La industria produce con menores estándares de calidad en AL

Un Nissan Tsuru que se desbarata a cualquier impacto. Un Chevrolet Matiz al que le suena toda la carrocería a los dos años de uso. Un VW Gol que no pasaría las pruebas europeas de medición de contaminantes por su viejo motor. Un Nissan Tiida, o el March, o el Versa que no tienen parachoques trasero. Un Chevrolet Aveo al que le esconden los “recalls” para no hacerle mala publicidad al auto más vendido en México… ¿Cuál se las grandes productoras se salva de ofrecer en América Latina estándares de calidad iguales a los que se ofertan en Europa? Nissan, General Motors, Volkswagen, están en la lista de los no cumplidos. ¿Quién sigue?

Chevrolet Aveo Latin NCAP

Impacto de Latin NCAP al Chevrolet Aveo que se produce en AL (Fotos Latin NCAP).

Cuando uno como automovilista analiza los casos que arriba hemos explicado (mala calidad de los productos que no nos van a salvar la vida, motores obsoletos que nos van a salir caros en el consumo de gasolina), llega al punto de la desesperación porque se da cuenta que, al pasar de los años, esto ha sido siempre, solo que hasta ahora nos damos cuenta. ¡Qué decepción! Pero lo peor es que la industria de grandes volúmenes en México o en otro país de la región latinoamericana, esa que generan Nissan, General Motors o Volkswagen u otra marca, nos ha machacado año con año que ellos producen con calidad, que su objetivo es la plena satisfacción del cliente. ¡Qué sarta de mentiras nos han vendido en la publicidad y en su red de complicidades periodísticas!

Está comprobado: La industria automotriz, esas marcas que hemos mencionado, producen con un estandar de calidad para México y América Latina y ¡con otro estandar para Estados Unidos y Europa! Quiere decir que tienen compradores de segunda acá y de primera allá. 

¿A quién acude el automovilista para salvarse de esta corrupción empresarial que se oculta atrás de la producción industrial deficiente? A las leyes. Pero resulta que estas no van a sancionar a la industria, a la marca, porque se requieren requisitos imposibles de cumplir para la sanción administrativa contra las marcas. Ejemplo: La Procuraduría Federal del Consumidor de México, exige que el cliente que reclama una deficiente caja de cambios Powershift en su vehículo Ford, tiene que llevar por escrito el reconocimiento de la marca de que su transmisión puede fallar o falla.

Latin NCAP Nissan Tiida 2015

Nissan Tiida, dos veces probado. ¿Qué pasa con los impactos traseros?

Y si usted se ampara en las normas que establecen los gobiernos para exigir a la industria el cumplimiento de medidas de seguridad en el automóvil, como bolsas de aire o frenos ABS como mínimo (ya ni hablar del sistema de control de estabilidad que es el que le puede realmente salvar la vida en caso de perder el control), estas reglas gubernamentales no dicen que la industria deba cumplir con esos implementos en sus automóviles. Son normas laxas, a la medida de la industria, la que, dice el gobierno, le da de comer al país. ¿Entonces?

Existen instancias como El Poder del Consumidor (ONG, Organización No Gubernamental, en México) y la probadora de los autos que se venden en América Latina, Latin NCAP, que están a prueba para dar un paso más a lo que no debe ser una actividad que caiga en el burocratismo en nuestros países, o que terminen vendiéndose al mejor postor: Las marcas. Estemos al pendiente de su labor.

Pero si no, será el tiempo en que los automovilistas se organicen en instancias independientes, libres del yugo de los gobiernos, para dar el siguiente paso.

Léa también

Al Volante cumple ocho años

Este martes 26 de mayo la página Al Volante cumple sus primeros ocho años en …

19 Comentarios

  1. Tampoco se pueden pedir milagros, los autos mas baratos en EUA o Europa no cuesta menos de $200 mil pesos en su versión base. En los mercados emergentes la mayoria no puede pagar esos precios y por eso se mantienen plataformas viejas, baja los estandares de calidad o se diseñan autos especificos que solo se venden ahí.

  2. MIGUEL BALLESTEROS

    Podran hablar de los Peugeot (que son malos o “x” razon) pero en cuestion de seguridad mis respetos y les doy un 10, yo tengo un 207 y la verdad me fui por ese auto por la seguridad activa y pasiva que traen como todo auto europeo, otras marcas Nissan,VW,Chevrolet por el precio que me costo mi 207 tienen autos sin ninguna seguridad (no ABS, no Bolsas de Aire, no Parachoques, no estabilidad , etc) y la verdad bye con ellos que venden autos de mucha probabilidad de sufrir gravemente a la hora de un percancer, no entiendo como el gobierno mexicano sigue permitiendo que vendan esos autos (caros y sin seguridad) y lo peor que son los mas vendidos.. ¿AGUAS mexicanos con lo que compran? lo principal que hay que ver en un Auto es la SEGURIDAD..piensa en ti y en tu familia. Saludos

  3. En este tema hay que agradecer a las pocas marcas accesibles que traen todos sus modelos por lo menos con frenos ABS y bolsas de aire: Toyota, Mitsubishi (a excepción este año de una versión del Mirage), Suzuki, Honda (del Fit tengo mis dudas por eso de la barra parachoques, pero cumple), Peugeot, Fiat, Mazda, Kia y Seat.
    A estas marcas nadie los obliga a cumplir con el mínimo ético de seguridad para sus clientes, sin embargo lo hacen, y son las marcas a las que yo apoyo con mis compras y recomendaciones.
    Deberíamos castigar a las marcas que diluyen sus productos para México evitando siquiera acercarse a sus distribuidores, pero hace falta mucha información para el público general que no tiene idea de la utilidad del equipo de seguridad que no se alcanza a ver a simple vista y de las calificaciones en pruebas de choque.

  4. cesar, el march subio de 2 a 4 estrellas en las pruebas de choque, crees que nissan haya mejorado la calidad del acero? a mi se me hace muy sospechoso ese incremento de calificacion.

    escuche que la version probada era hecha en brasil, sera que el acero usado en mexico es aun de menos calidad al brasileño?

    • Lic, creo que Latin NCAP debe dar una respuesta a esta pregunta. Se la vamos a mandar y vamos a subir la nota sobre el March.

    • Lo mas probable es que efectivamente el March brasileño esté fabricado con acero de mayor resistencia que el March mexicano. El March brasileño también tiene parachoques trasero, que el mexicano no tiene, lo cual da lugar para sospechas. LatinNCAP ya dijo que el resultado del March brasileño no se puede aplicar al modelo mexicano hasta que se le realicen nuevas pruebas de choque.

  5. Felicito a Alvolante por hacer estos señalamientos tan oportunos, tan necesarios y tan valientes.

    Esto sí es periodismo de verdad, informando y provocando la sana reflexión y no como hacen otros medios mucho más poderosos que en vez de informar se dedican a distraer y a embrutecer al pueblo.

    Es realmente vergonzoso que las armadoras engañen y defrauden. Uno no está comprando un juguete, uno está comprando un automóvil que representa miles de pesos y años de deuda. No es cualquier cosa.

    Es vergonzoso que un automóvil moderno sea entregado con fallas tan importantes como una caja de velocidad defectuosa. Uno pensaría que después de décadas de evolución se lograrían autos confiables, pero con el ánimo de incrementar las utilidades se abusa del consumidor y de paso se explota al trabajador en las plantas.

    Las armadoras son las más culpables de esto porque hay un concepto llamado ética profesional y responsabilidad social, el cual violan en todo momento que engañan y defraudan.

    El primer responsable es el fabricante porque viola los principios de toda empresa.

    Después viene el Gobierno, porque no cumple su trabajo de vigilar el cumplimiento de la ley-

    Al final el consumidor, porque no castiga a los malos empresarios sino que les sigue comprando sus productos dudosos.

    Un auto moderno con fallas en la caja de velocidad? Vergonzoso que suceda en el 2015, no estamos en los años 70!

  6. A ver a ver , creo aqui hay dos tipos de personas los que pueden economicamente y los que hacen el esfuerzo por tener un vehiculo para salir con la familia, si se compran es porque es lo que el mexicano tiene en promedio para pagar, porque si vamos por comprar el modelo equipado, creo mucha gente en este foro daria la razoin que por el precio que paga un spark equipado mejor hace un esfuerzo extra y se compra un carro mejor con esa cantidad, el problema en realidad es que las concesionarias ya no deverian vender esos modelos o en su defecto venderlos con elementos de seguridad desde el modelo mas basico o sus flotillas que son igual una buena tajada de sus ventas, y si no diganme que combi urbana donde uno viaje como pasajero use bolsas de aire para pasajeros y ahi no solo juegan con la vida de una persona sino de varias, asi que esas personas que tienen el dinero lo que deverian de hacer es no comprar esos modelos equipados porque igual y saben que no es el precio que deben pagar por esos modelos y no son ni por risa comparables aunque sea en carroceria a los que llevan a paises de primer mundo.

  7. vean al lancer 2.0L..muy buen precio, ensamblado en japon con todo el equipamiento imaginable y que le pasa en mexico ?

    casi nadie sabe que existe. todos terminan pagando lo mismo por un versa o un jetta con su motor viejisimo.

    en mexico existe un dicho que la mayoria de las veces hace mucho daño…”mas vale malo por conocido qye bueno por conocer”

    la VW y nissan hacen lo que quieren con esa mentalidad.

  8. Seamos objetivos:
    La jodides en México es mucha y la gente compra los más barato.
    Por otro lado la gente no exige nada.
    Las automotrices venden carros garrientos a precios muy altos, aprovechan la mansedumbre mexicana y la corrupción gubernamental.
    Esto tiene ya tiempo, los chevy de GM al ser chocados con un pequeño golpecito, quedan hechos un acordeón.
    Nos importa un comino la seguridad propia y del prójimo.
    ¿Por que los que usan ganchos para remolque no se los quitan después usarlos? ¿Acaso no saben que pueden lastimar a una persona o dañar un vehículo?
    Somos un desastre en materia de movilidad y no le echemos la culpa a que somos 120,000,000 de mexicanos, en Japón son más y son civilizados.
    como vemos, México es todo un caso en movilidad que nadie se anima a resolver, solo haciendo lo que a cada uno nos toca podrá haber un cambio, desde respetar las normas de transito hasta exigiendo los mecanismos básicos de seguridad.
    De cada uno depende un país de tercera o de primera.
    Gracias

  9. HECTOR M. LOZANO.

    totalmente de acuerdo, las armadoras estan bajando la calidad de los autos, para ofrecer un mejor precio, motorizaciones obsoletas, pero el consumidor tendra que aprender, a costa de sufrir, que es lo que le ofece uno y que le ofrace el otro, desafortunadamente cuando se da un problema, no hay quien defienda al consumidor, por esto quienes sepan del tema asesoren a sus familiares y amigos, y enseñenles a comparar caracterisicas tecnicas de un auto y de otro, asi iniciaremos una cultura, de compra de un auto, cuando el consumidor madure, (esto con el paso de los años), las armadoras tendran que dar mejor calidad.
    otra opcion es seguir leyendo AL VOLANTE.

  10. Ahora con el apagón analógico ahora si podemos derrocar este gobierno y arreglar las cosas que están mal ya no hay novelas hay mucho tiempo libre se animan…

  11. Esta situacion es totalmente cierta, desde mis punto de vista hay 3 culpables, el orden es discutible.

    Gobierno
    Armadora
    Consumidor

    Para mi, el consumidor es el mas culpable de los 3, por que aunque el gobierno no obligue a las marcas a ciertos estándares, si que hay opciones en el mercado que cumplen con los mas altos niveles de seguridad, pero el consumidor DESINFORMADO, prefiere “espejitos”

    Después vienen las armadoras, menos culpables por que a final de cuentas lo de ellas es un NEGOCIO, y hay dos principios básicos en cualquier negocio, 1. Ofecer lo que el consumidor busca (espejitos, cero interés por la seguridad) y 2. Rentabilidad (Que se logra bajando los costos de produccion, y vaya!, en México el consumidor se pone de pechito), dudo que alguna armadora esté “libre de pecado”, y si alguna cree estarlo que tire la primera piedra, por que Honda con sus parachoques el Fit, Toyota aceleradores, Chevrolet y sus incontables recall… y la lista sigue.

    Y también el gobierno, que teniendo “el poder” de regular el asunto, prefiere mantenerse al margen, no ganarse la impopularidad de someter a tales normas ni a armadoras ni a consumidores y se salen de la jugada, por otro lado el poder adquisitivo del consumidor promedio bien pudiera ser responsabilidad del gobierno, y dicho sea de paso los altos estandares de seguridad también vienen acompañados de altos costos.

    Al final, el poder está en el consumidor, si nos informaramos, si dejaramos de comprar “basuritas”, si dieramos importancia a lo que realmente la tiene, las armadoras no tendrían otra que ofrecer tal cosa, pero no, como siempre, sentados esperando a que otro (el gobierno) nos eduque y nos enseñe a ser consumidores responsables.

    • Completamente de acuerdo con tu comentario.

      Los consumidores somos los principales culpables por comprar autos baratos que no cumplen con los mínimos requisitos de seguridad. Una cosa es que las OEMs ofrezcan sus productos de segunda en México y otra muy distinta es que nosotros los aceptemos y los compremos.

      Pasa igual con los autos basura importados de EE. UU. Si los dejamos de comprar el gobierno no tiene porqué meterse en estos asuntos.

      @César: creo que sería importante diferenciar entre calidad y bajas especificaciones. El Jetta A4 es un modelo que yo aborrezco por su motor del milenio pasado y su baja tecnología, sin embargo cuando los he manejado parecen estar hechos con partes y mano de obra de buena calidad.

      El problema es que autos como estos (Clásico, i10, Versa, Tsuru, Aveo y Gol incluidos) están diseñados para ser baratos, por los que se les quita todo lo que no es esencial y no impacta la estética. Lo primero que se les ocurre es lo que los consumidores latinoamericanos menos vemos: seguridad. Después le agregan “juguetes” como Bluetooth, encendido mediante botón y otros gadgets para hacerlos pasar por productos de alta tecnología.

      Al final, todo nos lleva al mismo punto: Ellos nos venden lo que nosotros pedimos y eso es un auto que parezca más grande y caro de lo que cuesta sin importar rendimiento, seguridad, durabilidad o manejo.

  12. Es un engaño a medias creo yo.
    Hace pocos días, Al Volante publicó un artículo que hablaba del poco interés del consumidor por conocer los aditamentos en cuestión de seguridad de los vehículos que compraba (https://www.alvolante.info/espaciodelconsumidor/desconoce-el-automovilista-la-seguridad-que-ofrece-el-auto-que-compra-epc/). Los autos más vendidos en México, y supongo que en Latinoamérica, son los que menores estándares de seguridad tienen por ser los más baratos. Si hiciéramos el análisis más profundo, veríamos que la mayoría de los Aveo, March, Tiida, Spark, Grand I10, Tsuru, etc. que se venden son las versiones más básicas (aquellas que no tienen nada de nada). Dudo mucho que los vendedores de autos prefieran vender estas versiones, ellos siempre quieren vender la más equipada por cuestión de comisiones. Es el consumidor quien por ahorrar dinero descuida la seguridad y prefiere el espacio o rendimiento. Ejemplo: En lugar de comprar un Spark con ABS y bolsas de aire, prefiere un Aveo básico. (no digo que el Spark sea lo máximo, pero es preferible el paquete de seguridad y sacrificar un poco de espacio). Así que en conclusión, es una responsabilidad compartida. Mientras nosotros no dejemos de comprar estos autos “pelones”, la industria los seguirá produciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *