Trabaja Volkswagen de México a un tercio de su capacidad

De tres turnos que fueron capaces el año pasado de producir más de 450,000 unidades, la empresa Volkswagen de México con sede en Puebla está trabajando a un tercio de su capacidad instalada con sólo un turno de trabajo para la producción del Jetta y el Beetle, dos modelos que ya no tienen la demanda de antes, informó Otto Lindner, presidente de la empresa en nuestro país.

Sin convocar a la prensa nacional sino sólo a la local en Puebla, la firma alemana reunió a medios con el máximo ejecutivo. Lo que quedó en claro es que van a despedir a los 800 eventuales que tiene la empresa como «colchón» para subir o bajar el ensamble, de acuerdo a la demanda. Como está reducirá este año hasta en un 20%, según ha señalado la asociación del ramo AMIA, pues las firmas automotrices han comenzado a hacer sus previsiones bajando la producción y haciendo paros técnicos que se extenderán en el transcurso del año dependiendo de la situación de las economías de los países donde participan con exportaciones, y también del mercado doméstico que ha ido a la baja.

alvolante.info se enteró, de buena fuente, que Volkswagen de México bajará sensiblemente la producción de camiones, rubro que en enero estará bajando entre 17 y 19% en el mercado mexicano para todas las empresas que producen autobuses y camiones.

Pero no sólo los 800 eventuales pierden su empleo, personal de confianza de las oficinas generales también está padeciendo los recortes, todo con el fin de bajar los costos de producción y dentro de una campaña de austeridad en áreas estratégicas como comercialización, mercadotecnia y publicidad. No sólo en Volkswagen, sino en toda la industria automotriz, aún las importadoras.

Decíamos el año pasado que las marcas que menos padecerían el golpe de la crisis serían Volkswagen y Nissan, en tanto la demanda de sus productos era buena en naciones de Europa y América Latina. Pero la recesión económica ha «contagiado» a más de 10 países que se han declarado en decrecimiento de su Producto Interno Bruto, PIB, por más de tres meses, con Mëxico incluido.

El golpe más fuerte lo llevan los más débiles, los trabajadores. Los eventuales tendrán que buscar empleo en un país que este año tendrá hasta 300 mil despedidos en otras empresas de otros rubros. Otro golpe recae en la fuerza de proveedores que, al no tener demanda en el corredor industrial de Puebla, se verán forzados a realizar paros técnicos, bajar producción de componentes y… despedir gente. El factor multiplicador de la industria automotriz en este caso también lo es para los despidos. De unos 100 proveedores, fácilmente unas 1,000 personas más se verán afectadas y de allí los proveedores de los proveedores, pequeñas y medianas industrias que van a quebrar sin remedio.

El gobierno federal iba a anunciar un plan de apoyo a las empresas manufactureras, pero ante la incapacidad de la Secretaría de Economía para reaccionar ante el negro panorama y la soberbia en Los Pinos para no recibir despúes de un año se andarlo buscando a los representantes de AMDA y AMIA, firmas como VW no saben cómo y por cuánto va a ser el apoyo por parte del sector financiero institucional a través de Nafinsa, organismo que sí va a destinar $10,000 millones de pesos para las financieras de marca a fin que respalden a los consumidores con crédito y no se detenga la demanda de vehículos.

Lo que cabría que preguntar es si el apoyo a la industria automotriz estaba condicionado a evitar los despidos en el sector. ¿Qué sentido tiene destinar recursos públicos a las armadoras si estas de todos modos están despidiendo gente? Es pregunta.

Léa también

WRC 19 Rally de Portugal.– 1-2-3 de Toyota Yaris con Tänak al frente; Benito Guerra, noveno en WRC2

Por Gabriel Covelli y César Roy Ocotla El Rally de Portugal ha abierto formalmente este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *