F1 18.– Bahrein y China demuestran que el máximo circo entra en una nueva era

Por Gabriel Covelli   

Del Gran Premio de China lo primero que debemos visualizar es la imperdonable acción de Sebastian Vettel sobre su compañero Kimi Raikkonen, ambos de la Scuderia Ferrari, que con ese movimiento que efectúo el germano sobre el finlandés, les hizo perder a ambos, no solo la trayectoria ideal de ese complejo de curvas (adelantaron el vértice de la primera de las cuatro que lo forman), sino además obligó a Kimi levantar el pie del acelerador para no verse envueltos, ¡otra vez! en una eliminación de ambos monoplazas Ferrari. De suerte no perdió Vettel el liderato pero si Raikkonen se vio madrugado por Valtteri Bottas, por Max Verstappen y casi por Lewis Hamilton.

Otra historia se hubiera escrito si los dos Ferrari salieran de dicho complejo sin importar quien de los dos quedara al frente y de ahí ambos pilotos controlar la carrera, estaban todavía  por recorrer 56 vueltas. ¿Que le pasa a Vettel, no soporta que Raikkonen arranque mejor que él? Solo hay que recordar, el año pasado, casi la misma escena en Singapur.

¿Qué pasa con Lewis Hamilton, tiene que estar pidiendo información cada rato a su ingeniero?, ¿no puede llevar en la mente su propia estrategia? Quien sabe, pero ahora Valtteri Bottas le marcó el camino, ¿lo soportará?.

Pero los maestros en estrategia son los de Red Bull, se arriesgaron con conocimiento y en una segunda detención en pits montaron neumáticos, en ambos monoplazas RB14 motores Renault (bautizados TAG Heuer), suaves para las 25 vueltas restantes, suficientes para llevar un ritmo demoledor y vencer a los W09 alemanes y los SF71H italianos.

Como Schumacher en su tiempo, Verstappen conserva el ímpetu.

Con esta demostración de la competitividad de los chasises de Red Bull y las nuevas Unidades de Potencia Renault, el equipo austriaco se suma a la lucha con dos grandes, Mercedes y Ferrari, mientras que McLaren y Renault (como equipo), se agregan a la lucha por el cuarto puesto en la tabla de Constructores.

El resultado: el extraordinario triunfo de un implacable Daniel Ricciardo aunado a las acciones agresivas de su compañero Max Verstappen, muy criticado por los que se olvidan cuando del ímpetu de Michael Schumacher cuando llegó a la F1 en 1991 y se confrontaba con Ayrton Senna, o el mismo Senna con Prost y así ha sido con las mejores promesas que arriban a la máxima categoría.

Estamos a la expectativa de lo que nos ofrezca el Gran Premio de Azerbayan, los días 27, 28 y 29 de la próxima semana, pero antes analizaremos los elementos de las Unidades de Potencia que han sido sustituidas en algunos monoplazas después de esta tercera prueba.

 

 

Léa también

WRC 19 Rally Turquía.– Ogier y Lappi hacen el 1-2 para Citroën C3

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla Ha concluído el Rally de Turquía, décima fecha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *