Guerra comercial EEUU-Méx.– Retrasos en exportación disminuirán ritmo de producción automotriz

La guerra comercial que ha iniciado Donald Trump contra México, a partir del 10 de junio, provocará que las empresas automotrices de este lado de la frontera retrasen sus envíos de automóviles y, a un corto plazo, disminuirá el ritmo de producción automotriz en el lado mexicano… pero también en el Norte si México asume una política similar de aranceles.

El ritmo de exportaciones y producción de automóviles se podría ver afectado en ambos lados (Fotos de archivo).

Toyota en Estados Unidos, por ejemplo y de acuerdo a un reporte de la agencia Reuters, prevé que el incremento del 5% en el arancel de las partes automotrices con las que fabrica sus autos y camionetas pickup le pueden representar una pérdida de mil millones de dólaresa sus proveedores si a partir del 10 de junio el presidente Trump cumple su amenaza de iniciar una guerra comercial con su principal socio, México.

La agencia señala que varios fabricantes de automóviles establecidos en México, piensan retrasar los envíos al mercado de Estados Unidos (quizá con miras a que el problema se arregle pronto entre Trump y el Presidente Andrés). Al retrasarse los envíos ello representará miles de unidades estacionadas en los patios de las fábricas en México y, con ello, el retraso de la producción en un momento determinado, antes del 1 de octubre en que el impuesto será del 25%.

La producción en Estados Unidos se verá muy afectada por los miles de componentes mexicanos necesarios para ensamblar.

La Secretaría de Econmía de México, a través de la subsecretaría, informó hoy que México tiene un Plan B para hacer frente a un posible incremento en el arancel a todos los productos de exportación. Se aplicaría un porcentaje similar (5%) de no llegarse a ninguna negociación este miércoles 5 de junio en Washington.

De acuerdo al Canciller Marcelo Ebrard, México establecería impuestos tipo carrussell que representan irlos aplicando a una lista de productos hechos en Estados Unidos que impactarán en serio a la economía del vecino país por su gran volumen.

Economía ha dicho que a nadie conviene una guerra comercial entre los dos países.

Volviendo a Reuters, algunas empresas de autopartes en México aceleran sus pedidos antes que la amenaza de Trump sea una realidad a partir del 10 de junio.

En Estados Unidos debe pasar lo mismo si México le aplica similares condiciones al gobierno estadounidense.

Léa también

La riqueza de motores Honda, desde la Fórmula Uno a la deportividad y el ahorro de combustible

En nuestras cápsulas televisivas (YouTube / Al Volante Oficial), hemos hecho reseñas de los autos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *