Sube gasolina a $8.84; ¿es hora de cambiar de auto?

Georgina Zavala toma su Nissan X-Trail que se acaba de comprar. Ha salido como todos los días de su casa para llevar a sus dos hijos a la escuela, allá por los rumbos de Naucalpan. Sólo exclama al enterarse del aumento al precio de la gasolina esta semana: «¡No puede ser! ¿Qué voy a hacer ahora? Tendré que cambiar mi camioneta por un Vocho».

Sube la gasolina: ¿A quemar las naves?

Cuando la gasolina costaba $1.50 a nadie le preocupaba si su auto era de ocho cilindros o de cuatro. Hoy, la realidad impone un nuevo criterio… y una nueva conducta al volante. Georgina hace sus cuentas y ve que tiene que desembolsar $600 pesos a la semana o $2,400 al mes. «No me salen las cuentas. Me compré esta camioneta porque es amplia y muy cómoda. Pero no puedo gastar tanto en gasolina. Tendré que acudir al transporte urbano para el regreso de cada día y usar menos el vehículo».

En Estados Unidos les pasaba lo mismo hasta atravesar las dos grandes crisis del petróleo, la de 1973 que obligó a las fábricas de automóviles a producir vehículos de cuatro cilindros. El Mustang, el LeBaron y otros, tuvieron que reducirse en tamaño y en motor.

La segunda crisis de los años 90 fue otra obligación para que el Estado norteamericano exigiera de las fábricas la producción más eficiente en el consumo de combustible y así salieron a la palestra en la década del 2000 los modelos híbridos y algunos eléctricos al final de la década.

2010 será la gran década de los cambios en materia tecnológica de la industria automovilística de las principales potencias europeas, asiáticas y de Estados Unidos.

Hoy, el consumidor mexicano que padece la peor crisis económica del sexenio, con un gran desempleo y un aumento exponencial del subempleo –jefes de familia que tienen hasta tres pequeños empleos para sacar las cuentas del día–, comienza a fijarse en lo que compra. Por más que la mercadotecnia voraz le invade en la televisión con enormes cantidades de anuncios que violan día a día la Ley de Radio y TV, con una radio que tiene hasta 10 anuncios por corte, una prensa con anuncios en cada página, el consumidor ha aprehendido a defenderse de esa guerra de ideas para que gaste.

Y el automotriz no podía ser el sector que escapara a esta auto-defensa del consumidor. Hoy la gente sabae que si no necesita un auto nuevo no tiene por qué comprarlo, por más bonos y cheques que le entreguen a cambio.

Y la gasolina es otro factor que le motiva inhibirse para no adquirir un nuevo vehículo.

Ahora hay posibles compradores que preguntan cuántos cilindros tiene el vehículo, cuánto consume. Y es allí donde El Poder del Consumidor, organismo no gubernamental que defiende los intereses de los compradores, exige que las fábricas de autos le pongan una calcomania al auto con el promedio de combustible y el número de kilómetros que este avanza con un tanque. No les han hecho mucho caso los fabricantes.

La gasolina Magna Sin tiene ahora un precio de $8.84 el litro. Un tanque de 50 litros ahora se llena con $442 pesos. Una semana promedio de uso. Y si el auto es de seis u ocho cilindros, quizá requiera un tanque y medio o dos. Saque sus cuentas.

La Premium que usan los autos nuevos de alta tecnología como Audi, BMW, Volvo, etc., cuesta ahora $9.94, cerca ya de los 10 pesos. Un tanque de un BMW llena ahora con $500 pesos.

Georgina Zavala piensa seriamente en vender su X.Trail y comprar un pequeño vehículo de cuatro cilindros. «El que ahorre más gasolina, ya no me importa el tamaño ni el estatus. Con que no me deje por ahí, todo estaría bien», dice.

A propósito, El Poder del Consumidor difundió esta semana el siguiente comunicado que exponemos de manera íntegra, por ser de interés general para los lectores:

«Al ocurrir la octava alza del año en el precio de las gasolinas, la asociación civil El Poder del Consumidor denunció a las compañías automotrices por centrar su estrategia de mercadotecnia en modelos de bajo rendimiento y promover la venta de estos vehículos sin informar a los compradores cómo les impactarán las alzas al precio de las gasolinas.

«Destacó que, al concluir 2010, quienes han adquirido un vehículo de bajo rendimiento terminarán pagando hasta $25 mil pesos adicionales por el consumo anual de gasolina respecto a un automóvil de alto rendimiento. A ese monto deberán añadir de $2 mil a $3,500 pesos, que será el monto adicional por las alzas al precio de las gasolinas sobre el gasto que realizarán los propietarios de un vehículo eficiente.

«En particular, la asociación señaló a Chrysler y Ford, cuyas ventas en México dependen de las camionetas (minivan, SUV, pick up). En su gran mayoría, estos vehículos ofrecen un rendimiento inferior a 12 kilómetros por litro de gasolina.

«Con base en estadísticas de la AMDA (Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles), El Poder del Consumidor destacó que durante los últimos 12 años la mitad de las ventas de Chrysler (48.3%) correspondió a las camionetas. Sin embargo, desde 2006 este tipo de vehículo representa la mayor parte del total anual de esta empresa, que para 2008 ya vendía dos camionetas por cada auto ligero.

«En el caso de Ford, las camionetas han representado el 59% del total de sus ventas en los últimos 12 años. Pero a partir de 2006 esta empresa comenzó a vender 2 camionetas por cada auto ligero y en 2008 la relación fue de 3 a 1.

“Esta práctica comercial les resultaría insostenible en los principales mercados como EUA, Europa y Japón, pues en tal caso estas compañías tendrían que pagar las elevadas sanciones que establecen las normas de eficiencia automotriz que operan en esos mercados. De hecho esas normas exigen que las empresas automotrices eleven progresivamente el rendimiento promedio de sus flotas vehiculares, en beneficio de los compradores, de la economía y del ambiente”, señaló Gerardo Moncada, coordinador de Transporte Eficiente en El Poder del Consumidor.

«La inexistencia de este tipo de norma en México explica el envío masivo de vehículos de bajo rendimiento a nuestro país, como lo está haciendo Ford con un crédito del Export-Import Bank de Estados Unidos para trasladar a México 200 mil unidades de 4 modelos de camionetas que rinden menos de 8 km/l y de dos modelos de autos con rendimiento menor a 12 km/l.

«De hecho, en México sólo unos cuantos modelos de camionetas 2010 alcanzan un rendimiento de 10 km/l mientras un amplio rango no llega a 8 km/l, como son: Ford Explorer, Expedition, EcoSport, Lobo; Chrysler Town and Country; Dodge Journey, RAM; Chevrolet Silverado, Tahoe; General Motors Yukon; Jeep Wrangler, Grand Cherokee; Land Rover LR2, Range Rover; Hummer; Toyota Highlander, Sequoia, Land Cruiser; VW Touareg, Routan; Nissan Pathfinder, Armada; Mazda CX-9Wagon; Volvo XC90; Audi Q7; Acura MDX; Mercedes GLK, R350, G55, ML63; BMW X3; Lincoln Navigator; Cadillac Escalade, Porsche Cayenne, entre otros.

“El problema no es que existan estos modelos de bajo rendimiento sino el volumen de ventas que han adquirido. Esto no ayuda a las finanzas de los consumidores que descubren demasiado tarde cuánto deberán gastar en gasolina. Tampoco ayuda a la economía nacional que debió incrementar en 400% las importaciones de gasolina en los últimos cinco años. Tampoco beneficia al ambiente ni a la movilidad en las ciudades cada vez más congestionadas, pues el promedio de ocupación es de 1.5 personas por vehículo”, advirtió Moncada.

«Y recordó que en 2001 la venta de camionetas en México ya representaba el 27% del total de vehículos comercializados, porcentaje que en los siguientes ocho años subió al 42%. En ese periodo, el rendimiento promedio de los vehículos nuevos vendidos en nuestro país bajó de 12 km/l a 11 km/l.

«La AMDA ha estimado que en 2010 la venta de las camionetas seguirá en ascenso y superará al segmento de autos compactos (Reporte Mercado Interno Automotor, dic 2009).

«Esta situación demuestra la necesidad urgente de crear una norma de eficiencia automotriz en México, que ofrezca a los compradores mejores garantías respecto al rendimiento de los vehículos que las empresas automotrices están comercializando en México, demandó El Poder del Consumidor».

Hasta aquí el comunicado de El Poder del Consumidor que por cierto ha encontrado pocos espacios en los medios especializados porque los editores no ven con buenos ojos la labor de EPC.

Abramos el debate.

Léa también

Chevrolet Beat 2019 con problemas en el software de la pantalla

Si usted observa que la pantalla de su Chevrolet Beat recién nuevecito comienza a parpadear, …

11 Comentarios

  1. Como siempre todos departe del maldito gobierno por eso hacen lo que la gana se les da con nosotros y alguin sabe que el pasaje esta mas caro que nada en un dia gasto 170 pesos en pasajes esto es mas de700 pesos ala semana con eso nadie vive ok le llegno el tenque a una town country y me dura dos semanas y los carros son muy incomodos entonces lo del tranporte publico queeeeee

  2. ES BUENA PREGUNTA. ¿CAMBIAR DE AUTOMOVIL? O SI VAN A COMPRAR UN AUTO ¿COMPRAR UN AUTOMOVIL ECONOMICO?
    PARA EMPEZAR GM CON CHEVROLET A LANZADO UN NUEVO MOTOR 1.2 CON POCAS EMISIONES AL PARECER, ES UN CHEVROLET SPARK, MUY PEQUEÑO, MUY POCO ESPACIO EN CAJUELA, MUY BONITO POR FUERA Y POR DENTRO, Y UN PRECIO ACCESIBLE DE $119,000 MIL PESOS MX, QUE REALMENTE SI LOS VALE, Y SU MAXIMO D EPRECIO ES DE $150,000 CON RINES, MP3, EQUIPADO Y AC / CD.
    SI BUSCAN UN AUTO QUE NO LES CONSUMA MUCHA GASOLONA LES RECOMIENDO EL SPARK DE CHEVROLET. CUENTA CON 81HP/6400RPM, POCOS PERO SIRVEN PARA LA CIUDAD Y SI HAY EMERGENCIA PUES HASTA PARA LA CARRETERA SIRVE, SABIENDOLE DAR SU USO APROPIADO Y DANDOLE SUS SERVICIOS A TIEMPO, ABS, AIRBAG.
    ASI QUE SEÑORAS DEJEN DE QUEJARSE DE LA GASOLINA POR QUE EL CONSEJO YA SE LOS HE DADO. Y SU RENDIMIENTO DE COMBUSTIBLE QUE OFRECE ES UN 20KM/LT.
    SALUDOS, SE LOS RECOMIENDO.!!

  3. Que lindo y hermoso escriben muchachos, felicidades, no cabe duda, con chicos como ustedes (hablo de los comentaristas) nuestro México saldrá adelante. Solo se les olvido comentar que «Cada pueblo tiene el gobierno que merece» y otro pequeño detalle, no se trata de cual gasta más o menos gas, sino de incentivar el uso del transporte público.
    Saluditos

  4. No inventen amigos, los consumos que ponen son irreales, las cifras que te dan las compañias son bajo condiciones controladas o incluso en «laboratorio», siempre tirenle abajo de lo que dicen …. ahora, respecto a la doñita de laa x-trail, aunque este subiendo la gasolina desde un principio debio pensar que no le iba a alcanzar, ¿cuanto era su limte 2000 pesos?, osea el que se compra un auto asi «teoricamente» debe de tener dinero para pagar la gasolina.

    Una señora vecina se jubilo del IMSS y con su lana se compro una camioneta … que vendio al año por el consumo de gasolina … osea tenia el dinero en mano para comprarsela pero no sabia ni que onda con consumos, mantenimiento, etc.

    Ya hay mas espacios (como este) para informarnos acerca de las caracteristicas de los autos), antes de que me empiezen a decir que el gobierno deberi esto y el otro, les digo que estoy de acuerdo, calderon ha estado enfocado en su guerrita y solo su guerrita.

    Regreso al tema fijense lo que dice «no me importa el staus» osea es el error mas grande que cometemos, «voy a comprar la camioneta que se compro mi comadre» «las señoras del colegio de mi hijo traen pura camioneta», hay que evaluar bien los gastos familiares.

    Si no pudo mantener la x-trail que es lo mejorcito en consumo de su categoria era obvio que este tipo de autos no eran para ella. Saludos!

    • asi es nadie se pone a pensar en el consumo de gasolina hasta que le llena el tanque a su camioneta, y apoco la xtrail puede usar magna? mi modesta meriva de 4 cil usa premium que porque si no cascabelea y se genera acido sulfurico en las camaras de combustion porque la magna tiene mas azufre que la premium… en fin un spark estaria bien para la señora, porque merivas ya no hay jiji

  5. concuerdo totalmente en el hecho de que a nadíe le ponen una pistola para comprar un auto de bajo rendimiento de combustible, pero el problema es que nosotros pensamos en el status y el que diran, antes de en que «es lo que mas nos conviene»

    Yo por lo pronto a meses antes de la compra de mi proximo vehiculo familiar… la balanza se inclina cada vez mas a un Fit!!! que lastima que no haya mas auto diesel, deberiamos cambiar como europa donde el motor pequeño pero eficiente es el que manda.

    • El Fit es un carrazo, pero algo lentón cuando va con 4 pasajeros y carga. Cumple bien su función, y es MUY económico y rendidor de gasolina. El otro que funciona igual es el Tiida, con motor más grande que el del Fit. De ese segmento, ninguno les iguala, a ambos coches, en amplitud y economía. Ningunao.

    • pues aqui el diesel no funciona muy bien porque tiene mucha suciedad y se friegan los inyectores, por eso casi no hay vehiculos particulares de diesel, solo VW se animo a traer unos pero dieron mucha lata

  6. Frustrantemente, la nota solo muestra lo estupida que es nuestra sociedad.

    Tenemos a la asociacion de consumidores culpando a la comida de que haya obesidad en Mexico. Claro, ahora resulta que Ford y Chrysler le ponen una pistola a la gente para que compre sus Lobo o RAM sobre sus Fiestas de hasta 17 km/l, o sus Atos de ~19 km/l.

    Vease tambien que ignoran la estupidez del mercado, que ni siquiera fomenta la competencia ni investiga sus opciones, y se limita a seguir borregadas. Caso concreto: La cantidad de Boras que se vendieron en rangos de precios de sedanes medianos como el Altima, Fusion, Malibu, etc. que en sus versiones 4 cilindros ofrecen mejores consumos.

    En cuanto a la señora, yo no se a quien quiere engañar. La Xtrail tiene menos espacio interior y comodidad para pasajeros que un Sentra, Bora, Cruze, etc. Cualquier espacio «adicional» es por la altura extra en la trasera… que solo usan para las bolsas del super o llevar algo que tambien cabria en la mayoria de cajuelas normales.

    Si lo que queria era maximo espacio y comodidad para su familia, ademas de buen consumo, se hubiera comprado una minivan usada… pero claro, no hubiera sido algo «fashion» en el cafe con las amigas o en su trabajo. Ahora su «solucion» es perder 50-75 mil pesos al terminar todo lo que planea, para «ahorrar».

    Y claro, como siempre, el gobierno tiene la culpa de todo. TODO. 100%. Nunca la sociedad. Al menos eso escucho y leo cada año: «Pueblo bueno, gobierno malo»… caray, nuestro pais tiene puros gobernantes de importacion, ninguno es de origen nacional.

    • y quien le reclama al gobierno las horas que hay que quemar de gasolina por sus obras, o que si la coca descarga sus refrescos se estaciona en doble y triple fila y ahi uno va a vuelta de rueda quemando gasolina

  7. Es un punto interesante. El mexciano, como mal consumidor, siempre se va a cambiar el oro por espejos: le interesa más la imagen que la funcionalidad de un coche.

    La compra de la casa y de un vehículo, comúnmente son dos inversiones fuertes que realiza el mexicano promedio pero, ¿por qué la insistencia de invertir mal a la hora de adquirir el coche?

    Porque no solo es el costo de la gasolina: hay que incluir el costo de tenencias e impuestos, seguro, mantenimiento, verificación, etc. Obvio que los costos son proporcionales al valor del vehículo y su comportamiento estadístico.

    Hay quienes prefieren comprar un vehículo ilegal o chocolate, «porque les alcanza»; pero ya viendo el costo de operación, terminan pagando mucho más que de haber adquirido un vehículo usado nacional. Muchas veces termina perdiendo el coche por robo, accidente o por daños motrices: no son susceptibles de aseguramiento, pocas refacciones, etc. (este es un nicho del mercado de partes robadas, pues se compran piezas «bara-bara» en desgüesaderos de dudosa reputación)

    Invertir en un coche nuevo, puede sonar chocante. Sin embargo, no es la misma tecnología de un modelo 1999 a uno 2009, por ejemplo. La mayoría de vehículos de gama media, son eficientes en combustible y mantenimiento. Por eso, conviene renovar el coche después de 5 años de uso; dicho coche podrá ser adquirido por alguien que lo necesite, y así sucesivamente.

    Me parece que el mexicano debe actualizar su forma de pensar (aquí incluyo, por supuesto, a los especialistas del periodismo automovilístico): Un coche lujoso y grandote, no siempre es eficiente y no siempre vale lo que cuesta.

    En diversas revistas y foros del ramo automovilístico, es cansado leer las miles de flores y halagos y alabanzas que vierten a vehículos grandotes y lujosos; pero maliciosamente omiten explicar, pues, cuál es el costo de mantener un coche de esas características.

    El cambio de pensar, debe ser en el sentido, de valorar, primero, si es realmente necesario adquirir el coche; luego, cuál será su uso (es tragicómico ver a inconcientes individuos en megacamionetas, que viajan solos y ocupan el espacio de estacionar de dos compactos!!!); y cuál es la eficiencia y costo.

    Yo me tardé meses en decidirme a comprar mi primer coche nuevo. Ya al cambiarlo, el tiempo de análisis fue menor, porque ya había más información y mejores ofertas.

    Ya basta del mexicano que cambia el oro por espejos. Bienvenido el mexicano responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *