Derrumba 40% ventas autos abril; Economía, influenzada

Las ventas de automóviles y camiones ligeros en México se cayeron en abril 40%, el peor derrumbe del sector automotriz al que la Secretaría de Economía ha dejado a su libre suerte sin apoyos sustanciales, sin incentivar al mercado interno que se va en picada al decrecimiento y sin tomar decisiones estratégicas.

nissan-tsuru-2009

El registro de las asociaciones del ramo es de 38.2% menos ventas en abril de este año en comparación con el mismo mes del año pasado. Ni el periodo de vacaciones y la semana trágica de la aparición de la influenza aH1N1 en México fueron todos los factores determinantes: El descuido gubernamental a lo que atraviesa la industria automotriz es el detonante del problema. Mientras en otros países los gobiernos salvan a su industria porque representan miles de empleos para su pueblo, en México la Secretaría de Economía y la Secretaria de Hacienda le toman el pelo al sector.

Las ventas que se dejaron de hacer el pasado mes representan 31,709 unidades, lo que ha provocado que haya marcas que registraron bajas de un 50 a 55%, cifras graves que representan un retroceso de 11 años en esta industria que es la más multiplicadora de empleos en el país al ocupar directa e indirectamente a un millón de personas.

(España en su sector automotriz da ocupación a 330,000 empleados y ha decretado el Plan E para incentivar a la industria y evitar el colapso. Aquí no).

La Secretaría de Economía tiene al frente a un individuo que debería estar consciente de la debacle automotriz. Pero parece que no escucha, que no ve, que no toma decisiones. Envía a sus «expertos» a las pocas juntas intersecretariales quienes mueven la cabeza diciendo «sí», pero llegan a sus oficinas y ¿qué hacen?

Gerardo Ruiz Mateos fue un ejecutivo del sector. Luego ingresó a la politica como el recaudador de fondos para la campaña de Felipe Calderón. Y en ese estatus se quedó. Ahora su jefe lo nombra secretario, pero el puesto le queda muy grande. No da el tamaño y es el responsable de la debacle en la producción y venta de autos en el país.

Según las cifras acumuladas de enero a abril, el comportamiento fue el siguiente:

«Al cierre del cuarto mes del año en curso, respecto al lapso homónimo de 2008, las marcas con las peores caídas fueron Jaguar (84.8%), Lincoln (78.2%) y Volvo (74.6%); mientras que solamente tres obtuvieron resultados positivos: Smart 34.8, Seat 20.6 y Acura 5.5%.

«En cuanto a lo que va de 2009, Volvo, Lincoln y Land Rover fueron las marcas que sufrieron las principales caídas de 56.7, 55.6 y 44.3%, respectivamente; en cambio, las únicas tres marcas con números negros fueron Acura (36.6), Seat (3.8) y Smart (3.3%).»

El Tsuru sigue siendo en abril el auto más vendido en México.

«Una vez más, todos los segmentos de vehículos se contrajeron: Camiones pesados con 321 unidades menos (-77.5%); lujo, 1,654 (-44.2%); subcompactos, 10,836 (-44%); usos múltiples, 7,169 (-40.4%); camiones ligeros, 6,528 (-36.3%); deportivos, 176 (31.6%) y compactos, 4,998 (-27.9%)», dice AMDA.

Hace nueve meses en una de las primeras reuniones de la Secretaría de Economía con las asociaciones INA, AMDA y AMIA, el Ing. Agustín Ríos, presidente de la Industria Nacional de Autopartes, dijo que si el gobierno no tomaba medidas urgentes, el sector iba a perder de inmediato, abriendo el año 2009 unos 35,000 puestos de trabajo. Este fenómeno ya se vive. Economía no hizo nada. Hacienda anunció una serie de medidas que no fueron suficientes, algunos las consideraron una burla. «2,000 millones de pesos para rescatar a todo el sector manufacturero nacional no fue nada. Cuatro meses después de su «espectacular anuncio de rescate» el gobierno todavía está por definir a quién le va a dar el dinero. Algunos ya lo recibieron, no fue suficiente. El sector reconoció que el gobierno no tenía dinero. ¿Por qué no lo dijo claramente? Le jugaron al vivo y le tomaron el pelo al sector.

Luego de este derrumbe sigue el cierre de plantas y el despido masivo de más de 40,000 trabajadores entre plantas armadoras, autopartes y distribuidores, lo que está por verse.

 

 

Léa también

Los autos más producidos en México en 2019; bajó la manufactura 4.6% con 3´729,304 unidades

México cerró el año 2019 con una producción de autos y camionetas de 3´729,304 unidades …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *