equipada de algunos de los autos más “accesibles”. Lo que posibilita a la industria incrementar de manera artificial el precio a los consumidores y multiplicar las ganancias por tecnologías cuyo costo real no está reflejado en el precio al consumidor.

Como ejemplo de lo anterior, la versión básica del Aveo tiene un precio aproximado de $150,000 pesos y la versión equipada con 2 bolsas de aire y frenos ABS es de $195,000 pesos. La diferencia -$45,000 pesos- no corresponde al costo de las tecnologías con que innova en la segunda versión, ya que un precio conservador de los ABS es de $250 USD y $50 USD cada bolsa de aire. Por lo que sumados, se estaría hablando de un incremento conservador de $350 USD. Estas tecnologías no están integradas desde la versión básica, si se contara con ellas el precio del vehículo aumentaría como máximo $6,000 pesos.

Otro ejemplo de la diferencia del costo artificial de la seguridad es la versión de lujo del VW Jetta, el GLI, cuyo costo asciende a más de $400,000 pesos. La diferencia entre esta versión de lujo y la versión básica es de $200,000 pesos. Volkswagen no incluye el ESC desde su versión básica lo que reduciría en 80% situaciones de riesgo. Brodziak concluyó: “Esta práctica de la industria automotriz ha convertido la seguridad de los automóviles y la protección de la vida en un lujo para los consumidores”.

El Poder del Consumidor  hizo un atento llamado al gobierno para que  obligue a la industria automotriz a alinearse  con los estándares de seguridad sugeridos por la ONU. Estándares obligatorios en la Unión Europea, EEUU, Canadá, Australia, Ecuador, Brasil y estándares similares en Argentina. Asimismo, EPC pidió que el período de gracia otorgado a la industria para integrar estas especificaciones propuesto en la NOM-194, sea reducido de 4 a 2 años a partir de su publicación.

Como parte de su campaña por la seguridad vehicular El Poder del Consumidor lanzó el video “El Estudio de Sofía – Huérfanos o Normas de Seguridad.

Léa también

Chevrolet Beat 2019 con problemas en el software de la pantalla

Si usted observa que la pantalla de su Chevrolet Beat recién nuevecito comienza a parpadear, …

13 Comentarios

  1. Las culpas estan asi…
    SECRETARIO DE ECONOMIA Y DEMAS AUTORIDADES: Corrupcion, ineficacia y estupidez por no aplicar las leyes en favor de los mexicanos.
    INDUSTRIA AUTOMOTRIZ (AMIA): Amor y perrez por el dinero.
    COMPRADORES: Ignorancia, pobreza y estupidez (porque muchos estan informados) por seguir comprando.
    Es algo facil…no lo compras, no lo hacen. Tan facil como el 1+1=2

  2. Desafortunadamente

    No hay tanta información como quisiéramos; el ver los resultados de pruebas de choque efectuadas por la EURONCAP Programa europeo de evaluación automóviles nuevos o la NHTSA National Highway Traffic Safety Administration no necesariamente tendremos los mismos resultados con los autos vendidos en México o Latinoamerica ya que pueden dejar de tener refuerzos en la carrocería que son vitales para proteger a los ocupantes y aunque posean AIRBAGS no serian suficientes para evitar mayores daños a los ocupantes.
    Sin duda es complicidad o IGNORANCIA del gobierno y las armadoras de autos quienes se ahorran costos y nos venden los autos de tercera a precios de primer mundo.

    VALDRIA LA PENA Promover una liga a una pagina que nos brinde información sobre los niveles de seguridad que ofrecen los modelos comercializados en México no todos los Nissan son inseguros pero tener esta información a la mano podrá orientar a un comprador sobre los modelos de un mismo segmento y precio que SI OFRECEN BUENOS NIVELES DE SEGURIDAD y ECONOMÍA DE COMBUSTIBLE

  3. Exacto, las agencias les importa vender y ya, te van a decir q sale bueno y si no te regalan unos tapetitos, el consumo de gas no concuerda con lo real, por ejemplo en el D.F el excelente estado de las calles sin ningún bache, los polis de tránsito q agilizan el tráfico , la excelente sincronización de los semáforos y la inmejorable cultura vial de automovilistas y peatones, pues así q ahorro de combustible tendríamos…..

    En mi experiencia lo primero q busque en mi auto fue seguridad, espacio, consumo de gas, diseño, adquirí un Honda civic, aunque sí sobrepasó mi presupuesto inicial, la seguridad de la familia es primero

  4. Agrego y he criticado en estos foros la parte de seguridad de los vehiculos, y en un país como Mexico se aplica el dicho “En tierra de ciegos el tuerto es el rey” y es lo que pasa con la industria automotriz en Mexico, y nuestros gobernantes, se aprovechan de nuestra ignorancia, en el caso de la marca nissan, los vehículos mas economicos al que la gran masa de población puede adquirír (nisan -aveo.) aparte de la falta de medidas de seguridad mínimas la carroceria en su estructura es bastante debil y si, aunque al vehículo lo equiparan con la mínima seguridad, no serviría de mucho, y como siempre digo el cambio lo podemos hacer los consumidores Y EJERCER NUESTRO PODER de al elegir vehículos mas seguros.

  5. Me resulta muy difícil de entender que en plena era de la información, con el internet disponible para todos los que compran un auto aún siga habiendo compradores que pecan de ignorantes.
    No sé si sean flojos, apáticos, indolentes o que pero la información está disponible para todos, desde las fichas técnicas hasta las reseñas, pruebas de manejo y foros como este.

    No creo haya ninguna persona que tenga la capacidad financiera para comprar un auto que no tenga acceso a internet.
    Si bien el gobierno debe y tiene la obligación de actuar y de imponer aunque sea las mínimas medidas de seguridad en los autos que se venden en México, de igual forma todos tenemos la obligación de informarnos, no somos niños para luego decir que nos engañaron o que no sabíamos lo que estábamos comprando.
    Un auto es uno de los mayores gastos que podemos tener y es una herramienta en la que literalmente nos jugamos la vida a diario, si no somos lo suficientemente interesados en nuestras propias vidas no sé en que lo podamos ser.

    • Caballero, concuerdo en una parte y estoy en desacuerdo en otra. Si bien, es cierto que el internet ahora es más accesible, y por tanto, se puede acceder a la información fácilmente, hay tres cosas importantes que hay que tomar en cuenta:

      1. El público que compra las unidades, en algún momento le pregunté a un vendedor de chevrolet sobre quiénes compran los autos, y más o menos es así. Los jóvenes menores de 25 años tienden a comprar carros baratos y pequeños para desplazarse en la ciudad, por tanto, lo importante es el consumo y en eso se fijan, además que es lo que se permiten comprar, el sueldo no ayuda para mucho. mayores de 25 y hasta 40, compran autos más seguros, más equipados, será quizás por los hijos pequeños y un trabajo mejor remunerado, de 40 en adelante (que no sean jubilados), compran autos más grandes porque ya no tienen tantos gastos, pero los hijos a veces les piden los carros, a veces salen a pasear a lugares cercanos. Podría deducir que se trata del grueso de compradores que no tienen un algo nivel adquisitivo.

      2. Si bien es cierto que es fácil acceder a la información, sin temor a equivocarme, puedo apostarte que si tú entras a cualquier foro (incluído este) y revisa la prueba de manejo de cualquier carro, la prueba fue con la versión tope de gama, prácticamente nunca se hace con versiones de entrada. Pero hay una situación peor, cuando yo compré un aveo, en todas las reseñas decían prácticamente lo mismo: “el auto familiar por excelencia”, pero nunca mencionaron lo viejo que es el tren motríz, lo que contamina, cuál sería una opción viable contra este, mucho menos las pruebas de choque frontal (aparte que estas se hacen años después de que ya está a la venta).

      3. El objetivo es vender, vender y vender. Hace unos días fui a una concesionaria de nissan, preguntando por el versa, al cuestionarle por la potencia y la seguridad, realmente no sabía qué estaba vendiendo, cuando le cuestioné el versa contra un fiesta, su argumento fue que “todos los carros son seguros, pero el fiesta gasta más en gasolina”, vaya, nuevamente al punto 1, el ahorro de combustible es lo que atrae a más compradores.

      Concuerdo que ahora la información está presente y es fácil acceder, pero no toda la gente entiende lo que lee, mucho menos las cuestiones costo-beneficio. La peor parte es cuando tienes que enfrentarte serás bombardeado por montones de propuestas sobre consumos de gasolina, ahorros y equipo de entretenimiento, la meta de ellos es vender, y tiene bastante experiencia para enredarte, para confundirte, para venderte humo, para hacerte creer que la versión más cara es porque tiene asientos de piel y una pantalla y es lo único que no tiene la básica, ellos saben su trabajo, pero nosotros no sabemos nuestros deberes como compradores.

      Ya me extendí bastante, pero quisiera comentar también que, efectivamente, un auto es una inversión a largo plazo y en la que pasaremos horas utilizando, más nos valdría interesarnos en cuidarnos y hacer una buena inversión en todos los sentidos.

    • Oswaldo… vaya clase con la que sentaste a Humberto.

      Interesante su punto de vista, pero lo que mencionas es tremendamente certero.

      Información hay mucha (vivimos en la era de la información… casualmente), sin embargo, ésta no es digerida con exactitud por todos. Es más, me atrevería a decir que la mayoría de los que estamos aquí, que en teoría somos medianamente instruidos en el tema, realmente podremos señalar cuestiones más específicas sobre por qué comprar un coche sobre otro (en segmentos similares).

      En fin. Gran comentario, Oswaldo.

  6. Buenos días.
    Soy un lector cotidiano de la página, en la cual uno aprende de los demás como todo en la vida, al leer tantos reclamos de nosotros como consumidores de los automóviles, decidí iniciar una petición a través de la plataforma change.org, que sí bien no es vinculatoria, considero sería un grano de arena a la falta de interés de las marcas que desprecian a las personas por venderles autos que son eso, un riesgo latente desde bajas velocidades, con consecuencias incluso mortales.

    Pido de la manera más atenta, nos hagamos escuchar -leer más bien- y firmar la petición que envíe (https://www.change.org/p/asociaci%C3%B3n-mexicana-de-distribuidores-de-automotores-amda-asociaci%C3%B3n-mexicana-de-la-industria-automotriz-a-c-instituto-mexicano-del-transporte-procuraduria-federal-del-consumidor-secretaria-basta-de-veh%C3%ADculos-inseguros-en-m%C3%A9xico), en la que pretendo se represente la voz -y letra- que amablemente el Sr. César Roy difunde por este medio de critica y aportación.

    Un cordial saludo.

  7. “…y nadie hace nada”, pues no, foros como alvolante han levantado la mano para escuchar las demandas de los compradores, ahora con EPC, comienzan a verse cada vez más envueltos otras organizaciones, protestar si funciona, pero hacerlo correctamente!

    Por otra parte, yo siempre he sostenido, los compradores mexicanos no tenemos la cultura de saber qué es lo que compramos, y además despreciamos el producto nacional. En mi caso, así sucedió, compré un aveo por barato y lo que me importaba era el consumo de combustible, ya teniendo el carro me di cuenta que no fue la mejor opción e inclusive, los consumos que especifican las marcas ni siquiera son confiables (algo que también se debería exigir), aún tenemos la idea que los autos viejos son más confiables por tener un acero más resistente y que otros elementos de seguridad son solo para encarcer el auto.
    Autos fabricados en territorio nacional como el Fiesta, Mazda 3 o algún Honda, cumplen estándares de seguridad bastante aceptable, y esos carros no son ni de lejos los más vendidos, en cambio, autos como el tsuru y el aveo, por baratos los vemos como los mejores.

    Desde luego que las marcas saben lo que venden, pero más que nada, el marketing y el estudio de mercado les permite vendernos ideas falsas, ellos (los de marketing) sí que hacen su trabajo, a diferencia de los burócatras que no tienen ni idea de que su trabajo es servir al pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *