Sergio Pérez realmente en duda para Valencia

El piloto mexicano Sergio Pérez no tiene aún segura su participación para el Gran Premio de Europa en Valencia, España, el domingo. Él deberá de sentarse el viernes en el Sauber C30, que tendrá algunas modificaciones, y esperar no sentir los mareos característicos de una contusión cerebral. Peter Sauber ya tiene al español Pedro de la Rosa con el nomex listo para saltar a la pista.

Sergio, todavía en veremos para Valencia (Foto Sauber).

Sergio ha recibido en Guadalajara a un fisico-terapeuta que lo ha sometido a algunos ejercicios, ninguno, claro, parecido a lo que es ir a 300 kilómetros por hora contra la fuerza de gravedad.

Pérez sufrió un fuerte, muy fuerte, accidente en la calificación del Gran Premio de Mónaco. Tuvo contusión cerebral y quedó hospitalizado cuatro días. Cuando quiso correr para el Gran Premio de Canadá se bajó del auto porque él mismo reconoció que no podía correr porque sentía mareos.

Ahora dice sentirse bien para correr en Valencia, circuito que conoce. Pero la realidad de su rehabilitación será cuando tome el volante y gire en el trazado de 5.4 kilómetros en el puerto industrial español.

El fenómeno periodístico que ha persistido es la insistencia de los medios por mandar a Sergio a la pista lo antes posible, aún cuando se dice que se preocupan por su salud.

Es perfectamente entendible el cúmulo de intereses que se conjuntan para que el piloto mexicano regrese cuanto antes a la Fórmula Uno. Pero ninguno como el saber esperar si Sergio quedará bien luego de ese fuerte accidente.

Pareciera que el efecto de una contunsión cerebral no ha quedado entendido por todas esas personas que desean, empujan, hacia el retorno de Pérez a las pistas. Los efectos se han sentido desde las vísperas del Gran Premio de Canadá, en Montreal.

Sergio se someterá nuevamente en Valencia a las fuerzas G. A la necesidad de empujar a su muslo de la pierna derecha, la que se lastimó en Mónaco, a 80 kilos de presión para frenar en una de esas curvas peligrosas del trazado español.

Cualquier deportista sabe que lo que mantiene a un piloto en forma es el acondicionamiento físico. Habrá que saber a qué pruebas ha sometido el físico-terapeuta de Sergio al piloto tapatío. Y si estas serán suficientes para tener a un Pérez rehabilitado el viernes.

La presión es mucha. Las páginas de publicidad de los patrocinadores siguen pendientes o fluyendo con un «Vamos Checo». Pero nada es más importante que evitar otro fuerte accidente de Sergio por no correr en sus perfectos cabales.

Léa también

WRC 20 Rally de Monte Carlo.– Inicia Sébastien Ogier (Toyota Yaris WRC) dominando las primeras jornadas

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Ha iniciado el Campeonato Mundial de Rallies 2020 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *