Producción Ene-Mar 19 Méx.– Crece 3% y 4.8% en marzo; salen Ford Fiesta sedán y Nissan Tiida

La producción de autos en México creció 3% en el primer trimestre del año con 992,383 unidades, informa el INEGI. Esto es, se ensamblaron 29,207 vehículos más. En ello destacaron los movimientos en Volkswagen de México cuya producción de Jetta y Tiguan aumentó considerablemente, aunque algunas marcas como Ford y Nissan retiraron a modelos como el Fiesta sedán y Tiida, respectivamente.

Producción de la VW Tiguan en la planta de Puebla, con trabajadores (Fotos de archivo).

Con cifras de la dependencia, emitidas por las marcas afiliadas a la AMIA y la AMDA, sin contar los números de las empresas Giant Motors (JAC) ni BAIC china, la producción en marzo subió 4.8% con 346,873 unidades.

Audi alcanzó en el primer trimestre la manufactura de 50,004 unidades en su planta de San José Chiapa, Puebla. En tanto, la producción de FIAT Chrysler en el complejo de Toluca, Estado de México, bajó de enero a marzo para el modelo Jeep Compass de 70,421 a 55,074 unidades, comparado con el mismo periodo del año pasado.

Ford Motor Company en su planta de Cuautitlán, Estado de México, ha dejado de producir su modelo subcompacto Fiesta sedán que todavía en 2018 registraba 16,295 unidades en el primer trimestre.

La planta de KIA en Pesquería, Nuevo León, dispara la producción de Río sedán.

De Nissan Mexicana y su planta conjunta con Daimler (COMPAS Aguascalientes), habrá que revisar el comportamiento productivo de la Infiniti QX50 cuya venta en Estados Unidos no tiene todo el éxito esperado. Se vendieron en abril en aquel país 1,513 unidades y en el cuatrimestre 5,096 con una baja del 7.3%.

General Motors también ha tenido algunos movimientos productivos. El Chevrolet Cruze, su modelo compacto ensamblado en la planta de Ramos Arizpe, en Coahuila, registra una disminución importante al pasar de 1,331 unidades a sólo 41 este año. Este modelo saldrá de la línea de producción. Igual ha pasado con la camioneta pickup Silverado 3500 versión chasis-cabina, que ya no se manufactura.

KIA y su planta en Pesquería, Nuevo León, ha dejado de producir el compacto Forte Hatchback cuya importación se trae de Corea del Sur pero se dispara la producción del subcompacto Río sedán que pasó de 10,540 fabricados a 19,356 en el primer trimestre analizado. En la misma planta se ensambla el Hyundai Accent sedán que ha bajado de 13,144 a 8,123 en los primeros tres meses del año.

La planta de Mazda en Salamanca, Guanajuato, produce ahora el Toyota Yaris HB.

La planta de Mazda en Salamanca, Guanajuato, también ha registrado movimientos interesantes. La producción del Mazda 2 Hatchback se disparó de 4,404 a 10,22o unidades trimestrales. El fenómeno se debe a la manufactura del Toyota Yaris Hatchback que la planta de Mazda le facilita a su socia japonesa. Pero la producción en general pasó de 39,687 a 25,791 de un año a otro (primer trimestre).

Como comentamos al inicio, Volkswagen ha disparado la producción de su SUV utilitaria Tiguan en la planta de Puebla, con 44,923 unidades en 2018 y ahora con 54,077 camionetas, resultado de la buena demanda que está teniendo sobre todo en el mercado de los Estados Unidos, a donde se envía el 80% de la producción nacional de toda la industria automotriz en México.

Léa también

Range Rover Evoque 2020.– Nueva generación con más tracción “eléctrica” y precio desde los $768,400

Una de las marcas británicas emblemáticas del mundo automotor es Land Rover, “la camioneta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *