Hoy martes, sepelio de «Nanán» Solana en Panteón Francés

Hoy martes 23 a las 13.30 horas se llevará a cabo la misa de cuerpo presente y sepelio del piloto mexicano Hernando «Nanán» Solana en el Panteón Francés de Legaria y Río San Joaquín, informaron familiares de quien falleciera el sábado 20 durante una de las etapas del Rally Chihuahua Express junto con Heberto García, ambos tripulantes del Chevrolet Corvette.

Último adiós a «Nanán» Solana (Foto cortesía J. Solana).

Rocío, su esposa, y su hijo José Solana, finalmente lograron que ayer lunes por la noche les fuera entregado el cuerpo de Hernán el cual llegó al aeropuerto capitalino alrededor de las ocho y treinta de la noche.

La familia informó a alvolante.info que hoy martes 23, a las 13.30 horas, se llevará a cabo una misa de cuerpo presente en el Panteón Francés ubicado en calzada Legaria casi esquina con Río San Joaquín, al norte de la ciudad.

Posterior a la misa se efectuará el cortejo fúnebre dentro de las mismas instalaciones.

Este será el último adiós a quien fuera una gran figura dentro del automovilismo mexicano. El hermano de uno de los tres grandes hombres que ha dado el deporte motor en México, Moisés Solana Arciniega.

«Nanán», como se le conocía en el ambiente de las carreras en México, supo sembrar muchísimas amistades y cosechar su cariño día a día. Todo por su entera forma de ser, un caballero en toda la extensión de la palabra, un apasionado de verdad en los automóviles, desde su concepción hasta el manejo personal que le gustaba hacer de ellos.

Este respetable hombre, de una integridad absoluta, será despedido hoy por quienes en vida le ofrecimos nuestro cariño, gratitud y reconocimiento por su labor en pro del automovilismo mexicano.

Hombre decente, Hernán Solana siempre tenía un consejo para quien se acercara a él. De una visión muy amplia, hombre recto, gran padre de familia, supo generar junto con su inseparable Rocío, a dos grandes hijos, Pepe y Rocío, ahora unida con César Moreno, enseñándoles los valores de la vida y de la honestidad.

En las pistas era todo un compañero. Se inclinó por los rallies avanzados los 50 años de edad, porque sentía que allí se divertía un poco, pero seguía en la velocidad, el mundo que nunca lo abandonó.

Año con año en Huixquilucan se deleitaba con saludar a amigos y ver coches y platicar con sus dueños. De mirada afable, pero más de una gran bonhomía en su caracter, gustaba de la discreción como forma de vida.

Hizo su propia sombra, la de Hernán Solana. Y hoy se lleva la gratitud, el aplauso y el gran, gran cariño, de muchos que lo quisimos en vida.

Reconfortamiento para su familia toda… y para los familiares también de Carlos García, el otro muchacho que perdió la vida un día antes que «Nanán» y de Heberto García, el piloto y gran amigo de Hernán.

Léa también

WRC 20 Rally de Monte Carlo.– Inicia Sébastien Ogier (Toyota Yaris WRC) dominando las primeras jornadas

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Ha iniciado el Campeonato Mundial de Rallies 2020 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *