Abre BMW planta San Luis con 175,000 unidades de producción; híbridos y eléctricos en el horizonte

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P.– Con una inversión de mil millones de dólares, la producción anual de 175,000 unidades y un complejo automotriz que tendrá capacidad para los 650,000 autos y camionetas a mediano plazo, ha abierto sus puertas la planta del Grupo BMW en esta localidad. De gasolina se podrán ir a los vehículos híbridos y eléctricos en un proceso flexible.

Con mariachi y el BMW Serie 3 mexicano, abrió la planta en San Luis Potosí (Foto de Al Volante).

Con una cobertura de 80 periodistas de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, abrió sus puertas la planta del Grupo BMW México en San Luis Potosí, localizada en Boulevard BMW No. 655 Parque Industrial Logistik II Laguna de San Vicente, un complejo de 300 hectáreas que producirá, en un primer plazo, 175,000 unidades del auto compacto Serie 3, pero que recibirá inversiones más allá de los mil millones de dólares iniciales.

Ya hay cinco proveedores chinos que abastecen el módulo del frente de plástico del vehículo, entre otros insumos, pero a mediano plazo, antes de cinco años, esa zona que parece una verdadera ciudad industrial, tendrá a cientos de proveedores de los niveles 1, 2 y 3. La producción para entonces podrá ser de 650,000 unidades, incluidos vehículos híbridos y eléctricos.

El compacto BMW Serie 3 ya es mexicano (Foto de BMW).

México representa la planta número 30 para el Grupo BMW, la 31 estará nuevamente en China y la 32 en Hungría. Así el crecimiento de este grupo alemán que vendió en mayo pasado 1,839 unidades en el país y en los primeros cinco meses del año 10,159 vehículos, primer lugar del segmento Premium.

La gran constante durante la apertura en San Luis Potosí fue el asunto de los aranceles, si Estados Unidos los aumentará para México y cómo va a impactar esto a los planes de BMW. En los dos años que lleva la empresa en construir la planta y tenerla lista el día de hoy, siempre han sido firmes los objetivos: Convertir a la fábrica en una de las más importantes del Continente Americano, tener confianza en el país y en lo que viene, ser optimistas y apostarle a hacer ganar a México en producción automotriz. La planta, de 175,000 unidades anuales iniciales, se podría ir a 650,000 en tres turnos, si todo sale bien.

Alfonso Romo, cuarto de Izq. a Der., inauguró la planta acompañado del gobernador y consejo de BMW (Foto de Al Volante).

La planta de BMW San Luis ya está produciendo desde hace más de un mes. Se fabrican 81 unidades Serie 3 al día, por cinco días de trabajo actualmente. Unos 405 autos a la semana en un sólo turno, pero esta es una planta flexible que puede variar la producción del Serie 3 a otros vehículos, camionetas SUV por ejemplo. Y puede también producir de autos a gasolina a vehículos híbridos y hasta eléctricos. De momento, el Serie 3 sólo de produce en Alemania, China y México, para todo el mundo. Desde acá se cubrirá el mercado de América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México) pero además Latinoamérica y otras partes del mundo.

Oliver Zipse, miembro del consejo de BMW para la producción, dijo en la conferencia de prensa de las 7 horas, de este jueves, ante periodistas de México, Alemania, Estados Unidos, Italia y América Latina, que la flexibilidad de la planta permitirá cubrir la demanda del Serie 3 para toda la zona.

Hermann Bohrer, director de la planta en México y Oliver Zipse, miembro del consejo de BMW para la producción mundial (Foto de Al Volante).

Hermann Bohrer, director de la planta en México, señaló que este año la empresa cumple 25 años en México y que se han generado 22,000 empleos con la construcción de la fábrica.

Milagros Caiña-Andree, responsable de recursos humanos y de la capacitación en la planta, se refirió a la inversión de 13 millones de dólares  además de la edificación del Centro de Adiestramiento con 6,000 metros cuadrados y una suma de capital de 6.5 millones de dólares adicionales para cumplir el objetivo de preparar a los 2,500 trabajadores que laboran ya en la nueva fábrica potosina.

Durante la conferencia de prensa se puso énfasis en que la cuestión arancelaria entre México y Estados Unidos no detendrá para nada el plan de BMW de crecer y expandirse en el mercado de América.

Los directivos alemanes signaron su compromiso de apoyar al gobierno entrante para el combate frontal a la corrupción. “Brindamos todo nuestro apoyo a este programa”, dijo Oliver Zipse.

A la derecha, Milagros Caiña-Andree, responsable de la capacitación de los trabajadores (Foto de Al Volante).

Andreas Wendt, responsable de compras del Grupo BMW de Alemania, precisó que cada Rolls-Royce, cada BMW que se produce en el mundo, lleva partes mexicanas. Desde componentes eléctricos y partes de suspensión, México representa una proveeduría fuerte unida a los 222 abastecedores de piezas que representan 2 mil millones de dólares de compras al año, sólo de la parte mexicana.

Léa también

BMW Serie 1 2020.– Un tres cilindros 1.5 l de 140 bhp capaz y de buen desempeño; precio de $599,900

BAHIA SAN CARLOS, Sonora.– BMW Grupo México rompe dos paradigmas de un sólo golpe: Un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *