Kia Seltos 2020.— Propuesta tecnológica de doble embrague en la línea GT, a prueba

 

 

ANGANGUEO, Michoacán.—Kia Motors de México le apuesta a ganarse 14,000 nuevos adeptos a la marca con su camioneta deportiva semi-compacta (segmento B+) Seltos 2020 llegada de India. En la versión más equipada, línea GT, además del motor 1.4 turbocargado de 138 bhp, ofrece una tecnología nueva en el grupo surcoreano: DCT, una caja de doble embrague para un manejo más dinámico. Veremos su respuesta… con el tiempo.

Kia Seltos GT Line. Los surcoreanos por la apuesta tecnológica del doble embrague (Fotos de Al Volante).

La Kia Seltos evaluada fue la línea GT que tiene un motor de cuatro cilindros 1.4 litros turbocargado con inyección directa de combustible GDI y 138 bhp suficientes para mover bien a una unidad cuyo peso es de más de 1,350 kilos. La relación peso-potencia es de aproximadamente de 9.7 kilos por caballo. Nada mal para una unidad que aspira a ser más que una “crossover” como lo es la Kia Soul, su “hermana” menor.

Hemos titulado a esta entrega periodística “Una Propuesta” porque Kia arriesga su prestigio mundial al incorporar cajas que en otras marcas se llaman robotizadas como la Powershift de Ford (de muy malos recuerdos) o la DSG de Volkswagen. Los surcoreanos le llaman DCT del anglisismo referente a una transmisión de doble clutch (embrague en español).Hay que ser claros para orientar bien al público que va a tomar una decisión de compra: Una prueba de manejo a esta caja, de unas cuantas horas, no es suficiente para un veredicto, pero sí para dar una reflexión sobre su comportamiento en carretera, principal objetivo de la prueba de manejo. Ya la tendremos en el manejo a la ciudad, según promesa de la marca.

La línea es atractiva dentro el segmento “crossover”. Mide 4.3 metros.

Yendo al grano, la DCT de Kia en Seltos no satisface al cien al conductor que es el que esto escribe. Lo manifestamos a los representantes de producto de la marca que la transmisión se vuelve “nerviosa” a la hora de los cambios de velocidad, sobre todo a bajas velocidades y en condiciones de tránsito (frenar-acelerar) y nos dicen que el sistema tiene diversos modos de manejo localizados a través de un selector ubicado a la izquierda de la palanca de velocidades que permite escoger el tipo de manejo normal o deportivo de la unidad, incluso para condiciones de manejo en terracería. La transmisión es DCT de siete velocidades. (A México no va a llegar todavía la doble tracción AWD que en Estados Unidos sí se presentará en unas semanas más).

La ergonomía asientos-puesto de mando cumple bien con el conductor y los pasajeros.

El comportamiento DCT en carretera, con un par motor de 179 libras pie desde las 1,500 revoluciones por minuto (rpm), es muy respetable y admirable. Una versión turbo con caja manual hubiera merecido un 10 de calificación. Pero habrá que ver cómo responde la unidad línea GT con esa caja de cambios en la ciudad.

Todos los demás apartados de la unidad como comodidad, espacio de 4.3 metros de largo, control de mando, controles e información al conductor, diseño, dinámica de manejo, responden bastante bien. Ninguna queja.

Diseño muy atractivo para atraer a los clientes. Y también los colores.

La potencia es muy adecuada y maravilla que con un motor de apenas 1.4 litros (equipado en un hatchback del segmento A de los subcompactos) se puedan hacer tan buenos movimientos, obteniendo un desenvolvimiento adecuado para el tamaño de unidad (tres personas a bordo y tres maletas). El turbocargador hace su trabajo y la potencia no diezma ni con el aire acondicionado automático accionado. La inyección directa de combustible GDI se agradece y motiva a invitar a Kia a implementarla en todas sus unidades, con lo que la gente obtendría mayor ahorro de combustible y la marca un aplauso y reconocimiento por ello.

El tablero de mando, los pedales deportivos, el volante achatado, cumplen bien.

Hemos hablado de la potencia y del comportamiento de la caja de velocidades. Ahora toca hablar de la suspensión y dirección que determinan si la movilidad de la unidad es la adecuada. La geometría de la base del vehículo es MacPherson con barras de torsión CTBA atrás. Ello significa que tenemos un buen equilibrio en el comportamiento dinámico de la unidad. No hay jaloneos, no hay extraños en las curvas, la respuesta de la suspensión nos ofrece buena estabilidad y control de la unidad ya que la dirección asistida eléctricamente es suave pero firme en las curvas, permitiendo “apuntar” al vehículo donde nosotros queramos. En ello ayudan los sensores de la estabilidad, los frenos ABS de disco en las cuatro ruedas, los rines de aluminio de 17 pulgadas con la llanta 215/60R17 que brindan un buen agarre en el camino sinuoso de México, Toluca, Zitácuaro, Maravatio, Angangueo, con autopista y carretera.

El frente es, quizá, el atractivo principal del diseño de la Seltos.

Ahora entendamos un poco el contexto del mercado automotriz mexicano y ¿por qué se presenta en estos momentos esta unidad cuando Kia tiene el Soul como su camioneta subcompacta y el Sportage en compactos?

El mercado de autos se cayó en ventas casi 8% el año pasado. Todos sufrieron (aún y los que registraron crecimiento moderado como Kia). Las camionetas como la Seltos son buscadas más día a día por las amas de casa, los padres y aún las parejas jóvenes de 30 años, que trabajan y pueden solventar un gasto de $425,900 que es lo que vale la GT Line evaluada. Por tanto, la marca se tiene que reforzar en el segmento entre la Soul y la Sportage como la Seltos. Mazda ya lo hace con su CX30 entre la CX3 y la CX5 y así otras marcas. Soul no tiene el primer lugar de ventas en poder de Kicks sino que está en cuarto lugar. En las camionetas compactas Sportage sí defiende bien su segundo sitio ante CRV. Por tanto, la Seltos le permitirá a Kia ascender en ese mercado con 14,000 unidades que piensa vender este año. Y de paso, quizá pelear el cuarrto lugar de ventas totales que tiene Toyota en estos momentos.

El cluster de información ofrece la temperatura de la caja DCT.

Conclusiones:

Habrá que manejar la Seltos EX manual equipada con el motor 1.6 MPI de 121 bhp, transmisión manual de seis velocidades, para ver la diferencia contra la línea GT de 1.4 litros con caja DCT, así como el comportamiento urbano de una semana de esta última.

En todos los demás apartados, la Seltos cumple muy bien y es muy recomendable.

Hacemos votos porque se incorpore la AWD (tracción en los dos ejes) aunque sabemos que costará un poco más pero verdaderos conocedores de la dinámica de manejo, la buscarán.

Las camionetas bitono están disponibles sólo en la línea GT.

 

Léa también

Inauguran Toyota Motor Guanajuato; producirá la marca 266,000 Tacomas en próximos años

APASEO EL GRANDE, Guanajuato.– Toyota Motor Manufacturing abrió su segunda planta en México. Apaseo El …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *