La ola de los cuatro cilindros

Ola de 4 cilindrosLos consumidores mexicanos de automóviles están por ingresar a la “ola de los cuatro cilindros” ante el aumento a los precios de la gasolina en Estados Unidos y también en México, aunque en este los ajustes se están dando de manera mensual.

La “ola de los cuatro cilindros” está siendo un fenómeno de compra de vehículos automotores de baja cilindrada como los 1.6 litros que comercializan Ford, Peugeot, Honda, GM y otros fabricantes e importadores.
Expertos de PEMEX (la empresa estatal mexicana dominadora de la extracción y comercialización del petróleo) opinan que las reservas de gasolina para automóviles cada vez bajan más y les resulta difícil y costoso el proceso de traerla desde el estado de Texas a las principales plazas consumidoras como el Distrito Federal, Guadalajara y al sureste mexicano.
Ante el precio mundial del petróleo que estará oscilando en este verano los 60 dólares por barril, los precios de la gasolina en Estados Unidos se han elevado tanto que cientos de miles de automovilistas están prefiriendo dejar el auto en casa y tomar el colectivo.

Para cubrir la demanda nacional del nuevo combustible Premium UBA (ultra baja emisión de azufre), PEMEX Refinación producirá 30 mil barriles diarios e importará alrededor de 90 mil barriles al día.

La gasolina regular cuesta $3.23 USD, precio que se incrementó por el Día Memorial en la Unión Americana.
Sin embargo, en México, país productor de petróleo pero cuyas reservas han bajado considerablemente, la gente pareciera no estar tan preocupada por el aumento mensual a las gasolinas Magna y Premium que se expende arriba de los 6 pesos y 9 pesos respectivamente.
No así es en las agencias donde se espera que en los próximos dos años la demanda de vehículos de cuatro cilindros y bajo consumo de combustible vaya en aumento.
Ciertamente la compra de autos pequeños de baja cilindrada, o subcompactos, ha bajado de enero a abril según reportes de la asociación del ramo AMIA. La gente que adquiere un vehículo nuevo y que no sobre pasa el millón de compradores en un país de 102 millones de habitantes, se inclina más por las unidades de cuatro cilindros pero con capacidad de motor de 2.0 a 2.5 litros como es el caso del Sentra de Nissan, el viejo Jetta de VW y el Stratus de Chrysler.
Pero gente más consciente de lo que representará al corto plazo el desabasto de gasolina importada de Estados Unidos, está optando por motores de 1.4 ó 1.6 litros que rinden hasta 16 kilómetros por litro.

Las ventas de gasolinas automotrices en la República Mexicana se ubicaron en 738 mil 100 barriles diarios, volumen que representó un incremento de seis por ciento comparado con igual lapso de 2006: Pemex. 
Estados Unidos dedicará más sus esfuerzos en dos años a producir etanol que gasolina. Y Mëxico deberá hacer algo similar si no quiere dejar paralizados los autos en las calles, con un parque vehicular cercano a los 20 millones de automotores en todo el país.

Léa también

Chevrolet Beat 2019 con problemas en el software de la pantalla

Si usted observa que la pantalla de su Chevrolet Beat recién nuevecito comienza a parpadear, …

2 Comentarios

  1. Buen dia Cesar, tenia curiosidad de cual era la primera nota y me encontre con esta, ya tiene ratoo jeje imaginar que la gasolina costaba $6 pesos uyyyy que tiempos jeje pasando a los carros fijate que el 10 de febrero di el enganche para un tsuru GS1 2012 y aun hoy 19 de febrero no me lo dan que porque no hay, fui a la agencia Autocom chapultec de morelia y me comentan que posiblemente no me llegue 2012 sino 2013, el detalle es que se me hace muy caro le aumentaron mas de 5 mil pesos, tu crees que ya no lleguen 2012??? gracias y felicidades por tu pagina y x tu primera nota

    • Armando, llevamos ya cinco años con esta página y de 500 visitas el primer mes ahora estamos en 198,500. Hemos avanzado gracias a ustedes, los lectores. Mira, debes buscar tu Tsuru en otra agencia porque está raro eso de que ya no hay más. Por supuesto que lo encontrarás en otras agencias. Búscalo.

      César Roy Ocotla
      Editor de Al Volante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *