Presenta Mercedes-Benz su GLB “multipropósitos” compacta de tres filas que se producirá en México; precio desde $859,900

Faltaba en el mercado mexicano que las empresas Premium presentaran un vehículo multipropósitos de tres filas. Mercedes-Benz no sólo es la primera que lo hace, sino que lo fabricará en México. Se trata de su SUV compacta GLB de tres filas que cuenta con un motor de cuatro cilindros 2.0 litros turbocargado de 224 bhp. Parte en precio desde los $859,900 y ya está disponible en el mercado nacional.

Mercedes GLB, la compacta de dos y tres filas que le hacía falta en el mercado nacional (Fotos de la marca).

El mercado de las camionetas multipropósito era conocido por parte de las marcas generalistas como un nicho de cierta exclusividad. Es una petición nada despreciable de 25,000 unidades al año; de los pocos segmentos que crecieron de enero a noviembre junto con las camionetas pickup. Pero en una marca Premium la cobertura de este renglón de las camionetas deportivas utilitarias compactas, debería cubrirse con un vehículo que no pierda sus atributos de diseño y de toda la tecnología disponible en Mercedes para ofertar la GLB con dos y tres filas de asientos, de cinco a siete pasajeros a bordo.

La más compacta de las Mercedes ofrece un tablero impresionante, como siempre.

La GLB ha iniciado ventas en México este mes y, en tamaño y posicionamiento de la marca, se ubica entre el GLA y el GLC. Está orientada a cubrir necesidades de un público de alto poder adquisitivo pero que requiere labores de transportación de personas y objetos, para lo cual se ofrecerá en dos versiones, la de dos filas y cinco pasajeros y la de tres filas para siete ocupantes.

Versátil de lujo, la mejor interpretación que se puede hacer de la GLB.

El espacio interior se puede agrandar significativamente. Parte de un maletero de 570 litros que puede ser llevado hasta los 1,805 litros abatiendo la segunda fila (o tercera según la versión) para ofrecer un piso plano y disponer de la amplitud sólo encontrada en productos de otro segmento como las Vans.

Ya en el interior se pueden escoger diversas visualizaciones en los colores y presentación de los instrumentos de viaje: Clásico, Deportivo, Progresivo y Discreto. También se tiene una opción con techo panorámico.

En ciudad, carretera y terracería, la GLB tiene un manejo extraordinario dadas sus atribuciones técnicas.

La GLB 250 4Matic trae un motor de cuatro cilindros 2.0 litros turbocargado con 224 bhp a 5,500 rpm y un par motor de 350 Nm (258 libras pie) nada mal para una camioneta de estas características. Esa es la ventaja que dan las unidades equipadas con turbocargador. Pero la gran noticia es que cuenta con una desconexión selectiva de cilindros para dar mayor ahorro de combustible.

También puede trabajar con la distribución de pesos entre el eje delantero, el trasero o los dos ejes en caso de requerirse mayor adherencia en tierra o caminos irregulares.

El precio de arranque es de $859,900 y se recomienda ver la ficha técnica en la página de la marca, así como hacer una prueba de manejo en caso de que exista interés por su adquisición.

La Mercedes GLB será mexicana.

Aunque el comunicado de medios no dice mucho respecto a su producción en México, el equipo de Al Volante supone que la fabricación será en la planta COMPAS de Aguascalientes (una coinversión entre Nissan y Daimler).

En cuanto tengamos más datos al respecto, los proporcionaremos con todo gusto.

Léa también

Ventas Ene-Dic 2019 EEUU.— Cerró la industria con 17´108,156 unidades; una baja del 1.2%

La venta de autos y camionetas en Estados Unidos cerró con una disminución del 1.2%. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *